lunes, 31 de marzo de 2008

EL nAZI DE CALDERON solo ha provocado muertes en todo el pais por tratar de meter militares en las calles

En tres años crecieron las denuncias contra militares por violar derechos humanos
■ “No hay intención de afectar a la población” cuando algún civil muere en acciones castrenses, dice el general Antonio López Portillo, titular del área
■ En los tres meses recientes, 122 quejas
Jesús Aranda
Las denuncias contra militares por violaciones a los derechos humanos, tanto por operativos antidrogas como por razones administrativas, se han incrementado en los pasados tres años, de acuerdo con cifras de la Dirección General de Derechos Humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), creada el primero de enero pasado.
Las denuncias más repetidas contra soldados tienen que ver con cateos y visitas domiciliarias ilegales, detenciones arbitrarias, ejercicio indebido de la función pública y lesiones. Mención aparte merece la muerte de civiles por soldados en retenes. “Hemos tenido cuatro casos de homicidios y lesiones de manera colateral con el trabajo operativo de las tropas”, afirma.
La mayor incidencia de quejas ha sido en Tamaulipas, Nuevo León y Michoacán.
Precisa que la dependencia a su cargo no investigará denuncias contra militares, como tampoco tiene previsto establecer diálogo directo con organizaciones no gubernamentales (ONG) para tratar “casos concretos”, sino más bien, tiene la encomienda de entregar a la CNDH la información que requiera sobre los soldados que sean acusados de violar los derechos humanos.
El ex director de justicia militar y ex procurador castrense señala que en 2006 la Sedena recibió 188 denuncias contra soldados; en 2007 la cifra aumentó a 376, de las cuales 288 fueron presentadas por civiles y 88 por militares, por cuestiones relacionadas con procedimientos administrativos internos. El año pasado, la Sedena atendió siete recomendaciones de la CNDH.
En 2008, del primero de enero al 25 de marzo, recibió 122 quejas (cifra proporcionalmente mayor a la del año pasado), de las cuales 108 corresponden a civiles y 14 a militares, este año la CNDH no ha emitido ninguna recomendación relacionada con el Ejército.
Acerca de si la creación de la dirección a su cargo fue consecuencia de la muerte de la anciana Ernestina Ascensión, en Zongolica, Veracruz, quien presuntamente fue violada por soldados, o por la violación tumultuaria de mujeres en Castaños, Coahuila, el ex procurador militar asevera que ningún asunto en particular motivó la creación de la dirección, sino la necesidad de la Sedena de tener asesoría jurídica en la materia, así como para promover y difundir los derechos humanos
de los soldados y la equidad de género en la milicia. Leer mas