domingo, 1 de junio de 2008

participación en debate sobre reforma energética de MARCELO EBRARD






www.Tu.tv

Tremendo exito en la gira de Amlo por el estado de Mexico

Defender a Petróleos Mexicanos es defender la economía familiar, afirma Andrés Manuel López Obrador

Los precios de los alimentos se incrementaron 50 por ciento, mientras los salarios aumentaron 4 por ciento, en 18 meses de gestión calderonista, señala * Sin el petróleo quedará cancelado el futuro de las nuevas generaciones y México se convertirá en una colonia, con un gerente al frente, asegura. Sin ningún intento por rescatar al campo mexicano, los precios de los alimentos se incrementaron 50 por ciento, mientras los salarios sufrieron un raquítico aumento de 4 por ciento en 18 meses de gestión calderonista, aseguró Andrés Manuel López Obrador. El precio de la tortilla paso de 6 a 12 pesos por kilogramo y una alza similar sufrieron otros básicos, como la leche, el pollo, la carne de res, y el huevo, así como las tarifas de energía eléctrica y el gas doméstico, a causa de que el presidente pelele, Felipe Calderón, mantiene el modelo económico neoliberal, que es antipopular y entreguista, señaló. El presidente legítimo de México manifestó que la carestía y el clima de inseguridad y de violencia es fruto de 25 años de política económica que sólo ofrece beneficios a una minoría rapaz y mantiene al mismo tiempo a millones de mexicanos en condiciones de pobreza.

Ha sido un cuarto de siglo de abandono a las actividades productivas y de privatizaciones. En ese lapso, un promedio de mil empresas públicas pasaron a manos de particulares, como los bancos, las minas, la empresa telefónica, los aeropuertos y ahora se pretende hacer lo mismo con el sector energético, explicó. Al reunirse con los brigadistas de los Comités en Defensa del Petróleo de Los Reyes, Chicoloapan, Tezoyuca y Texcoco, López Obrador afirmó que sin el petróleo quedará cancelado el futuro de las nuevas generaciones y México se convertirá en una colonia, con un gerente al frente. Acompañado por los presidentes municipales Agustín Corona (Los Reyes), Adrián Galicia (Chicoloapan), Jaime Velásquez (Tezoyuca) y Constanzo de la Vega (Texcoco), explicó que ninguna empresa multinacional pagaría a la Secretaría de Hacienda, del gobierno usurpador, los millonarios recursos que desembolsa anualmente Petróleos Mexicanos por concepto de impuestos.


Con el petróleo en manos de la nación se podrá garantizar el desarrollo nacional, el crecimiento económico y el bienestar del pueblo. “Defender a Petróleos Mexicanos es defender la economía familiar”, puntualizó. También mencionó que a los dueños de las principales cadenas de televisión del país, que se dedican a descalificar la defensa del petróleo, no les conviene que siga adelante el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, porque están a favor de la privatización y porque no quieren perder privilegios, destacó al recordar que la descomposición social es resultado de la política económica neoliberal, porque no ofrece oportunidades de empleo y de estudio a millones de jóvenes, que tienen que emigrar hacia el vecino país del norte, en los casos de aquellos que residen en los estados más pobres de México.
Recordó que en agosto del año pasado advirtió de que habría una contracción en la economía de Estados Unidos, y posteriormente alertó que enero pasado sería un mes negro para millones de familias. En ese entonces, los locutores oficiosos del régimen de la derecha panista “nos acusaron de exagerados y de catastrofistas, incluso Felipe Calderón decía que aquí no había ningún problema que estábamos blindados”. Sin embargo, aclaró, Calderón Hinojosa decidió eliminar los aranceles y abrir las puertas de par en par a la importación de granos básicos, como una medida para enfrentar la actual crisis alimentaría mundial. Sin embargo, resultó peor el remedio que la enfermedad, toda vez que el campo esta condenado a la ruina y los alimentos que se compran en el exterior “están por las nubes”, explicó al reiterar la necesidad de apoyar al campo, de entregar créditos a los productores nacionales, de regresar a la política de subsidios y de apoyar a la pequeña y mediana empresa.



