lunes, 25 de agosto de 2008

Intelectuales e expertos dicen que Calderon viola la ley por proponer que se cree sector petrolero paralero


Plan ciudadano: Pemex debe crecer con sus propios recursos

La iniciativa presidencial de reforma petrolera viola principios constitucionales que establecen la exclusividad de explotación de este recurso al Estado mexicano “para crear una industria petrolera paralela a la del sector público, que asumiría la forma de un negocio totalmente particular y se regirá por el derecho privado, donde los inversionistas ni siquiera tendrían que obtener una concesión y sus inversiones estarían protegidas”.

Así se expresa en el diagnóstico sobre la propuesta de Felipe Calderón que fue entregada conjuntamente con la Iniciativa Ciudadana de Reforma Energética, elaborada por más de cien especialistas, juristas e intelectuales a los grupos parlamentarios de los partidos que integran el Frente Amplio Progresista (FAP). La iniciativa presidencial no deja lugar a dudas: “Se trata en su conjunto de una tentativa de fraude a la Constitución, pues busca establecer en la legislación secundaria normas cuyo propósito es crear las condiciones para violar abiertamente principios centrales” de la Constitución.

En el documento entregado se subraya que la iniciativa de felipe Calderón es privatizadora, entre otras razones porque implica que inversionistas, principalmente extranjeros, podrán participar por la vía de los permisos en el transporte, almacenamiento y distribución de los productos de la refinación, así como en petroquímica básica, gas natural y artificial, y hasta en las ventas de primera mano. Asimismo, podrán participar en la exploración y extracción de crudo mediante contratos de desempeño.