jueves, 31 de enero de 2008

Se levanta todo el campesino en contra del tratado de libre comercio impuesto por salinas y ahora por calderon


Las columnas obrero y campesina darán a conocer sus puntos al respecto del TLCAN.
Jueves, 31 de enero de 2008 - Después del arribo de una caravana de tractores en la plancha del Zócalo capitalino, se han retirado del lugar, para dar paso a la llegada de las organizaciones campesinas.
Hasta el momento, los manifestantes se encontraban avanzando en Av. Juárez, mientras otros grupos ya están llegando al lugar central. La columna obrera y campesina, tienen contemplado dar a conocer sus puntos en el mitin que se llevará a cabo una vez que los interesados estén reunidos en el Zócalo.
Entre algunos grupos se encuentran: el Sindicato de Electricistas, Unión General de Obreros, Campesinos de México, Campesinos de América Unidos, Comité Pro-mejoramiento del Agro Nacional de Guanajuato y Central Cardenista Campesina.


Los manifestantes están en contra de la apertura del Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN); éstos no están de acuerdo que entren al país productos extranjeros ya que señalan existen suficientes recursos. Igualmente exigen seguridad social, la legalidad de sus tierras, y la no privatización de la energía eléctrica y petróleo.


Cabe señalar que se han instalado dos pantallas y un templete.
Algunos de los participantes han destacado que se trata de una movilización pacífica, en donde no se pretende afectar a terceros.





Respaldo total de López Obrador a campesinos y productores nacionales


El presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador apoya las acciones para demandar una renegociación del TLC * Afirma que al gobierno espurio de Calderón no le importa el campo, porque está al servicio de una minoría que lo impuso en el cargo y que quiere mantener privilegios * Inicia gira por 25 municipios del Estado de México Andrés Manuel López Obrador expresó su apoyo a los miles de campesinos y productores nacionales que este día participan en una mega movilización para demandar al gobierno usurpador de Felipe Calderón una renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte y la eliminación de la cláusula que permite la libre importación de maíz, fríjol, leche en polvo y azúcar.

Al iniciar un recorrido de trabajo por 25 municipios del Estado de México, informó que envió una misiva a los representantes del sector productivo que marcharán del Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México, en donde manifiesta que el mencionado acuerdo comercial perjudica a los trabajadores del campo, al sector primario de la economía nacional. En la gira que realizó por municipios en donde se cultiva maíz, el presidente legítimo de México subrayó que el campo está empobrecido y en el abandono.
Posteriormente, en la asamblea informativa con los habitantes de Soyaniquilpan, afirmó que al gobierno espurio de Calderón no le importa el campo, porque está al servicio de una minoría que lo impuso en el cargo y que quiere mantener privilegios. Con la apertura comercial –enfatizó—van a arruinar al campo y, porque los agricultores compiten en condiciones de desventaja frente a sus similares de Canadá y Estados Unidos. Los campesinos de los países del norte reciben subsidios de sus respectivos gobiernos, equivalentes al cien por ciento del costo de producción de sus mercancías, mientras que los trabajadores agrícolas de nuestro país no reciben ningún tipo de apoyo gubernamental.

Los campesinos de los países del norte reciben subsidios de sus respectivos gobiernos, equivalentes al cien por ciento del costo de producción de sus mercancías, mientras que los trabajadores agrícolas de nuestro país no reciben ningún tipo de apoyo gubernamental. Con la apertura comercial y indiscriminada y sin límites, sólo se favorece a los productores extranjeros, aseguró al criticar a las autoridades de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en particular a su titular, Alberto Cárdenas Jiménez, por expresar que los gobiernos de Canadá y Estados Unidos no quieren renegociar el tratado trilateral. ¡Claro que no quieren los gobiernos de Estados Unidos y Canadá! La iniciativa tiene que surgir de las autoridades nacionales, para defender los intereses de miles de campesinos y productores, exigió.