domingo, 31 de agosto de 2008

LLAMA AMLO A ALERTA POR LA DEFENSA DEL PETRÓLEO Y DENUNCIA CORRUPCIÓN EN PEMEX


El Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los brigadistas y simpatizantes del movimiento en defensa del petróleo a estar alertas ya que a partir del primero de septiembre podría llamarse a la movilización para impedir la privatización de la industria petrolera durante la asamblea informativa que tuvo lugar en el monumento a la Revolución Mexicana en la Ciudad de Mexico.
OJO

Ante miles de personas reunidas en el mítin, AMLO denunció, además, la corrupción en Pemex, de la cual no se menciona nada en las propuestas de reforma petrolera del PAN y del PRI, citando como ejemplo el caso del barco "Señor de los Mares", comprado por Pemex en más de mil millones de dólares, cuando su costo era de poco más de 200 millones de dólares y se trataba, además, de un barco usado con 28 años de antigüedad. AMLO señaló que este caso de corrupción, en el que se pagó más de 300 millones de dólares--cantidad superior al precio del barco--por concepto de "gastos administrativos", ocurrió en 2004, siendo presidente Vicente Fox y secretario de energía Felipe Calderón.

AMLO llamó además a todos los simpatizantes del movimiento por la defensa del petróleo a reunirse en el Zócalo del DF a las 9 de la noche del 15 de septiembre próximo para dar el grito de independencia y luego a las 10 de la noche retirarse para dejar sólos "a los vendepatrias para que hagan su numerito."

La propuesta del Presidente Legítimo contrasta fuertemente con la propuesta del Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, de mover la celebración del Grito de Independencia al Angel de la Independencia.

López Obradot también se refirió al tema de la seguridad y, en el momento más encendido de su discurso, denunció que la causa de la inseguridad es la falta de oportunidades, de empleo, y de educación para los jóvenes, que los empuja a adoptar conductas antisociales. También afirmó que que coincide con la gente que salió a marchar por la inseguridad, pero difiere en las causas y en las soluciones, ya que el problema de la inseguridad no se resuelve con cárceles, policías, ejércitos o penas más severas, sino con empleo, educación y oportunidades para el pueblo, y de esta manera evitar la tentación de caer en conductas antisociales.

De igual forma denunció que no es posible gobernar sin autoridad moral, y que ni Felipe Calderón ni el secretario de gobernación pueden enfrentar a la delincuencia ya que Calderón es un delincuente electoral y Mouriño es un delincuente confeso.