viernes, 28 de marzo de 2008

Un sexenio lleno de corrupcion EL de Vicente fox



El gobierno de Vicente Fox Quesada dispuso entre 2000 y 2006 de 719 mil 53 millones de pesos de ingresos extraordinarios, y el crecimiento promedio anual del país sólo alcanzó 3.2 por ciento. El informe de resultados de la revisión de fiscalización superior de la cuenta pública 2006 también reveló que entre los años 2000 y 2006 la deuda pública contratada alcanzó la cifra récord de 603 mil millones de pesos.
Al presentarse en la Cámara de Diputados los 48 volúmenes que contienen las 754 auditorías aplicadas al gobierno federal, a los estatales y entes autónomos durante 2006, se reveló que la deuda del gobierno federal llegó a 2 billones 129 mil 91 millones de pesos, lo que representó un aumento de 13.8 por ciento en relación con el año 2005, “en razón de un endeudamiento neto de 224 mil 239 millones de pesos”.
Tan sólo el endeudamiento neto entre 2001 y 2006 sumó 603 mil 727 millones de pesos, “que si bien permitieron reducir el saldo de la deuda pública externa, fueron poco consistentes con los reducidos déficit presupuestarios observados en el periodo”.
Por el contrario, en el mismo periodo el sector público presupuestario tuvo a su disposición recursos provenientes de los recursos ordinarios adicionales, petroleros y no petroleros, por 719 mil 53 millones de pesos.
“Debe resaltarse que si dicha cifra se dividiera entre seis implicaría que, en promedio, se obtuvieron ingresos anuales excedentes por 119 mil 848 millones de pesos, monto prácticamente igual al que se esperaba con la iniciativa de la reforma fiscal propuesta en 2002 (120 mil millones) y que conforme al Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2002-2006, en su escenario de crecimiento económico con reforma fiscal, se hubiera propiciado un crecimiento promedio de 5.4 por ciento.
“La realidad mostró que pese a haberse obtenido esos ingresos, no se alcanzó el crecimiento de 3.4 por ciento proyectado en el escenario inercial, es decir, en ausencia de reformas.”
El informe revela también que en el último año del gobierno foxista se hallaron inconsistencias por un monto de 33 mil 187 millones de pesos. En la administración federal, las cifras más elevadas se dieron en el sector de educación pública, con 7 mil 596 millones; energía, 4 mil 123, y en el sector Hacienda y Crédito Público, con 2 mil 476 millones de pesos.
Un dato revelador se detecta en el terreno de los fideicomisos constituidos con recursos públicos. En el transcurso de 2006, las instituciones federales manejaron en esas figuras financieras 91 mil 213 millones de pesos, y aunado a ello “no existe un sistema donde se inscriban o registren la totalidad de los actos jurídicos que reciben recursos públicos federales, lo cual es contrario a los postulados de transparencia y rendición de cuentas que faciliten una adecuada fiscalización superior”.
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que Luz y Fuerza del Centro, Instituto Mexicano del Seguro Social e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como las universidades públicas, no son financieramente sostenibles y requerirán recursos extra para el pago de sus pensiones.
En la revisión de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, la ASF realizó ocho auditorías y tan sólo en 2006 determinó que en la construcción de la Terminal 2 no se determina el destino de 775 millones de pesos por falta de recuperación de anticipos, pagos improcedentes y en exceso, pagos de recargos, intereses y comisiones con incumplimiento de obligaciones, y falta de documentación comprobatoria de erogaciones efectuadas.
En el sector de educación pública, la evaluación del programa Enciclomedia arrojó que el gobierno de Vicente Fox no comprobó el destino de 4 mil 857 millones de pesos y es que, al fracasar la cobertura que pretendía abarcar todos los grados de educación primaria y secundaria, se encontró la siguiente:
Con el análisis de los resultados de la prueba Enlace 2006, se observó que los alumnos de quinto grado de primaria atendidos con Enciclomedia obtuvieron en promedio 496 puntos, 24 menos respecto de los escolares que no contaron con el programa, quienes sumaron 520 puntos en promedio. Los estudiantes de sexto grado que recibieron clase con dicha herramienta alcanzaron 494 puntos en promedio, mientras que los que no tuvieron acceso a Enciclomedia tuvieron 24 puntos más, es decir, 518.
En ambos grados, los puntajes obtenidos por los estudiantes atendidos con el programa se ubicaron por debajo del estándar, con 500 puntos, establecidos por la Secretaría de Educación Pública como rango a alcanzar por alumno con conocimientos suficientes.
Otro tema concerniente al área de educación se refiere a la evaluación del fideicomiso para el programa especial de financiamiento a la vivienda para el magisterio: “El fideicomiso no cumplió con su meta global de otorgar 80 mil créditos para sufragar los gastos de enganche y escrituración para la compra de vivienda nueva o usada. En 12 años de operación (1994-2006) sólo se habían otorgado 43 mil 233 créditos, lo que representa 50 por ciento de la meta señalada.

El fideicomiso que controla Elba Esther Gordillo recibió al cierre de 2006, 151 millones 569 mil pesos. Aqui la nota





Detecta la ASF severas anomalías en el manejo presupuestal de Pemex en 2006
También modificó bases de licitación en beneficio de Oceanografía, ligada a los Bribiesca

El resultado de la revisión de la Cuenta Pública 2006 reveló una serie de severas anomalías financieras en el manejo presupuestal de Petróleos Mexicanos (Pemex): la paraestatal modificó los contratos del esquema Pidiregas (proyectos de infraestructura productiva de largo plazo) para ejecutar obras con una afectación al erario de 500 millones de pesos.

Por lo que hace a la empresa Oceanografía, para la cual trabajaban de gestores Jorge Alberto y Miguel Bribiesca, hijos de Marta Sahagún Jiménez, Pemex Exploración y Producción modificó los requisitos de las bases de la licitación pública 18575108, referentes a las características técnicas de velocidad de la embarcación requerida para los trabajos de mantenimiento concursados y la fecha de inicio de los trabajos.

Por tanto, “el contrato fue adjudicado a esa empresa –cuando había postores con mejores ofertas– por 198 millones de pesos y 17 millones de dólares, del cual en el ejercicio 2006 se pagaron 133 millones de pesos y se liquidaron a esa empresa trabajos sin que se entregaran los reportes que forman parte de la evidencia” de los mismos. Leer mas