sábado, 29 de marzo de 2008

Militares matan a personas en Sinaloa y el pueblo se levanta















Detienen por matanza a 12 elementos militares

Protestan familiares de víctimas de Santiago de los CaballerosEduardo Valdez
Al menos 12 militares, entre ellos dos tenientes, se encuentran detenidos en las instalaciones de la Novena Zona Militar como parte de las investigaciones que se realizan en torno al crimen de cuatro civiles en Santiago de los Caballeros, Badiraguato.

El abogado defensor de los dos jóvenes que sobrevivieron a este ataque, Manuel Núñez, informó que, de acuerdo con las primeras indagatorias que realiza el Ministerio Público Federal, era al menos una docena de elementos la que viajaba a bordo del camión militar desde donde se disparó contra la Hummer en que se trasladaban los hoy occisos."Hay testigos que dicen que eran 15 ó 20 los soldados que iban a bordo del camión, pero hasta donde sabemos son 12 los que están bajo investigación", comentó.Durante la tarde de ayer, un teniente cuyo nombre no fue proporcionado, fue llevado a la delegación de la PGR bajo custodia y con el rostro cubierto, para que rindiera su declaración ante el agente del Ministerio Público que investiga este hecho.Familiares y amigos de los cuatro jóvenes asesinados estuvieron en plantón permanente en las afueras de la delegación de la PGR y del Servicio Médico Forense para demandar que la entrega de cadáveres y que se castigue a los responsables de estos hechos.Personal de esa dependencia confirmó que, al menos, cuatro militares acudieron a declarar durante el día y que posiblemente hoy se presenten otros a ofrecer sus testimonios.Wilfredo Enrique Madrid Medina y Miguel Ángel Medina Medina, quienes salvaron la vida en esta agresión, rindieron su declaración ante el MP Federal y, según su abogado defensor, se espera que hoy sean absueltos al no encontrar delito alguno."No los pueden mantener detenidos porque no hay ningún delito que perseguir. Se comprobó que no dispararon. No traían armas. No había drogas. Tienen que ser liberados", argumentó el litigante.














Pablo Humberto López Alarcón, tío de Geovany Araujo Alarcón, quien falleció en este hecho, calificó esta agresión como un abuso que no sólo enluta a las familias de las víctimas, sino que agrede a todos los pobladores de Badiraguato."La gente allá arriba está muy molesta, porque nos tenemos que cuidar de los delincuentes y también de los militares que primero disparan y después averiguan", comentó.

Interviene la CNDH

Dos visitadores y un médico de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se presentaron al Servicio Médico Foerense para revisar los cuerpos de los jóvenes asesinados y tomar testimonios a los sobrevivientes y familiares de las víctimas.El visitador Rodolfo Rueda explicó que, por la misma delicadeza del caso, no está autorizado para informar detalles, ya que se presentará un informe por escrito a la presidencia de la CNDH."Lo que hemos estados haciendo es recoger testimonios, revisar los cadáveres y ponernos a las órdenes de los familiares, pero no podemos hacer ninguna valoración para no entorpecer la investigación que lleva el Ministerio Público", comentó.El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Juan José Ríos Estavillo, informó que las tres quejas que recibieron de parte de los familiares y las indagatorias que hizo esta dependencia fueron turnadas a la CNDH por tratarse de un caso de competencia federal.Una espera de 48 horas