lunes, 28 de julio de 2008

Miente la Secretaría de Hacienda; el régimen fiscal de Pemex sí es confiscatorio, afirma Di Costanzo


MIENTEN SOBRE PEMEX Y Privilegian a una Minoria

No se ha incrementado la inversión directa presupuestaria a la paraestatal, aclara El gobierno espurio le quita a Pemex el 81 por ciento de sus ventas, puntualiza el secretario de la Hacienda Pública

En contraste, explica que 22 grandes empresas y bancos obtuvieron en 2007 ingresos por 1.6 billones de pesos, pero sólo pagaron 4.4 por ciento por concepto de ISR Las declaraciones de la SHCP en las que señala que el esquema fiscal de PEMEX no es confiscatorio y que la inversión pública directa en la paraestatal se ha incrementado resultan absurdas y mentirosas.

Al respecto, conviene señalar que actualmente las ventas anuales de esta empresa superan el billón de pesos, es decir, que sus ingresos representan el equivalente a 50 años del presupuesto anual de la Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo. O al presupuesto del Seguro Social durante casi todo un sexenio.

Así, por ejemplo, de acuerdo con datos de PEMEX se observa que desde el año 2000 a la fecha, mientras que esta empresa ha registrado ventas acumuladas por 6 billones 307 mil millones de pesos, ha entregado ingresos a las arcas nacionales por 5 billones 200 mil millones de pesos, cifra que significa 81% de sus ventas. Contrariamente, si revisamos los recursos presupuestarios que para el mismo periodo se han destinado a la inversión pública directa en Pemex (sin incluir Pidiregas), nos damos cuenta que estos ascienden aproximadamente a 180 mil millones de pesos, cifra que representa, apenas, 3% de sus ventas totales.


Es pertinente señalar que la razon que explica la elevada carga fiscal a la que Pemex es sometida, tiene su origen en el el sistema tributario mismo que tiene grandes “huecos”, es decir, mantiene la existencia de “regímenes fiscales especiales” que permiten que las grandes empresas prácticamente no paguen impuestos.