viernes, 16 de mayo de 2008

Radio bemba " VEAN EL DE 11 DE MAYO FUIMOS ENTREVISTADOS LIZETH E RAFA


Click here to get your own player.

Política energética integral: AMLO


Política energética integral: AMLO
viernes, 16 de mayo de 2008
Estado de los Estados
Por Lilia Arellano

Reforma “roedora”: Muñoz Ledo

Aprueban en Estados Unidos Plan México
Con EEG, corrupción sindical impune

“Cómo es que siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación”.
Alejandro Dumas

Durante el segundo día del foro Los principios que deben regir la Reforma Energética, realizado en el Senado de la República, las iniciativas de Felipe Calderón fueron refutadas y descalificadas por la mayoría de los participantes quienes consideraron su propuesta, desde el diagnóstico, como “insuficiente en el análisis económico, discutible desde el punto de vista técnico, inconsistente en el aspecto legal, ignorante en el contenido histórico y ayuna de sensibilidad política”.

Este jueves destacó por sobre todo la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de desarrollar una política energética integral, radicalmente opuesta a la oficial, sustentada en una visión nacional de crecimiento económico, que permita a PEMEX fortalecerse sin privatizarlo, lo convierta en motor de la economía nacional y que le permita contar con un comité anticorrupción.

En contraste, personajes como Javier Beristain Iturbide, titular de la Afore 21 y ex rector del Instituto Tecnológico Autónomo de México, y Luis Rubio, presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo, realizaron una defensa endeble de las iniciativas calderonistas.

Beristain inició su participación con las mismas advertencias de que de no hacer nada la producción petrolera seguirá en declive, las importaciones crecerán, lo que afectará la renta petrolera. Amenazó que el estancamiento de ésta reduce los recursos para los estados y municipios, y es un augurio de reformas fiscales adicionales en el corto plazo y de una restricción en el gasto social. Prometió en su exposición que las iniciativas presidenciales de reforma energética tendrán efectos multiplicadores sobre la economía y generarán más aportaciones netas de petróleo y sus derivados. Y remató –no podría ser de otra manera- con su pronunciamiento a favor de la participación de la iniciativa privada en el sector energético, siempre y cuando su regulación garantice la transparencia de su operación.

A su vez, Luis Rubio también, por supuesto, se pronunció de entrada abiertamente a favor de la participación de la iniciativa privada y de otras empresas petroleras estatales como Statoil de Noruega y Petrobras de Brasil, e insistió en que la discusión no debe centrarse en la propiedad de la empresa, sino en la eficiencia de la misma y la forma en la que contribuye al desarrollo del país. Se manifestó a favor de llevar a cabo cambios estructurales en PEMEX que prioricen la transparencia y la rendición de cuentas, y consideró que la propuesta de Calderón avanza pero es insuficiente, sobre todo ante los niveles de ineficiencia y corrupción que existen en la paraestatal. Tras criticar el lastre que representan para la petrolera las estructuras burocráticas, afirmó que la reforma que apruebe el Congreso deberá estar motivada por argumentos realistas, de orden económico, y no políticos.

Por su parte, el historiador Héctor Aguilar Camín, lamentó que la “mitología nacionalista” y la debilidad fiscal del Estado hayan sido las principales amarras que ahogaron las promesas del petróleo. Y eso fue todo, otra oportunidad sin duda perdida.


Propuesta nacionalista

Claudia Sheinbaum, quien fue la encargada de presentar la propuesta energética alternativa del “gobierno legitimo”, reiteró que “las iniciativas de reforma y creación de nuevas leyes presentadas por Felipe Calderón, presidente espurio, tienen como propósito central privatizar áreas estratégicas de la industria petrolera nacional violando la Constitución”, objetivo que “obedece a lineamientos de organismos financieros internacionales que obligan a países en desarrollo a aplicar una política que privilegia las ganancias privadas sobre el desarrollo independiente y el bienestar del pueblo”.

La propuesta de López Obrador tiene como objetivos promover la seguridad del suministro de energéticos, disminuir las importaciones y promover un uso racional de hidrocarburos, entre otras ventajas. En primer lugar, contempla reintegrar a PEMEX en una sola entidad y no mantenerla dividida en subsidiarias, para lo cual se tendría que establecer una política de planeación que integre a la paraestatal con Luz y Fuerza del Centro y con la Comisión Federal de Electricidad. En segundo término, generar nuevos sistemas de precios sustentado en el costo de producción y la renta petrolera nacional, y no con los precios de los hidrocarburos en Estados Unidos.

En tercer lugar, propone canalizar los excedentes de PEMEX y que el Estado asuma la deuda de Pidiregas para liberarlo de su carga fiscal. Las estimaciones del “gobierno legitimo” para este 2008 en excedentes se ubican en el orden de 200 mil millones de pesos, cantidad de la cual se podrían disponer de 150 mil millones de pesos adicionales a lo que hoy se invierte en la paraestatal. El cuarto rubro se refiere al fortalecimiento de áreas estratégicas de PEMEX, con el fin de intensificar la exploración y la reactivación de esta actividad. En este punto, Sheinbaum denunció el cierre de al menos 80 pozos petroleros, que por problemas de contaminación, derivados de negligencia humana, dejaron de producir un promedio de 500 mil millones de barriles diarios.

Como quinto punto propone el tabasqueño vincular a PEMEX con el Instituto Mexicano del Petróleo, así como con la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional para trabajar en áreas de planeación, inversión y desarrollo; y por último, destaca la necesidad de la creación de un comité anticorrupción en el Consejo de Administración de la paraestatal para que haya una rendición de cuentas transparente y se evite que se repitan historias como la del “PEMEXgate, Mouriño, Repsol y Bribiesca”.
Cabe destacar que tras la participación de Claudia Sheinbaum, el diputado panista Rubén Nordhausen, le exigió respeto y le reprochó que haya hablado de “gobierno espurio”, pero de inmediato legisladores del PAN, PRI y PRD defendieron el derecho a la libertad de expresión de la funcionaria del gabinete del “gobierno legitimo”