martes, 29 de julio de 2008

La consulta rebasó el millón y medio de votos; el resultado, “muy bueno”

El ejercicio ciudadano indica “por dónde anda la voluntad del pueblo”: Carlos Payán


El coordinador de la consulta sobre la reforma de Petróleos mexicanos (Pemex), Manuel Camacho Solís; Carlos Payán, del Consejo Ciudadano, y Martha Dalia Gastélum, secretaria general del PRD, consideraron ayer “un éxito” la votación obtenida en ese ejercicio ciudadano.
“Con 68 por ciento de los votos computados en nueve entidades, sin considerar al Distrito Federal, se tuvo una votación de 721 mil 827 sufragios, que sumados a los obtenidos en la capital del país rebasan el millón y medio de votos”, con lo cual “nos sentimos satisfechos”.




Carlos Payán, en nombre del Consejo Ciudadano Nacional, expuso que con 68 por ciento en promedio de las casillas computadas en Baja California Sur, Guerrero, Hidalgo, estado de México, Michoacán, Morelos, San Luis Potosí, Tlaxcala y Veracruz se tiene que el pasado domingo acudieron a manifestar su opinión sobre la reforma 721 mil 827 ciudadanos, pero “esas cifras son ya indicativas del sentido de la consulta”.

Martha Dalia Gastélum dio a conocer el costo de la consulta en esos nueve estados, que fue de 4 millones 245 mil pesos. Al desglosar los gastos, la dirigente perredista informó que en papelería e impresión de boletas se erogaron 450 mil pesos; en renta de equipo de cómputo, 300 mil; en tinta, 50 mil; impresión de actas, 7 mil; renta del salón para conferencias, 38 mil, y otros materiales diversos para votación, traslados y publicidad, 3 millones 400 mil, que en total suman los 4 millones 245 mil pesos.

“Muy satisfechos”

En conferencia de prensa, Manuel Camacho Solís aseveró que el resultado “francamente es muy bueno, estamos muy satisfechos; si sumamos las cifras del Distrito Federal con las obtenidas en esas nueve entidades ya rebasamos el millón y medio de participación, que había definido como el punto de éxito. Había dicho que ése era el punto esperado; dije que si sacábamos un millón de votos pasaríamos de panzazo; con millón y medio, exitoso, y si se superaba esa cifra sería muy bueno.

“Los resultados –insistió– son muy buenos, porque aún falta de computarse 30 por ciento de la votación en los estados referidos, y ya rebasamos el millón y medio de asistentes.”
Camacho Solís resaltó que hay una diferencia de casi 4 mil votos entre la pregunta uno y la pregunta dos, y la razón la atribuyó a que “hay personas que sólo contestaron una. También hay informes de que se tienen 16 mil 256 votos nulos”.


Camacho Solís reiteró que “el resultado obtenido es bastante bueno para una consulta que no contó con una estructura gubernamental. Es el ejercicio ciudadano más exitoso que ha habido por mucho en el país y en la ciudad”.

Recordó que la anterior consulta de la que se tiene registro contó con 432 mil votos, y fue abierta por Internet y teléfono, no hubo control, a diferencia de “ésta realizada el domingo, donde sí hubo controles, y un ejemplo de ello fue que habitantes del estado de México querían votar aquí en el Distrito Federal y no lo pudieron hacer porque así se estableció la norma.

“Establecimos que si llegábamos en la primera fase de la consulta a un millón y medio de votos lo íbamos a considerar un éxito; sabíamos que era muy difícil y máximo teniendo una campaña en contra como la que tuvimos.”

El coordinador de la consulta, visiblemente satisfecho, reconoció que en efecto “hay boletas con errores, y por ello se tienen 16 mil 256 votos nulos; pese a ello nadie ha hecho una consulta tan exitosa en el país como ésta. Si se compara con otros datos, tendría que referirse a las encuestas, la de Mitofsky, que a escala nacional señala que 71 por ciento de la población está en contra de las iniciativas de Calderón, y la otra encuesta más favorable para el gobierno es la de GEA/ISA, que da como resultado 55 por ciento en favor de las propuestas del presidente.
Esos son los rangos.

“Si el gobierno hubiera sabido que ganaría la consulta, desde luego que habría participado; incluso el jefe del Ejecutivo tiene la atribución en el artículo 26 constitucional para convocar a una consulta popular cuando una decisión va a afectar de manera significativa el Plan Nacional de Desarrollo o los Programas Sectoriales”, indicó.

Payán, cuestionado sobre la importancia de este ejercicio ciudadano, refirió que si bien la consulta no es vinculatoria para hacer obligatorio que los resultados se acaten, “es indicativa por dónde anda la voluntad del pueblo mexicano, eso es muy importante ya. Además, si bien es cierto que no es vinculatoria para el Congreso, sí debe serlo para los legisladores del Frente Amplio Progresista, para ellos sí es obligatorio que se vayan por ese camino que indicó la consulta”.
Payán añadió que a la primera pregunta votaron por el no 665 mil 463, y por el sí 39 mil 897, y se tiene un registro de 16 mil 467 votos nulos.


En la segunda pregunta, por el no votaron 648 mil 394, por el sí 53 mil 482, y se tienen 15 mil 994 votos nulos. Hay una diferencia de 3 mil 957 votos entre la primera y la segunda preguntas.
Por su parte, Camacho Solís explicó que “Felipe Calderón pudo haber convocado a la consulta y no lo hizo. Cuando asistí a los foros de debate en el Senado y se nos criticó porque se dijo que la consulta iba a ser sesgada, que iba a ser un cochinero y algo no representativo, yo les pregunté a los senadores del PAN si estaban en favor de la consulta, y nos dijeron que sí; les ofrecí retirar nuestra consulta para hacer una entre todos, y no quisieron, y la razón de fondo es que el Ejecutivo calculó que era seguro que iba a perder o que era muy alta la probabilidad de que la perdiera.


“Respetamos su decisión –de no haber convocado al ejercicio ciudadano–, pero pedimos que se respete la opinión de la mayoría de los ciudadanos que participaron en la consulta.”Leer mas