domingo, 3 de agosto de 2008

Guerra sucia a barack obama similar ala que tuvo amlo de los potentados en México

WAL-MART ATACA A BARACK OBAMA

Estrategia de Wal-Mart se asemeja a la guerra sucia que hizo Coppel contra AMLO
Wal-Mart la empresa más grande del mundo, inició una campaña de ataque contra Barack Obama entre sus empleados para advertirles que el triunfo del candidato Demócrata en las elecciones presidenciales estadounidenses de Noviembre próximo, resultaría en el cierre de las tiendas y en la pérdida de sus empleos,
dio a conocer el diario Wall Street Journal.

De acuerdo con el WSJ, miles de sucursales de las tiendas Wal-Mart han tenido reuniones obligatorias con sus gerentes y jefes de sucursales para decirles que el triunfo de los demócratas haría más fácil que se aprobara por ley el derecho a la sindicalización de los trabajadores de empresas, incluyendo a Wal-Mart. Esto provocaría, de acuerdo con Wal-Mart, despidos de empleados y hasta cierres de tiendas.

De acuerdo con testimonios de empleados de Wal-Mart que han asistido a estas juntas, da a conocer el WSJ, los ejecutivos de la trasnacional alegan que los empleados en las tiendas sindicalizadas tendrían que pagar altas cuotas sindicales sin recibir nada a cambio, e inclusive tendrían que ir a huelga sin compensación. Además, alega Wal-Mart, la sindicalización significaría menos trabajos ya que subiría el costo de los salarios.


Sinembargo, Wal-Mart ha sido señalada múltiples veces por abusos laborales y por no brindarle a sus empleados servicios médicos. Inclusive, Wal-Mart ha llegado a sugerir a sus empledos en Estados Unidos que se suscriban en los programas de ayuda médica para gente de bajos recursos, lo cual convertiría a los recursos de salud del estado en un subsidio para la empresa trasnacional más grande del planeta.

De acuerdo con el WSJ, en las juntas organizadas por Wal-Mart no se le dice especificamente a los trabajadores por quien votar en las elecciones de Noviembre, pero sí se les dice que el triunfo de Barack Obama en las elecciones presidenciales equivaldría a permitir la entrada de los sindicatos a las tiendas.


El WSJ cita a una empleada de Wal-Mart que asistió a una de las juntas, quien menciona que en éstas se les dice “no les voy a decir por quien votar, pero si los demócratas ganan, esta ley va a pasar y ustedes no van a poder votar sobre si quieren o no un sindicato” la empleada respondió a esto que “no soy una persona estúpida. Me están diciendo como votar.”

Los ejecutivos de Wal-Mart niegan que se le esté diciendo a los empleados como votar, y alegan que su interés es en “educar” a los empleados sobre una ley llamada Employee Free Choice Act o “Ley de Libre Decisión del Empleado” (EFCA, por sus siglas en inglés), la cual, según las empresas, permitiría que se pudieran sindicalizar millones de trabajadores.

La ley EFCA fue apoyada por Barack Obama en el Senado de Estados Unidos, y ha declarado que la aprobará si es elegido presidente. John McCain, el candidato republicano a la presidencia se opone a esta ley.


Wal-Mart se ha opuesto a la creación de sindicatos en sus tiendas de manera férrea, llegando incluso a cerrar una sucursal de la trasnacional en Canadá tras el triunfo legal de los trabajadores para poder sindicalizarse.


Barack Obama, por su parte, ha sido un crítico abierto de Wal-Mart desde 2006. En ese entonces, Obama se unió al grupo de críticos de Wal-Mart WakeUpWalMart.com , en donde se critica a Wal-Mart por, entre otras cosas, “pagar salarios de miseria”, “echarle los costos de seguridad médica a los contribuyentes”, “forzar a los proveedores a vender barato inclusive si eso significa perder empleos para que estos se vayan a otros paises”, “pagar menos a las mujeres”, “explotar a emigrantes ilegales”, y “romper leyes sobre empleo de menores.”
En 2006, Barack Obama
declaró en una convención de WakeUpWalmart.com, de acuerdo con una nota del diario USA Today, que hay “una responsabilidad moral para levantarse y pelear” por un mejor futuro econnómico con salarios, atención médica, y beneficios de jubilación adecuados. Dijo también que “este es un tema mucho más grande que Wal-Mart, pero creo que la batalla para enfrentar a Wal-Mart y forzarlos a examinar sus propios valores corporativos y lo que sus políticas y métodos son para sus trabajadores y como pueden ser un buen ciudadano corporativo, creo yo, es absolutamente vital.”


SIMILAR A LA GUERRA SUCIA CONTRA LÓPEZ OBRADOR

La campaña contra Obama emprendida por Wal-Mart en Estados Unidos se asemeja a la campaña que emprendió en 2006 Enrique Coppel, dueño de tiendas Coppel, contra el entonces candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador. Durante la campaña presidencial, Coppel envió una carta a sus empleados advirtiéndoles contra un posible triunfo de AMLO, y llamándolos a convencer a sus familiares, y clientes de tiendas Coppel, a votar por el candidato del PAN, Felipe Calerón