viernes, 18 de enero de 2008

SAca la JOrnada el dia de HOy: reunion secreta del Gobierno espurio con la televisión para que le hagan el juego de la privatización de PEMEX


Excluir a la prensa, nueva “comunicación social”


Reunión secreta de Kessel y Reyes Heroles con medios electrónicos
Será el gusto que les provoca la llegada del predilecto a Bucareli, pero lo cierto es que algo falla en la estadística oficial. Cuando menos es lo que se observa en la que se supone más precisa, la del INEGI, porque a últimas fechas la aritmética simple no cuadra en el sector laboral, en el entendido que si se registra cancelación de fuentes de trabajo, obvio es que aumente la tasa de desempleo abierto.
Diciembre de 2007 se caracterizó, precisamente, por la masiva cancelación de puestos de trabajo en el sector formal, alrededor de 200 mil plazas, pero de acuerdo con el INEGI la tasa de desempleo abierto se redujo de 3.46 a 3.4 por ciento en el último mes del año recién concluido. No tiene lógica, a menos que tácitamente el organismo reconozca el rotundo fracaso de la “Presidencia del empleo” y dé por buenas las plazas informales que a raudales se expanden a lo largo y ancho de la República, así sea la de vendedor de chicles o limpiador de parabrisas en las esquinas.
Lo anterior, porque la estadística del IMSS, avalada por la Secretaría del Trabajo, da cuenta de la cancelación de cerca de 200 mil empleos formales en diciembre y, a pesar de ello, la tasa oficial de desempleo se redujo. Para que esta afirmación tuviera cierta congruencia, el sector informal de la economía tendría que haber generado alrededor de 265 mil plazas laborales en igual lapso (incluidas, además de las mencionadas, las de los explotados cerillos en Wal-Mart y demás tiendas de esa naturaleza, payasitos de semáforo y agentes de ventas de Pemex conocidos como lanza fuego) para que las cifras cuadraran.
A lo largo del primer año de la “continuidad”, siempre según la estadística referida, la mayor tasa de desempleo abierto se reportó en febrero (al pasar de 3.98 a 4.02 por ciento de la PEA), un mes en el que el IMSS registró 125 plazas adicionales. Sin embargo, en diciembre pasado se cancelaron casi 200 mil empleos y la tasa de desocupación milagrosamente se redujo, algo similar a lo sucedido en noviembre. ¿Magia de la “continuidad” y su “presidente del empleo”, con tecnología Fox, o “descuido” del INEGI?
De cualquier forma, la estadística oficial reconoce que de diciembre de 2006 a igual mes de 2007 la generación total (formal e informal) de empleos no pasó de 310 mil en términos netos (la mayoría eventuales), un monto por demás alejado del “casi un millón” que desde el micrófono oficial se pregona cotidianamente. Lo que sí rebasa el millón, y holgadamente, es la desocupación abierta, la cual, para efectos oficiales, afecta a un millón 500 mil mexicanos, más casi 3 millones en el subempleo.
Si de “ajustes” se trata, la “reforma” energética (léase privatización) se “negocia” en distintos campos, como el mediático, y en este sentido la “continuidad” ha decidido trabajar con sus privilegiados “aliados naturales”, los medios electrónicos de comunicación. A los colegas de la prensa escrita les han hecho el fuchi, como se confirmó ayer en una “reunión secreta” que funcionarios y jilgueros tuvieron, como se dice en la tele, “en céntrico hotel capitalino”.
Pues bien, la ofendida colegiza envió a México SA el siguiente texto de inconformidad, que reproducimos tal cual:
“La reunión entre funcionarios de la Secretaría de Energía y Petróleos Mexicanos con algunos conductores de Grupo Radio Fórmula como Joaquín López Doriga, Eduardo Ruiz Healy, Ricardo Rocha y José Cárdenas, entre otros, tuvo lugar en el salón industriales del Club de Industriales.
“Los reporteros de medios como Reforma, Financiero, Economista y Notimex, que llegaron al lugar fueron informados por el vocero de Pemex, Carlos Ramírez, que el evento era privado y que ésta sería la primera de una serie de encuentros que realizarán con otras empresas para informar sobre la situación crítica en que se encuentra el sector petrolero y de esa manera que se entienda la necesidad de que se concreten cambios a las leyes secundarias (frase célebre de Francisco Labastida Ochoa).
“Carlos Ramírez, vocero de Pemex, señaló molesto que las reuniones con los medios electrónicos servirán para plantear los temas principales de la reforma petrolera y del sector en general. Sin embargo, desde el salón adjunto donde se desarrollaba la reunión, pudimos escuchar que los diagnósticos presentados por los funcionarios plantean la necesidad de llevar adelante las reformas legales para mejorar la perspectiva de la paraestatal; en ese sentido, aclararon que lo que se discute entre legisladores es que se descartan cambios constitucionales.

“Georgina Kessel resumió los escenarios que se tienen. Incluso planteó la posibilidad de que al mantenerse la actual inercia México podría convertirse en un país importador de crudo. La Sener y Pemex buscan promover una reforma energética que permita la participación del sector privado en actividades secundarias, así como la formación de acuerdos internacionales que protejan las reservas de hidrocarburos en los yacimientos transfronterizos. La modificación planteada por los funcionarios se estaría presentando en el siguiente periodo de sesiones.




“Con esta reunión, Georgina Kessel y Jesús Reyes Heroles, iniciaron una campaña mediática con comunicadores del Grupo Radio Fórmula, para que la audiencia comprenda la importancia del sector. Posteriormente, los reporteros fueron ‘invitados’ a salir del salón adjunto”, donde clandestinamente escuchaban cómo se cocinan los “consensos necesarios” (Emilio Gamboa dixit) para privatizar el petróleo.

Entonces, un 10 para la “continuidad” en materia de “transparencia” y “comunicación social”, y un tache a los colegas de la prensa escrita por metiches, hacer su chamba y no contribuir a los “consensos necesarios”.



COmo lo que dijo jacobo Zabludovsky

la Tele se volvio siniestra