lunes, 10 de marzo de 2008

Barlett: El secretario de Gobernación está metido de lleno desde el sexenio pasado en la política privatizadora de los energéticos

COMO VEN HAY UNOS PRIISTAS QUE NO ESTAN DE ACUERDO CON ESTA QUEMADOTA QUE SE ESTA DANDO EL PRIAN, Y SE averguenzan de la proteccion de Manlio y gamboa aL NAzi de Mouriño

Bartlett califica de “vergonzosa” la postura de Beltrones y Gamboa



■ El secretario de Gobernación está metido de lleno desde el sexenio pasado en la política privatizadora de los energéticos
■ Ha sido pieza clave en el otorgamiento de concesiones y permisos ilegales, dice


Es urgente que el Congreso integre de inmediato una comisión investigadora sobre el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, ya que no sólo ha beneficiado a sus empresas familiares, sino que “está metido de lleno desde el sexenio pasado en la política privatizadora de los energéticos” y ha sido pieza clave en el otorgamiento de concesiones y permisos ilegales para generar energía eléctrica a trasnacionales, principalmente españolas, sostuvo el ex senador Manuel Bartlett Díaz.
En entrevista con La Jornada, expresó que “da vergüenza” la postura asumida por los coordinadores parlamentarios priístas, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón, al obstaculizar que se investigue desde el Legislativo a Mouriño. Aclaró, sin embargo, que “el PRI no son estos dos personajes convertidos en comparsas y asociados de Felipe Calderón en la privatización de los energéticos”.
Con datos de primera mano, ya que fue actor principal de la batalla por detener la privatización de la electricidad y el petróleo, debate que se dio en el Senado la pasada legislatura, Bartlett insiste en que a Mouriño se le debe investigar a fondo porque es uno de los responsables de “la creación de enclaves extranjeros en el país”.
Lo anterior, referido a empresas españolas como Repsol e Iberdrola, que concentran una fuerza enorme en el sector eléctrico y operan con base en “una violación tras otra a la Constitución”, pero producen ya 40 por ciento de la electricidad que se consume en el país, además de que están también ya en el sector petrolero a través de los contratos de servicios múltiples.
A esos consorcios extranjeros, en su mayoría españoles, se les dieron permisos y privilegios exorbitantes al otorgarles subsidios encubiertos, gas importado para sus generadores y permitirles que vendan energía directamente a los municipios, además de obligar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a comprarles toda su producción.
Recordó que esas “graves violaciones” al artículo 27 constitucional, cometidas por el propio Felipe Calderón, Mouriño y César Nava, a su paso por la Secretaría de Energía, fueron documentadas por la Auditoría Superior de la Federación, pero no se les fincaron responsabilidades debido a maniobras del gobierno foxista y la decisión de la Suprema Corte de no ir al fondo del asunto en una controversia constitucional.
Los involucrados en las denuncias quedaron en la impunidad y uno de ellos, el cuestionado secretario de Gobernación, es ahora el responsable directo de la reforma energética, de un proyecto inicial para abrir al capital privado la explotación de petróleo en aguas profundas, que dejará a las empresas trasnacionales 300 mil millones de dólares –según datos de la propia secretaria de Energía, Georgina Kessel–, tan sólo por la instalación de las plataformas.
“Ése es el gran negocio, porque los 300 mil millones de dólares son sólo por la maquinaria que habrán de instalar –y cuyo costo ya amortizaron en otros países–, además de que se llevarán luego 50 por ciento del petróleo que encuentren”, agregó Bartlett. Hizo notar que seguramente Mouriño buscará que participen también las empresas de su familia.