jueves, 28 de agosto de 2008

maniFESTANTES LE PIDEN EL APOYO A OBAMA POR REFORMA MIGRATORIA



Exigen una reforma migratoria que sea justa y respeto a los derechos humanos, esto mientras el muro avanza.
Por Francisco Trujillo. EnviadoDenver, 28 Ago (Notimex).- Unas mil 500 personas marcharon hoy por las calles de Denver, en las inmediaciones de donde se efectúa la Convención Nacional Demócrata, para exigir una reforma migratoria justa y humana que respete los derechos de los inmigrantes en este país.
Los manifestantes, entre quienes se encontraban inmigrantes de México y Latinoamérica y activistas de origen anglosajón procedentes de distintas ciudades estadunidenses, exigieron a los líderes demócratas congregados aquí, "detener la criminalización de los inmigrantes".
La marcha paso a lo largo de sus dos kilómetros de recorrido por un costado del estadio de futbol Invesco Field, donde la noche de este jueves, Barack Obama, emitirá su discurso de aceptación a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos.En un gesto de solidaridad con los manifestantes, el co-presidente de la campaña de Obama y ex alcalde de Denver, Federico Peña, participó acompañado de líderes religiosos, representantes de grupos de derechos humanos y de organizaciones sindicales, entre otros.En entrevista con Notimex, Peña dijo que una administración encabezada por Obama, promoverá una reforma migratoria integral. "Es importante que reconozcamos los derechos de todos los individuos", explicó."Los inmigrantes de ahora son como los de hace 100 años, que llegaron aquí en búsqueda de mejores oportunidades", afirmo Peña, quien ocupara también el cargo de secretario de Energía durante la administración del presidente William Clinton.
El sacerdote Patricio Guillen, de la diócesis de San Bernardino California, dijo al participar en la protesta que tanto demócratas como republicanos deben comprometerse al respeto de los derechos humanos y a evitar las divisiones por los diversos orígenes de los residentes en este país.Los manifestantes caminaron gritando en forma reiterada frases como "Obama, escucha, estamos en la lucha" y "legalización si; redadas no", además de la de "todos somos Inmigrantes" y la de "ningún ser humano es ilegal".Un grupo de artistas, "decoró la marcha" al construir y transportar a lo largo del recorrido una esfinge de la estatua de la Libertad y una gigantesca reproducción de la constitución de Estados Unidos.Frente a la manifestación, matachines del grupo local Azteca, bailaron y tocaron tambores de manera continua hasta que concluyó el evento.La marcha culminó con un mitin en el Parque Lincoln, donde una veintena de expositores precisaron las principales demandas relacionadas a la inmigración.
Los oradores pidieron el apoyo de los demócratas para una reforma migratoria justa e integral, que incluya ayuda a los que permitirá a los hijos de los indocumentados el asistir a la universidad, que suspenda las redadas, y que promueva la reunificación de familias.
La manifestación, denominada oficialmente como:

"Marcha Somos Americanos y Mitin por Derechos de los Inmigrantes son Derechos Humanos", fue organizada por el Comité de Servicios de Amigos Americanos, un grupo nacional de defensa de los derechos civiles.

En el evento participaron también unos 15 grupos y organizaciones locales y nacionales, dedicados a distintas causas, pero que convergen alrededor de los derechos humanos.La manifestación, fue una más de la docena que se han efectuado en Denver a lo largo de los últimos cinco días al margen de la Convención Nacional Demócrata que concluye este jueves aquí