domingo, 22 de junio de 2008

El gobierno federal, en plena crisis: AMLO

Andrés Manuel López Obrador señaló que “el actual régimen está en plena crisis, sostenido nada más con engaños, mentiras y la mayoría de los medios de comunicación, pero no tiene el consenso del grueso de la población”.


De gira por este municipio de la zona norte del estado y, posteriormente, en Huauchinango, Puebla, resaltó que “seguirá habiendo presidente legítimo” de México, pese a lo mandatado por el Instituto Federal Electoral, porque “el autodenominado presidente, el pelele de (Felipe) Calderón, no sirve, no funciona.

“Si a mí me quitan el nombramiento de presidente legítimo –remarcó–, entonces ya no va a haber presidente de México, porque el otro, además de espurio, resultó inútil, incapaz, inepto. Entonces, va a tener que seguir habiendo presidente legítimo.”
Y reiteró que “no se va a permitir la privatización del petróleo. Vale más que vaya previéndolo el gobierno usurpador: no lo vamos a permitir”.
–¿Hay riesgo de un albazo? –se le preguntó, en entrevista.
—No, no, no. No es nada más lo que pase en el Congreso, la gente no quiere.
Señaló que se encuentra tranquilo, seguro de que no se entregará la industria petrolera a manos privadas, particularmente extranjeras.


“Política económica, culpable de la grave crisis”


Insistió en criticar la política económica que, sostuvo, “padecen desde hace 25 años los mexicanos y que ahora es culpable de la carestía y la grave crisis”. En estos últimos meses, “desde que están usurpando el gobierno, todo ha subido de precio, pero no ha aumentado el salario de los trabajadores, los ingresos de los campesinos y del pueblo en general, pero sí todos los precios de artículos de consumo”.
López Obrador lamentó que “todo vaya acompañado de una buena dosis de cinismo. Esta es la característica de la derecha. Hace unos días Calderón salió a decir que se iban a congelar precios, pero se trata de productos chatarra. No están (en la lista) la leche, la tortilla, el huevo, el frijol, el arroz y el aceite. Están mermeladas y enlatados.


Todo aquello que no se consume”.
Otro grave problema, apuntó, “es el de la inseguridad y la violencia. Nunca se había llegado a extremos como los que se están viviendo en la actualidad en la materia. Y toda esta descomposición que se padece en el país está acompañada de malos ejemplos, corrupción, del estilo de vida que han venido impulsando, en el cual lo más importante es el dinero, por encima de la moral”.

Ahora, pese a lo anterior, “se atreven todavía a plantear que se privatice el petróleo. Son unos irresponsables. Si fueran un poco sensatos estarían pensado que sería la destrucción del país, el acabose en caso de que se concretara, pues habría más pobreza, desempleo, inseguridad y violencia, y hasta los potentados saldrían perjudicados. Tendrían que vivir en casas amuralladas y andar con carros blindados, y eso no sería vida.Leer mas