domingo, 9 de diciembre de 2007

EDITORIALISTAS DE LA JORNADA.


La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno. Éstos son los incuestionables asertos del artículo 39 de la Constitución mexicana. Su vigencia no depende de su inclusión en el texto constitucional. Ni siquiera su ausencia o negación en el propio texto atentarían contra su validez. De ellos resulta que la soberanía es consustancialmente popular.


En la práctica mexicana, el ejercicio de la soberanía popular depende de que el pueblo que la origina la respalde con el poder necesario para defenderla de quienes acechan para socavarla con rapacidad desde el exterior y con ruindad desde el interior. Cuando se acerca a los dos siglos de su existencia como Estado independiente, el pueblo de México no puede sino perseverar en su larga lucha por el pleno ejercicio de su soberanía y contra los depredadores de su democracia, que en los tiempos modernos han devenido en una sola especie: los explotadores del pueblo. Así se explica que el usurpador procura el enriquecimiento de los extranjeros a costa del sufrimiento de las personas, los bienes de la población y el patrimonio de la nación, como hizo al inundar Villahermosa.



Amaga Sindicato Minero con paro nacional



El sindicato de trabajadores mineros informó que realizará un paro nacional para presionar a las autoridades y a una empresa a que resuelvan diversas peticiones que los llevó a estallar huelgas en tres importantes minas hace cuatro meses, algo que el Gobierno considera un chantaje.


''No es una amenaza, puede ser un hecho'', dijo el viernes a la AP Carlos Pavón, secretario de Asuntos Políticos del Sindicato de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de México.
La advertencia ocurre un día después de que el Sindicato, la Secretaría del Trabajo, y Grupo México -uno de los principales productores de cobre del mundo- se reunieron sin lograr avances para concluir las huelgas que afectan a tres minas desde el 30 de julio.
Grupo México, propietaria de las minas, ha dicho que la falta de producción ha causado pérdidas por más de tres millones de dólares diarios.
Con la exigencia de mejores condiciones de seguridad, el Sindicato se puso en huelga en las minas de plata de la ciudad central de Taxco, un yacimiento de zinc en el Estado norteño de Zacatecas y la mayor mina de cobre del país en Cananea, en el Estado de Sonora.




Tras la reunión del jueves, la Secretaría del Trabajo señaló en un comunicado que el Sindicato ha puesto sobre la mesa peticiones que no están vinculadas con las supuestas violaciones a los contratos colectivos de trabajo en materia de seguridad e higiene, con las que sustentaron las huelgas en las minas.
El Sindicato considera que en las tres minas existen condiciones de inseguridad que ponen en riesgo a sus trabajadores y que, en caso de no resolverse, podría suceder algo similar a lo que ocurrió en febrero del 2006 en la mina de carbón Pasta de Conchos, en el Estado norteño de Coahuila, cuando 65 mineros murieron por una explosión subterránea.
''Un paro nacional sería como una medida de presión para que vea la Secretaría (del Trabajo) que no estamos jugando, que no es un juego la vida de los trabajadores o que no se cumplan los contratos colectivos'', dijo Pavón.
Algunos, incluido Grupo México, consideran que la verdadera intención del Sindicato no es resolver las cuestiones de seguridad, sino buscar apoyar a como dé lugar a su líder Napoleón Gómez Urrutia, quien vive en Canadá y es buscado en el país por cargos de corrupción.
''Esta autoridad no acepta chantajes, ni amenazas que pretendan condicionar la atención de los aspectos laborales... con asuntos de diferente índole que no se encuentran en su ámbito de atribuciones resolver'', señaló el jueves la Secretaría del Trabajo.


