domingo, 30 de marzo de 2008

Constituyen estudiantes movimiento nacional en defensa del sector energético

La jornada
Los estudiantes universitarios “tenemos una enorme responsabilidad con el país y en estos momentos la defensa del petróleo implica una disputa por la nación”. Por ello, decenas de alumnos de diferentes instituciones educativas constituyeron el Movimiento Nacional de Estudiantes en Defensa del Petróleo.
Ayer, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en un auditorio Alfonso Caso colmado de jóvenes, se celebró un encuentro nacional de alumnos de diversas escuelas de nivel medio y superior, públicas y privadas, en el cual advirtieron que la defensa del sector energético es la defensa de su propio futuro.
Recordaron que durante el sexenio de Vicente Fox se obtuvieron 335 mil millones de dólares por ganancias petroleras, “sin que nadie sepa dónde quedaron esos recursos”, con los cuales se podría otorgar a la UNAM, a la Universidad Autónoma Metropolitana y al Instituto Politécnico Nacional un presupuesto para 135 años. En 2007 los fondos conjuntos de las tres instituciones ascendieron a 2 mil 500 millones de dólares.
El encuentro se inició con un minuto de silencio en memoria los cuatro estudiantes mexicanos asesinados durante el ataque del ejército colombiano contra las FARC en Ecuador.
Al respecto, los jóvenes señalaron que sus compañeros murieron a manos de “un gobierno fascista y conservador”, por lo que exigieron al Estado mexicano una condena de ese crimen. Rechazaron además la campaña negativa que desde diversos sectores se ha emprendido contra la UNAM por esos hechos.
Recordaron que la universidad ha sido la única institución que ha prestado apoyo a los familiares de las víctimas y que se ha pronunciado respecto de esos acontecimientos, por lo que “exigimos al gobierno federal que condene la agresión a nuestros compañeros”.
Miguel Sánchez Lara, alumno de posgrado de estudios latinoamericanos en la UNAM, denunció que los universitarios han sido víctimas de un “acoso brutal” a raíz de los hechos ocurridos en Ecuador.
Integrante de uno de los colectivos de apoyo a los movimientos latinoamericanos, Sánchez dijo que si bien reivindican la lucha del pueblo colombiano, “no tenemos vínculos con las FARC y nos persiguen, curiosamente, a quienes estamos también por la defensa del petróleo”.
Durante el encuentro, al cual se sumaron alumnos de las facultades de Ciencias, Economía, Química, Derecho, Filosofía y Letras, Medicina, Acatlán, Iztacala, Zaragoza, Ciencias Políticas y de las preparatorias 9 y 2 y de los CCH Oriente y Sur, así como de la UAM, escuelas del IPN y de El Colegio de México, el Instituto Tecnológico Autónomo de México y del Claustro de Sor Juana, acordaron adherirse al plan de acción del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, e incorporarse a las brigadas de apoyo para la defensa del sector energético.
Por su parte, el académico universitario John Saxe Fernández advirtió que para defender los recursos energéticos del país se debe poner énfasis en la memoria histórica, ya que “el petróleo no es una plaza entregable bajo ningún concepto”.
Planteó que los intentos de privatización de esa industria se deben a que, ya sea bien, regular o mal manejado, “como pasa en México”, el petróleo es un gran negocio.
En su turno, el secretario de la hacienda pública del “gobierno legítimo”, Mario di Costanzo, manifestó que las autoridades federales reducen el tema a la exploración en “aguas profundas”, cuando éste “va más allá”.
Recordó que por años se ha saqueado a Pemex y todas sus ganancias han ido a las arcas fiscales y no al beneficio nacional.
Señaló que el “gobierno legítimo” cuenta con una propuesta para el rescate de Pemex: la reinversión en la paraestatal y que paguen impuestos empresas como Wal Mart o Cemex, además de que en los últimos años no se ha construido infraestructura ni se ha apoyado a la industria petroquímica.
Subrayó que “sacar petróleo y sólo seguirlo vendiendo a Estados Unidos no es negocio, sino una acción que nos hará más dependientes”.