jueves, 6 de noviembre de 2008

LIBRO QUE EXHIBE A LOS jefes de calderon donde reciben impunidad a cambio de favores..




Denuncian la permanencia en el poder de personajes que transgreden la ley y que la democracia no es la panacea a la impunidad.

México, 6 Nov Notimex

Analistas políticos urgieron a las autoridades de todos los niveles de gobierno, sin distingo de partido, a poner un “hasta aquí” a lo que consideraron la “impunidad” de que gozan algunos personajes de distintos ámbitos del país.

En la presentación del libro “Intocables. Diez mexicanos por encima de la ley”, los politólogos Denise Dresser y Alfonso Zárate, coincidieron con el corresponsal del The Economist, Konstantin Rohn, en que la democracia no es la panacea a la impunidad.
Denise Dresser afirmó que los progenitores de la desconfianza de la ciudadanía son los personajes que durante años han cometido abusos sin recibir una sanción y lamentó que en este país de manera muy fácil se olviden los escándalos de esa gente.

“En este país donde hay muchos escándalos, pero pocas sanciones, los errores, las fallas no son señales de catástrofe, sino de continuidad. La permanencia en el poder público de quienes transgreden las leyes es algo común”, expresó.

Por ello, añadió, “el verdadero reto está en comprender lo que significa para México un verdadero hasta aquí; significa que los intocables de México dejen de serlo”.Por su parte, el también analista político Alfonso Zárate expuso que los gobiernos ineficientes conducen a sus gobernados a callejones sin salida, y comentó que por desgracia ese tipo de administraciones se ven en todos los partidos políticos.

El libro Intocables es obra de periodistas coordinados por el director del semanario Día Siete, Jorge Zepeda, en el cual se relatan episodios de la vida y actividades de diversos personajes de la vida política, deportiva y del medio de los espectáculos del país.

Entre ellos se encuentran el gobernador de Puebla, Mario Marín; el coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa, y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes, entre otros.