Pavón dijo que el Sindicato sí apoya a Gómez y el Sindicato les reprochó a las autoridades y a la empresa que ellos busquen afectar a su líder.
Refirió que en los próximos días pondrán a consideración de los miembros del Sindicato la posibilidad del paro nacional, aunque no hay una fecha precisa para reunirse ni para realizar la medida de presión.
El Sindicato Minero dice que agrupa a unos 35,000 trabajadores. El valor anual de la producción del sector minero metalúrgico es de unos 6,800 millones de dólares y emplea a 279,000 personas, según la Cámara


leer mas

ENTREVISTA DEL PRESIDENTE LEGITIMO CON CARMEN ARISTEGUI " DEN CLICK "

La reforma al Cofipe afianza la alianza entre el PRI y el PAN: AMLO


Entrevista al presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, realizada por la periodista Carmen Aristegui en el noticiero Hoy por Hoy, de W Radio

Viernes 07 de diciembre de 2007 México, Distrito Federal

Defensa nacional histórica para defender la soberanía energética de México






EL 18 de noviembre pasado, pese al fragante y primitivo boicot de los multimedias locales, controlados por el neo-sovietismo panista, AMLO lanzó la mayor jugada política en el tablero de ajedrez nacional que marca desde ahora la pauta de dimensiones históricas de lo que será la política nacional.

AMLO deja atrás el monotema del consabido fraude y encabeza la defensa nacional histórica para defender la soberanía energética de México, la cual considera la "última batalla" del México moderno, algo así como lo su segunda independencia.


De cierta manera, la insistencia de AMLO por su movilización pacifista le propinó el golpe de gracia a toda la monotemática del fraude, cuando todas las instancias legales han sido agotadas. Por que la única manera suficiente para superar el encono del fraude no pasa precisamente por la vía pacifista sino por la simple y llana insurrección nacional, al tiempo que coqueteaba con las instancias constitucionales de los poderes Judicial y Legislativo.
Paradójicamente, la disgobernabilidad del calderonismo, un régimen mortinato le ha dado nuevos bríos al movimiento ciudadano masivo que encabeza AMLO con diversos temas candentes que van desde la inseguridad, pasando por el desempleo, hasta la premura para rematar los hidrocarburos.


En realidad, el modelo neoliberal plutocrático de México, que se subsume en su degradación foxiano-calderonista, se encuentra quebrado desde hace un cuarto de siglo, es decir, desde el inicio de la experimentación del modelo globalizador pernicioso que hace agua por doquier.


De la propia confesión de Miguel de la Madrid Hurtado ( salinista), quien, en un acto de lucidez pre-mortem en la ciudad de Puebla, aceptó que el sistema se encontraba paralizado desde hace un cuarto de siglo, es decir, desde el inicio de su propio sexenio grisáceo. En efecto desde hace un cuarto de siglo, México "crece" un mediocre 2 por ciento en promedio: se encuentre el petróleo a 8 dólares el barril, como le sucedió a su fracasado secretario de Patrimonio Nacional, el mal hadado y hoy encargado público de rematar a PEMEX desde la Comisión de Energía del Senado; o se ubique su precio a casi 100 dólares el barril, que no ha sabido aprovechar otro eterno fracasado Jesús Reyes-Heroles González-Garza, el actual director de PEMEX, quien en forma extraña ha sufrido el mayor número de "accidentes" en tan corto tiempo.


Cabe contrastar que el maldito y maldecido por los primitivos medios locales sovietizados, Hugo Chávez esta creciendo este año más del 12 por ciento anual y lleva el mayor crecimiento acumulado de todo el continente americano de los recientes tres años con un 8 por ciento de promedio, gracias a la "carta petrolera", que por cierto desprecia el neoliberalismo conjunto del PRI y el PAN para beneficio exclusivo de las trasnacionales de España y Texas.


En el contexto del gran despliegue de la geopolítica energética global, que ha jugado como nadie el presidente ruso Vladimir Putin, AMLO se suma a una de las grandes jugadas de la estrategia mundial bajo la defensa del petróleo mexicano. Es en este sentido en que habría que colocar su manifiesto energético del 18 de noviembre como la punta de lanza de su "última batalla".
Mas allá de su programa alternativo con una serie de medidas muy factibles para rescatar a PEMEX de las manos de sus peores enemigos, AMLO inició de hecho su nueva campaña presidencial para el 2012, si es que no se adelanta en el 2009, debido a circunstancias estructurales que le serán adversas a Calderón, cuando arrecie a mitad del año entrante la recesión de Estados Unidos que golpeará inevitablemente al tambaleante régimen calderonista, que pretende resolver los principales contenciosos en lo "oscurito" en el Senado con acuerdos cupulares, pero ominosamente de espaldas a la Nación.


