domingo, 30 de marzo de 2008

Reprueban expertos las operaciones de Petróleos Mexicanos en paraísos fiscales

EL gobierno espurio por todos lados el repudio ala privatizacion de Pemex


La jornada Si el gobierno federal asevera que Petróleos Mexicanos (Pemex) carece de recursos para su modernización, es ilógico y contradictorio que la paraestatal realice operaciones financieras en paraísos fiscales y se comporte como una empresa privada, poniendo en riesgo fondos públicos en actividades especulativas, aseveró Roberto Galván, presidente de la consultoría Vanguardia Investment.
Invertir en paraísos fiscales tiene como finalidad evadir la ley; con dichas operaciones fuera del alcance de la legislación mexicana, dijo, se evidencian las alianzas que el gobierno pretende que Pemex instaure con el capital privado extranjero para compartir ganancias en el sector energético.
A su vez, Gilberto Ortiz, vicepresidente de la Comisión de Energéticos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, consideró que si Pemex cuenta con un remanente para arriesgarse a comprar acciones de empresas extranjeras en paraísos fiscales, entonces bien puede invertir en la construcción de las refinerías que hacen falta.
Estas últimas constituyen, dijo, proyectos productivos que generan beneficios económicos y sociales para México que de ninguna manera produce el capital especulativo, al tiempo que consideró que las operaciones financieras de Pemex puestas al descubierto por la Auditoría Superior de la Federación en su revisión de la Cuenta Pública de 2006, no quedan justificadas por la búsqueda de recursos para la empresa.
Sin embargo, consideró que dichas acciones corresponden a la “lógica” que domina a los gobiernos recientes, los cuals apuestan y están convencidos de que los mayores rendimientos se obtendrán en operaciones especulativas, en lugar de invertir en proyectos productivos que impulsen el desarrollo del país.
Para Alejandro Valle Baeza, investigador de la Facultad de Economía de la UNAM, no es justificable que se busquen ganancias evadiendo las leyes mexicanas. “No tienen sentido esas inversiones en los paraísos fiscales cuando hacen falta recursos para invertir en proyectos de exploración o refinación en el país”, puntualizó.