domingo, 31 de agosto de 2008

Denuncia Ibarra de Piedra desapariciones políticas disfrazadas de levantones; van 31 este sexenio



LA FARSA DEL GOBIERNO ESPURIO DE COMBATIR A ALA DELINCUENCIA

Querétaro, Qro., 30 de agosto. El gobierno federal incurre en el “secuestro oficial” contra luchadores sociales, con la justificación de que son levantones vinculados con la delincuencia organizada, advirtió hoy la senadora Rosario Ibarra de Piedra.

En lo que va del sexenio de Felipe Calderón, dijo, han desaparecido 31 personas de las cuales se sabe que 24 están muertas,
además de 38 ligadas al sindicato petrolero de la refinería de Cadereyta Jiménez, Nuevo León.

La dirigente del comité Eureka que lucha por la presentación de desaparecidos políticos acudió a tomar la protesta a los integrantes del Frente Estatal Contra la Represión.

Consideró que esos levantones son cometidos por militantes y policías para “decir, bueno, no fuimos nosotros, pero en realidad hay muchísimos que se lleva el Ejército. Se cobijan con que puede ser el crimen organizado y ya, ahí se acabó todo, y ya no se busca, no se investiga, no se hace nada”, expresó en conferencia de prensa en la Facultad de Sicología de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Indicó que los secuestros que comete la delincuencia organizada tienen un precio económico a cambio de entregar con vida a la persona privada de su libertad, a diferencia del “secuestro oficial”, donde no vuelven a ver a esa persona y en algunos casos desconocen si está viva o muerta.

“Algunos son terribles como el del muchachito (Fernando) Martí, pero son secuestros que si la gente paga lo puedes tener, pero el de nosotros es el secuestro oficial, es el terrorismo de Estado”, expresó.
Leer mas
Se cayó la estrategia militar de Calderón contra el hampa, afirma González Garza


Javier González Garza, presidente de la Junta de Coordinación Política, advirtió que la estrategia de Felipe Calderón para encarar a la delincuencia organizada con el Ejército “ya se cayó, y ha provocado un desgaste histórico a las fuerzas armadas”.


En entrevista consideró que el Ejecutivo ha incurrido en falacias, pues prometió que sería el presidente del empleo y sumó a su catálogo de promesas que acabaría con la corrupción y la delincuencia


Aumentó este sexenio la pobreza extrema








En los primeros 20 meses del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa México experimentó, por primera vez en 12 años, un incremento en el número de habitantes que viven en pobreza extrema, que afecta a las personas que no cuentan con un ingreso suficiente para comprar alimentos. El alza en los precios de granos, carnes, vegetales y comida procesada es una de las causas que explican el repunte, pero también lo son la disminución en el ritmo de actividad económica y la escasa oferta de empleos fijos y con prestaciones sociales.


La cifra de mexicanos en esa condición, oficialmente llamada “pobreza alimentaria”, creció de 14.4 millones a 19 millones de personas de finales de 2006 a este año, debido a la crisis de precios en los alimentos y la escasez de oportunidades para hallar un ingreso fijo, según se desprende de datos oficiales y de estimaciones contenidas en un informe del Congreso.


Si el alza de precios dificulta más adquirir la comida de cada día, la precariedad en el empleo complica aún más las cosas. De diciembre de 2006, cuando comenzó la actual administración federal, a julio de 2008 sólo fueron creados 584 mil 282 empleos permanentes en la economía formal, de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social. Se trata de una cantidad que, para efectos comparativos, sólo cubre a uno de cada cuatro jóvenes que en ese periodo se incorporaron a la población económicamente activa.