martes, 25 de marzo de 2008

Huye EL USURPADOR EN MEDIO de protestas en la presa Endhó, en Hidalgo






Huye Calderón de protestas en la presa Endhó, en Hidalgo


La nota en proceso

En medio de reclamos presenta el Programa Nacional HídricoMéxico, D.F., 24 de marzo (apro).- Felipe Calderón abandonó la presa Endhó, ubicada en el estado de Hidalgo, en medio de protestas y enérgicos reclamos por parte de los pobladores de la zona, quienes, durante décadas, han padecido enfermedades en la piel y en el estómago por el elevado nivel de contaminación del agua.Este sitio, según la Organización de las Naciones Unidas, es una de las zonas más contaminadas del mundo. Además, es considerado como la “letrina” del Distrito Federal.
La presa Endhó recibe toda la corriente de aguas negras emanadas de la Ciudad de México, así como los desechos locales de varias empresas altamente contaminantes, como Petróleos Mexicanos (Pemex).Los lugareños aseguran que ésta es la cloaca de la capital del país, de acuerdo con un reportaje publicado por Apro en marzo del año 2005.
En este lugar, el Estado Mayor Presidencial montó sus cordones de seguridad para que el mandatario presentara el Programa Nacional Hídrico.Sin embargo, la situación se les salió de control cuando los habitantes de esta zona increparon al mandatario lanzando gritos, levantando pancartas y derribando las vallas metálicas, aun cuando eran sostenidas por los militares.“Ya estamos hartos, ya basta”, vociferaron los pobladores al paso de Calderón. "A ver, yo lo veo, yo lo veo", ofreció el presidente cuando se acercó a los inconformes al terminar el acto.En su discurso, Calderón dijo que la mayoría de los acuíferos del país están sobre explotados, lo que está propiciando que el agua de muchas comunidades se esté acabando.Acompañado por el secretario del Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira Quesada; el director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo; y del gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong, el presidente el mandatario anunció la creación de un Fondo Nacional para el Tratamiento de Aguas Residuales, con 2 mil 200 millones de pesos e informó que al menos 100 plantas de tratamiento de aguas están paralizadas y corren el riesgo de quedar obsoletas.En el marco del Día Mundial del Agua, que se celebró el sábado pasado, Calderón aseguró que con este programa se tiene la meta de tratar el 60% de las aguas residuales e incrementar su reutilización, modernizar 1.2 millones de hectáreas de riego y dotar de agua potable al 95% de los mexicanos, así como elevar la cobertura de alcantarillado al 88%. A pesar de este discurso, los habitantes no cedieron en sus protestas. De acuerdo con los primeros reportes, la mayoría de los manifestantes pertenecen a la Federación Independiente Obrero Agrícola.En el reportaje publicado por Apro el 1 de marzo del año 2005, el dermatólogo Daniel Hugo Dorantes, dijo haber visto cómo muchos niños de esa zona hidalguense se dedican a jugar con lodo y tierra contaminada: “Desgraciadamente he visto casos muy serios de infecciones no graves y no mortales, pero que en un momento dado representan que las familias tengan que hacer gastos innecesarios”, agregó.Entrevistado por el corresponsal César Peña, el especialista indicó que las enfermedades en la piel aquí se complican muy fácilmente, particularmente en las áreas donde los recursos económicos son menores, de manera especial, alrededor de la presa Endhó.Dorantes también relató cómo la población adulta, por la misma pobreza en que viven, se pone ungüentos y pomadas no muy adecuadas para remediar las infecciones. Sin embargo, no sucede lo mismo con los niños, quienes a veces llegan en condiciones difíciles, mostrando cicatrices.Además hay contaminación por lirio acuático, donde se reproduce el mosco culex, que provoca comezón e infecciones secundarias estimuladas por las uñas sucias.Marco Antonio Pérez Sánchez, especialista egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, sostuvo que el problema en realidad no es la cantidad de agua, sino el uso diario que se la da.
“El agua en general en esta zona está contaminada por varios materiales químicos que, al ser ingeridos, ponen en riesgo la salud del consumidor, al tiempo que la ciudadanía sigue haciendo uso de ésta sin medida alguna”, detalló.Hoy, al salirse de control las protestas, aun con la presencia del Estado Mayor Presidencial, Felipe Calderón tuvo que abandonar el lugar a toda prisa, a bordo de un helicóptero, para regresar a la Ciudad de México.