jueves, 10 de enero de 2008

Resistencia

Pedro Echeverría V.

1. Este viernes 11 de enero iniciaremos una caminata de 200 kilómetros, que durará 11 días, a través de poblaciones maiceras y ex henequeneras del oriente del estado de Yucatán, en las que realizaremos mítines. Nuestra salida será de la población de Chemax, por la carretera libre, pasando por Valladolid y "una de las siete maravillas del mundo", Chichén Itzá, para arribar a Mérida el día 21. Pero ésta es una de las muchas actividades que se realizarán el mes de enero en que la Ciudad de México continuará agrupando los actos más contundentes, como el del día 31 que reunirá, por lo menos, dos millones de manifestantes. Se espera que estos actos en toda la nación contribuyan a dar unidad a las luchas de los indígenas, campesinos, obreros y sectores populares, así como a lópezobradoristas, electricistas, telefonistas, mineros, zapatistas, anarquistas y socialdemócratas. Si las teorías políticas tienden a la desunión, esta práctica puede ayudar a unificar.

2. Como en los tiempos de "Foxilandia", un país de la felicidad construido y falsificado con declaraciones del presidente Fox, hoy se pretende reconstruir esa misma nación por su sucesor panista, el ilegítimo presidente Felipe Calderón. Éste, si bien con sus discursos aún no ha llegado a decir que México es un pueblo feliz, ha declarado que es el país del bienestar gracias al TLCAN. Al nuevo rincón del paraíso calderonista se le ha bautizado como "Fecalandia", en honor al primer mandatario que sin prejuicio alguno ha militarizado más de medio país durante un año y ha firmado un Plan México (idéntico al Plan Colombia) con el que ha comenzado ha acusar de "pagados por el narcotráfico" a las decenas de miles de ciudadanos que se manifiestan en la República contra la ocupación militar. Igual que en Colombia se acusa a las FARC de estar ligada a los traficantes, en México se repite esa campaña pero contra quienes protestan.

3. El primero de enero entró en vigor el capítulo agropecuario del TLCAN con el que se termina de dar el golpe definitivo a los 25 millones de campesinos que malvivían de sus tierras. El TLCAN proporcionó enormes riquezas a un puñado de terratenientes o capitalistas agrarios con capacidad para competir y exportar; pero al mismo tiempo destruyó la economía de las comunidades integradas por campesinos pobres que no recibieron apoyos gubernamentales o sólo se les dio limosnas. En tanto los agricultores de EEUU y Canadá han recibido muy fuertes subsidios, en México no se ha otorgado ni la décima parte de aquellos. Calderón ha declarado en cadena nacional que el TLCAN ha beneficiado al país porque la producción del campo ha crecido desde que se firmó, pero de manera tramposa no dice a quién benefició, silencia que los beneficiados son los empresarios agrarios y los especuladores del campo y que los campesinos son cada día más miserables.

4. El primero de enero también entró en vigor el llamado "gasolinazo", anunciado desde tres meses antes, provocando alzas en todos los artículos, particularmente entre los de primera necesidad. Hoy se anuncia una carestía de más del 30 por ciento contra el aumento del salario que fue de menos del 4 (cuatro) por ciento y una "canasta básica del mexicano" –integrada por 42 alimentos y productos de limpieza e higiene personal– que ha subido de precio en 35 por ciento. En diciembre de 2006 una familia requería 818.44 pesos para su adquisición de la "canasta", hoy debe gastar para los mismos artículos mil 103.63 pesos. Esta variación es siete veces superior al incremento que en el mismo periodo tuvieron los salarios contractuales o los que se pagan en la industria manufacturera, que fueron de 4.5 por ciento en promedio, según información de la Procuraduría Federal del Consumidor y del Banco de México, respectivamente.

5. Pero, también a partir de enero el gobierno ha iniciado una gran campaña para privatizar el petróleo y la electricidad. Repite discursivamente el gobierno que no tocará a las empresas, pero desde hace varios años los mismos gobiernos han estado creando y apoyando empresas privadas mexicanas y extranjeras paralelas que han estado arrancando sectores productivos y de comercialización que PEMEX y Comisión Federal de Electricidad (CFE) controlaban. Los obreros no han dejado de realizar fuertes manifestaciones contra la privatización, pero muy poco caso les han hecho porque las empresas privadas paralelas siguen fundándose. ¿Qué pasaría si después de marchar se bloquearan por 24 o 48 horas las carreteras, los bancos y las principales instituciones privadas y de gobierno? Al parecer ya nos han tomado la medida a los manifestantes: nos permiten ocupar la calle durante tres horas mientras ellos se toman sus whiskys.

6. El PAN de Fox y Calderón, es el partido de los empresarios y para los empresarios. Comenzó a tener presencia en 1982 cuando el presidente priísta López Portillo cometió la locura demagógica de estatizar los bancos porque, según dijo, habían saqueado al país y enviado sus millonarios capitales al extranjero. A los pocos días el Consejo Coordinador Empresarial (cuyo presidente era Manuel Clouthier, luego candidato presidencial del PAN) y demás organizaciones poderosas de México ocuparon las calles para condenar al gobierno del PRI y comenzar a agruparse alrededor del PAN. Antes ese partido era casi inexistente, no representaba ni el 10 por ciento de los votos ni menos salía a la calle a protestar. Pero fue durante el gobierno de Carlos Salinas, el corruptísimo y principal introductor del neoliberalismo, el que le entregó parte del poder al PAN como agradecimiento al apoyo que recibió en 1988 para asumir la Presidencia.

7. Lo importante, como lo hemos declarado antes de iniciar nuestra marcha, es que ninguna organización busque "llevar agua a su molino". Que mientras más abierta y plural sea la participación mejores posibilidades hay para que esta justa protesta se haga más numerosa. En cada población cada quien tendrá libertad para manifestar sus puntos de vista, incluso para hacer su propio trabajo, pero siempre buscando acciones unitarias para las acciones siguientes. Lo importante es obligar a los empresarios y al gobierno panista, con la conformación de una gran fuerza, a cancelar las medidas que están dañando la economía y la vida de los sectores medios, pobres y miserables de la población. No será la última ni definitiva actividad por lo que las siguientes dependerán de que lográramos buenos acuerdos en trabajos conjuntos. Esperamos contribuir con esta caminata con un granito de arena en la gran lucha de protesta nacional.

pedroe@cablered.net.mx