viernes, 22 de agosto de 2008

Presidente Legítimo de México atribuye violencia a desempleo y pobreza

Educación y oportunidades laborales, fundamentales

En el marco del debate y la llamada "cumbre" sobre el tema de la inseguridad; Andrés Manuel también habló de las medidas que deben ser tomadas en cuenta para erradicar este problema, también se lanzó a pedir la renuncia de tres funcionarios del gobierno federal.
Andrés Manuel López Obrador consideró que los índices de violencia e inseguridad no disminuirán mientras no se atienda el origen de ambos flagelos que, según él, son el desempleo, la pobreza y la falta de oportunidades de estudio.
Sostuvo que la inseguridad no se soluciona con el aumento del número de policías y soldados, ni con amenazas de mano dura, ni con leyes más severas, ni penas más largas.De acuerdo con un comunicado de la gira que realiza por Chihuahua, opinó que deberían darse apoyos a los jóvenes y garantizarles oportunidades de empleo, educación, así como entregarles becas a aquellos que estudian el nivel medio superior.A su juicio, en la agenda nacional del gobierno federal están excluidos los graves problemas que enfrenta el país como son el desempleo, la pobreza, la corrupción y la impunidad.Además criticó la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública a la que asistieron ayer jueves el Ejecutivo federal, gobernadores y los responsables de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del país.
De paso comentó a cerca de Felipe Calderón: "Solamente falta que Calderón se vista con su uniforme de militar que le queda grande y que lo hace ver como si fuera Borolas", expresó López Obrador. También mencionó que deben renunciar tres funcionarios del gobierno federal, entre ellos el secretario de Gobernación, el procurador General de la República y el secretario de Seguridad Pública Federal "porque no están capacitados ni tienen la autoridad moral para combatir a la delincuencia organizada", afirmó.