Quedan claros los respectivos campos de batalla en el que oscilan los dos Méxicos: 1) el putrefacto sistema político que exige sus exequias apresuradas ("el viejo régimen"), que se ha agazapado en el Senado y que pretende excluir a AMLO para luego enterrar a su movimiento ciudadano; 2) el poder ciudadano en plena efervescencia desde el desafuero que le fue propinado a AMLO por el foxismo y por las mismas fuerzas camarales del PRI y el PAN.
Desde el punto de vista estructural (Léase: la recesión norteamericana y el concomitante marasmo calderonista) los dos años que vienen corren a favor de AMLO, quien no solamente no ha podido ser destruido ni por el desafuero, ni el fraude electoral, ni las micro conspiraciones de alcoba, si no comienza a refortalecerse de nueva cuenta, mientras el fatídico cronograma político corre en contra de la alianza neoliberal del PRI y el PAN ( a la que parecen desear incorporarse algunos sectores de la antigua oposición.)
Sería insensato que los estrategas del putrefacto sistema político mexicano, quienes solamente apuestan al entierro político de AMLO para poder renacer, no se percaten de ello, por lo que les apremia más que nunca poner en remate a PEMEX para intentar salvarse de la hoguera financiera global.


La singular intuición política de AMLO ha percibido correctamente la corriente histórica global que le favorece y el cronograma político local que corre también a su favor en las calles de México, como fue notoria la magna concentración de simpatizantes 16 meses después de su supuesta derrota presidencial.
Si uno se quedase en la falsa geometría cupular (del viejo régimen), AMLO parecería un cadáver viviente. Mucho más cuando se contemplan y se sobredimensionan en los múltimedias sovietizados panistas las deserciones de sus antiguos aliados en el seno del PRD, ya sean gobernadores, senadores, diputados ó dirigentes.
Golpeado sin misericordia por la cúpula del "viejo régimen" AMLO se refugia en su verdadera fuerza matricial: el Poder Ciudadano dispuesto a movilizarse y a capturar el poder bajo el llamado de una gran fuerza telúrica susceptible de sacudir a la nación entera: la defensa de la soberanía energética, lo cual ha sido percibido
correctamente por AMLO quien pintó rotundamente su raya roja al pronunciarse sin equívocos en contra de la privatización que planea la Comisión de Energía del Senado donde pululan los fracasados de antaño de un cuarto de siglo (Labastida, Elizondo, Bueno Torio, etcétera.)

Como era de esperarse la línea roja de los hidrocarburos pintada por AMLO puso de inmediato a la defensiva a toda la fauna de los privatizadores clandestinos y primordialmente al foxiano Jorge Castañeda Gutman (medio hermano del venezolano-israelí Andrés Rosental Gutman, ex director de COMEXI, la entidad entreguista de los hidrocarburos mexicanos a las trasnacionales de España, Texas e Israel), quien en un sicótico artículo en el periódico español El País, filtró que los sectores del PRI que favorecen la privatización clandestina de PEMEX, solicitados por Calderón para repartir las reservas en las profundidades del Golfo de México, se estaban rajando para no darle la carta del "nacionalismo petrolero" a AMLO.

Sea lo que fuere, ya empezó la ultima batalla por los hidrocarburos de México, su segunda independencia nacional: una batalla de destino que definirá al México del Siglo XXI. Esto lo ha entendido perfectamente AMLO quien ya pintó su línea roja al haber percibido la profundidad del "nacionalismo petrolero" que epitomiza el emergente Poder Ciudadano. ¿Se atreverán a transgredir la línea roja a costa de su propio riesgo los privatizadores clandestinos del PRI y el PAN condensados en el Senado y estimulados por los intereses plutocráticos que representan Calderón y Reyes-Heroles?

ROBATON !!