Ante los brigadistas de los mencionados municipios, el presidente legítimo de los mexicanos hizo un balance de las acciones de resistencia civil pacífica en defensa del petróleo. Se ha avanzado, se logró frenar el intento de aprobar al vapor las iniciativas de Calderón; fue muy bueno, porque se evitó que se consumara un atraco a la nación y finalmente el gobierno usurpador tuvo que organizar una serie de debates. Hasta el momento, el equipo defensor del petróleo supera 6-0 al grupo privatizador, a pesar de que no hay suficiente difusión en los medios de comunicación, mencionó al destacar que un importante número de mexicanos está en contra de la propuesta calderonista y ha tomado conciencia de que no debe privatizarse PEMEX. López Obrador anunció que los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) solicitarán al Congreso de la Unión que se realice una consulta popular, para preguntarle de manera directa al pueblo si está de acuerdo o rechaza la entrega del patrimonio nacional a las compañías multinacionales.
En el mismo tenor, pidió a la diputación del Estado de México que pidan al gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, que someta a una consulta ciudadana la denominada reforma energética. Por la tarde, López Obrador se reunió con los brigadistas del municipio de Ecatepec. Mañana continuará su recorrido por Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli, Tultepec, Coacalco, Tultitlán y Tlanepantla, municipios correspondientes al Estado de México .











Continuo declive de Pemex en los gobiernos de Acción Nacional

Pasó del lugar seis al 11 de 2000 a 2007; en ascenso, el monto entregado al fisco y la deuda

Desde el año 2000, cuando el Partido Acción Nacional (PAN) ascendió al poder, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sufrido un constante deterioro en sus principales indicadores, pese a que en los pasados siete años han prevalecido condiciones extraordinarias para la explotación de crudo: bajos costos y altos precios, según revela el más reciente diagnóstico de la industria petrolera mexicana elaborado por la paraestatal.
De acuerdo con cifras oficiales, Pemex pasó del sexto lugar en 2000, cuando Vicente Fox llegó a la Presidencia de la República, al número 11 en 2007, primer año de gobierno de Felipe Calderón, según se desprende de los datos dados a conocer en el reciente análisis: Situación y reforma de Pemex, fechado el 29 de mayo de 2008.





Entre 2000 y 2007, periodo de gestión del PAN al frente de la administración gubernamental, la deuda en la paraestatal se duplicó, la producción prácticamente se ha mantenido estancada con tendencia a la declinación, la refinación no se ha incrementado, mientras que las reservas probadas también se desplomaron, al pasar de una relación entre tasa de restitución contra producción de 22 a 9.2 años.

Mientras que Pemex en 2000, primer año de administración del PAN, se ubicaba en la posición número seis solamente por abajo de Saudi Aramco; PDVSA, Exxon-Mobil, Nioc y Shell, para 2004 retrocedió noveno lugar desplazada por British Petroleum, Chevron y Total, pero para 2007 su posición se deterioró y se ubicó en el nivel 11, al incorporarse en el ranking CNPC de China y la estadunidense ConocoPhillips.

En lo que respecta a la producción total de petróleo crudo equivalente, ésta prácticamente se ha mantenido estancada entre 2000 y 2007 en un promedio anual de 3.2 millones de barriles diarios.
Por su parte, la deuda neta de Pemex, o la diferencia entre deuda total y efectivo más valores de inmediata realización, se duplicó, al pasar de unos 155 mil millones de pesos en 2000 a 330 mil millones de pesos al cierre de 2007, pese a que las ventas también se duplicaron al ascender de 641 mil millones en 2000 a un billón 134 mil millones de pesos al concluir 2007.
Leer mas