miércoles, 16 de abril de 2008

Se solidariza legislador de Chihuahua con senadores y diputados del FAP

Gobierno Legitimo de México

Para sumarse a la demanda que impulsaron los diputados y senadores del Frente Amplio Progresista de que se lleve a cabo un debate nacional sobre la reforma energética, el diputado del PRD en el estado de Chihuahua, Víctor Quintana, inició un ayuno en el salón de plenos del Congreso local, informó la secretaria del Trabajo, Bertha Elena Luján Uranga.
Explicó que luego de presentar una iniciativa de punto de acuerdo para que fuera el propio Congreso del estado de Chihuahua quien convoque a dicho debate en la entidad, el diputado Quintana se declaró en ayuno. Detalló que el legislador evaluará si mantiene el ayuno en función de los adelantos de la convocatoria al debate nacional y de la postura asumida por las y los representantes populares del FAP.
Luján Uranga comentó que el diputado Víctor Quintana ha dicho: “respeto profundamente y en todo momento he defendido el derecho de los diputados a la palabra, por lo que no realizo más que una toma simbólica de la tribuna del Congreso”.
La secretaria del Trabajo mencionó que Víctor Quintana ha comentado que sólo ingerirá agua y té con miel, pues pretende hacer un llamado a la ciudadanía para que se realice este debate a nivel nacional de la manera más amplia, incluyente y participativa sin ninguna prisa, donde el pueblo de México sea informado con toda veracidad y pueda expresar su opinión entorno a la reforma energética. Para Quintana, la reforma energética del presidente espurio “entraña una privatización de varias fases de la industria petrolera.
Los mexicanos tenemos muy malas experiencias con las privatizaciones: la bancaria enriqueció a unos cuantos bancos extranjeros y tenemos los servicios bancarios más caros y nulos préstamos a los sectores productivos. La privatización de los teléfonos ha redundado en las tarifas más altas de América Latina y ha convertido a Carlos Slim en el hombre más rico del mundo. No queremos la privatización de PEMEX por todo esto, no queremos crear al Carlos Slim del petróleo”, concluyó Víctor Quintana.

adelitas

CARTONES

Carlos Salinas, Primer Panista en el Poder

La resistencia en defensa del petroleo , cada vez son mas mujeres

De la Lámpara de Diógenes:
Por segunda ocasión se convocó a las brigadas en defensa del petróleo en el hemiciclo a Juárez. Si la convocatoria del jueves pasado para cercar el edificio de la sede del Senado había sido respondida por muchas --miles-- de ciudadanas brigadistas, la de ayer fue impresionantemente mayor



Cuando Claudia Sheinbaum desde el templete dio la orden para avanzar, la avenida Juárez se llenó completamente con contingentes de valerosas mujeres que en orden marcharon hacia sus posiciones previamente definidas. Cada brigada tomó su lugar sobre las calles de Tacuba, Eje Central, Filomeno Mata, Allende, Donceles, Callejón del 57, atentas a las instrucciones de sus respectivas coordinadoras.



Entre consignas, cantos y bailes el entusiasmo estuvo siempre presente, en un ambiente de orden, valentía y unión. Cada grupo, identificado por un distintivo de color, paliacates, gorras, sombreros y mascadas impidió una vez más que se tuviera acceso a la casona de Xicoténcatl, ante la presencia del improvisado grupo de mujeres reclutadas por la Policía Federal Preventiva (PFP), a las que el uniforme claramente les queda grande y la disciplina no se les ve por ningún lado.
Poco antes de mediodía, un grupo de diputados del PRD de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), disfrazados con cascos color amarillo y overoles blancos aprovecharon el momento para solidarizarse con el movimiento en defensa del petróleo, ante miles de mujeres que se encontraban afuera del edificio de Donceles y Allende. En un recorrido que incluyó visita a cada una de las brigadas anunciaron su propuesta de que fuera el recinto de la ALDF donde se diera el debate nacional de la reforma energética.
Por la tarde las brigadistas siguieron firmes y entusiastas en el plantón, cuidando los accesos a las inmediaciones del callejón de Xicoténcatl, dejando pasar a todos los ciudadanos que deseaban hacerlo, excepto claro, a aquellos senadores que intentaban ingresar a la sede de la cámara alta.

Senador Dante Delgado informa a las brigadas