domingo, 31 de agosto de 2008

LA MARCHA Y LA REVOCACIÓN DEL MANDATO

LA MARCHA Y LA REVOCACIÓN DEL MANDATO

Algo no termina de cuadrarme de la marcha contra la inseguridad de ayer.
Para empezar esta marcha fue promovida por Laura Elena Herrejón, nexo del Yunque y candidata a Senadora por Nueva Alianza (o sea Elba Esther Gordillo.)
La marcha fue promovida además por el CCE y la Coparmex. Es decir, tuvo tres promotores cuya agenda política desde 2006 ha sido tratar de combatir al Peje como sea y haiga sido como haiga sido.

¿Cuantos acarreados hubo en la marcha? Sepa. No se han dado cifras hasta el momento.
Pero eso finalmente resulta irrelevante. Y es que a la mera hora llega la gente al Zócalo y empiezan a repetir la demanda de Alejandro Martí: "si no pueden, renuncien."

Más increible: mientras esto sucede Calderón decide cancelar su informe de gobierno televisivo (que empezó desde el lunes pasado con una campaña idiota de spots que han pasado completamente desapercibidos y que no han convencido a nadie.) El informe mediático estaba programado para la mañana del lunes primero de septiembre. Luego lo cambiaron para la una de la tarde y finalmente hoy de plano lo cancelaron.

No sólo eso. Originalmente se había manejado en los medios que Juan Camilo Mouriño iría a San Lázaro a entregar el informe escrito. Ayer ya de plano hasta eso quedó en veremos.

¿Por qué?

La única explicación que le encuentra mucha gente a esto es que la consigna de "si no pueden que renuncien" hizo que Calderón se zurrara en los calzones y ahora haga todo lo posible por evitar el escrutinio de los medios precisamente para no tener que responder en caso de que le pregunten si está dispuesto a renunciar en caso de que no pueda con la inseguridad (hasta el momento NO ha podido.)

O bien, tal vez el temor sea a que nadie le crea sus cuentas alegres sobre la inseguridad, la creación de empleos y cosas por el estilo.

Sea como sea, creo que la mesa está puesta para ver si de verdad los participantes de la marcha de ayer fueron sinceros o si simplemente se trataba de hipocresía y politiquería barata. Hay una manera muy fácil de saberlo.
Haciéndoles esta pregunta:

¿Están todos los que participaron en la marcha de Iluminemos México, y que gritaron "si no pueden que renuncien", dispuestos a impulsar y exigirle al congreso la aprobación de la figura de la REVOCACIÓN DEL MANDATO inmediatamente?

Digo, porque me parece que decir "si no pueden que renuncien" es mucho menos contundente que decir "si no pueden LOS CORREMOS."

Repito: ¿Están o no están dispuestos todos los que apoyaron a la marcha del silencio a exigirle a los diputados y a los senadores que aprueben DE INMEDIATO la figura de la REVOCACIÓN DEL MANDATO para luego llamar inmediatamemte a un REFERENDO REVOCATORIO?
Espero respuestas. De esas respuestas veremos, como dije, si los que apoyaron la marcha eran sinceros o si simplemente estaban actuando de dientes para afuera, de manera hipócrita, y sin mayor intención que tratar de hacer cortina de humo para tratar de tapar al movimiento en defensa del petróleo--y de pilón lucrando con el dolor ajeno y con la muerte de un menor de edad.

Digo, no se. Creo yo que exigir un referendo revocatorio funcionaría mucho mejor que prender unas veladoras para presionar a los gobernantes, ¿no?

PD: Marcelo Ebrard debería anunciar una consulta ciudadana con las siguientes dos preguntas:

1. ¿Debe o no debe existir la figura legal de la revocación del mandato en todos los niveles de gobierno?

2. ¿Debe o no debe llamarse a un referendo revocatorio para destituir al titular del ejecutivo federal si no es capaz de resolver el problema de la inseguridad?

Y ni modo que los que fueron a la marcha de Iluminemos México se opongan. Quedarían en evidencia como unos vulgares hipócritas.