jueves, 28 de agosto de 2008

Calderón es un pelele y un títere de Carlos Salinas, de Roberto Hernández y de aquellos que lo impusieron

A dos años de gestión, Felipe Calderón resultó ser un inepto e inútil



Calderón es un pelele y un títere de Carlos Salinas, de Roberto Hernández y de aquellos que lo impusieron, precisa

Coincide la preocupación de los mexicanos que participarán el sábado en la marcha contra la inseguridad pública

Aclara que la violencia se combate con empleo y educación y no con amenazas de mano dura, más policías y leyes más severas Desde la sultana del norte, Andrés Manuel López Obrador aclaró a Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones y Carlos Salinas que ni piensen que los mexicanos sólo vamos a protestar después de que se apruebe la llamada reforma energética.



Por eso, indicó, si hay privatización va a haber movilización, pero no permitiremos que los vendepatrias entreguen el petróleo a empresas petroleras extrajeras. Aseguró que los legisladores del PRI y el PAN ni siquiera podrán presentar el dictamen de la iniciativa privatizadora ante el pleno del Senado de la República, porque no es un asunto que se dirima sólo en el Congreso de la Unión, sino “es un asunto que involucra a todo el pueblo de México”, subrayó.

Es de dominio público que el PRI y el PAN van a intentar imponer la llamada reforma energética, pero “nos estamos preparando y el próximo 31 de agosto, en las principales plazas de las 32 entidades de la República, se harán asambleas informativas para dar a conocer el plan de acción de resistencia civil pacífica para defender el petróleo.

“En el caso del Distrito Federal, la asamblea informativa se desarrollará en el Monumento a la Revolución, el próximo domingo”, explicó al ser entrevistado a su llegada al Aeropuerto Internacional de Monterrey. Los representantes de los medios de comunicación le pidieron su opinión sobre el desarrollo de las tres fases de la consulta popular sobre la llamada reforma energética.

López Obrador explicó que en el mencionado ejercicio democrático participaron 2 millones 800 mil ciudadanos, que manifestaron su rechazo a una eventual participación de la iniciativa privada en la explotación y otras áreas reservadas al Estado. Adicionó que los legisladores del Frente Amplio Progresista, integrado por el PRD, PT y Convergencia, presentaron una iniciativa de reforma para fortalecer a Pemex, la cual fue elaborada por intelectuales, expertos y técnicos.

Al abordar el tema de de la inseguridad y la violencia que prevale en el territorio mexicano, López Obrador expresó que se debe a que desde hace 26 años se viene aplicando una política económica neoliberal y entreguista que favorece a una minoría rapaz y mantiene en la pobreza millones de mexicanos. “Raro sería que después de 26 años sin crecimiento económico, sin empleos, sin bienestar social, no hubiese inseguridad y violencia”, indicó.


En entrevista

Al preguntarle si Calderón era manejado por el ex presidente Carlos Salinas, respondió sí y afirmó que Calderón es un pelele, es un títere de Carlos Salinas y de Roberto Hernández, así como de los potentados de México que lo impusieron en la Presidencia de la República.

Con relación a la aparente aspiración del priista Carlos Salinas de gobernar el estado de Nuevo León( donde gobierna el pan)

El presidente legítimo de México expresó que la gente no debe espantarse, porque con Natividad González pareciera que está gobernando Salinas de Gortari.

“Aquí en Nuevo León han tenido la desgracia de tener a gobernadores salinistas, además son muy rateros, así sean del PRI o del PAN. Por ejemplo Elizondo cuando fue senador aprobó todo los acuerdos para comprar el gas natural en el extranjero y por eso los mexicanos tenemos que pagar más por este servicio que en otros países del mundo”, comentó.

Al recordarle que el próximo primero de septiembre se llevará a cabo el segundo informe de gobierno de Felipe Calderón y al preguntarle si había algo que informar, manifestó: “no sé, Calderón resultó ser un inútil, no sólo porque no tiene autoridad moral, sino que se ha revelado como un inepto”.

Expresó que ahora los potentados “ya no le dicen Felipe, sino Lipe, porque ya le perdieron la fe”. Desde Linares, el presidente legítimo de México manifestó que aunque los potentados, quienes ayudaron a Calderón a usurpar la Presidencia de la República, emprendan una guerra sucia contra el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, “no vamos a permitir la privatización del petróleo”. Recordó que cuando los legisladores del Frente Amplio Progresista tomaron las tribunas del Congreso de la Unión, los vendepatrias iniciaron una campaña de desprestigio y lo compararon con Hitler, Mussolini y Stalin, “hasta dijeron que éramos unos revoltosos”. Y ahora, señaló, “aunque haya un desgaste político, aunque afecte nuestra imagen, nosotros no dejaremos sin porvenir al pueblo de México”.

Al iniciar la gira de trabajo por 17 municipios de Nuevo León, López Obrador subrayó que coincide con la preocupación de los mexicanos y quienes marcharán, el próximo sábado, 29 de agosto, en contra de las autoridades que no han hecho nada por detener los altos índices delictivos.
Sin embargo dijo estar en desacuerdo con las acciones que tomó el gobierno usurpador de Felipe Calderón para combatir la delincuencia en el país, “porque para frenar este problema se debe de cambiar la actual política económica y combatir la corrupción”.

Sostuvo que no se va a resolver el problema de la inseguridad, como plantea Calderón y algunos organizadores de la marcha del próximo sábado, con más policías, con más soldados. “Si queremos que haya tranquilidad, paz social en el país, tiene que haber mejores condiciones de vida y de trabajo para millones de mexicanos”, dijo. Para mañana, el presidente legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, Villa García, Santa Catarina, Garza García, Guadalupe, Ciudad Benito Juárez, Apodaca y San Nicolás.