jueves, 12 de marzo de 2009

Echan abajo PAN y priista Raúl Cervantes topes a salarios de alta burocracia


El Chapo Guzmán está en la lista de Forbes
Avala PAN extradición de Florence Cassez



Echan abajo PAN y priista Raúl Cervantes topes a salarios de alta burocracia



Chicanada del PAN permitiría que alta burocracia siga ganando sueldos onerosos
Todo el PAN votó a favor de echar a abajo los topes a los salarios de la alta burocracia
La ley estuvo atorada dos años en el congreso; el PAN se opuso a ella
Luego de que la ley de salarios máximos estuviera atorada en el congreso de la unión por dos años, los diputados panistas y el priista Raúl Cervantes echaron abajo esta ley, que le pondría un límite a los salarios de toda la burocracia, incluyendo a los ministros de la SCJN, a los consejereos del IFE, y otros altos burócratas.


Luego de que la ley de salarios máximos estuviera atorada en el congreso de la unión por dos años, los diputados panistas y el priista Raúl Cervantes echaron abajo esta ley, que le pondría un límite a los salarios de toda la burocracia, incluyendo a los ministros de la SCJN, a los consejereos del IFE, y otros altos burócratas.


Al no estar de acuerdo el PAN con la propuesta del Senado para que se limitaran los salarios de los altos burócratas, el blaquiazul en la comusión de puntos constitucionales de la cámara de diputados optó por una chicanada: especificar que solamente se limitarían los salarios de los funcionarios públicos elegidos mediante el voto popular.


Al ponerse este cambio a votación en la comisión de puntos constitucionales el voto se dividió 10 en contra y 10 a favor, hasta que el priista Raúl Cervantes votó con los panistas a favor de las modificaciones, logrando echar abajo la propuesta original de limitar los salarios de la alta burocracia que no fue elegida por medio del voto popular.


Es decir, los salarios de los diputados plurinominales, de los ministros de la corte, de los consejeros del IFE, secretarios de estado, y toda la alta burocracia, quedarían intactos.


Los únicos sieldos que se verían afectados serían el del titular del ejecutivo, gobernadores, alcaldes, diputados y senadores no-plurinominales.


Esto ha sido visto como una maniobra del PAN para poder seguir usando a los cargos públicos como pagos políticos y para comprar voluntades a cambio de cargos en el gobierno altamente pagados.

El voto del PAN no era suficiente para echar abajo la ley de salarios máximos. Sin embargo, sorpresivamente y sin que nadie entendiera por qué, el diputado priista Raúl Cervantes votó a favor de la propuesta del PAN, logrando de esta manera impedir que se limitaran los límites a los altos sueldos de los funcionarios.


El aval de Cervantes causó el enojo del PRI, que abandonó la sesión de la cámara de diputados, ya que había un acuerdo previo con el PAN que no se respetó. Esto provocó que el PAN también pudiera desechar la propuesta de que ningún servidor público pueda ganar más que su superior jerárquico.


Ahora, para que la ley de salarios máximos pueda volver a evaluarse, esta tendrá que ser propuesta de nuevo en el Senado.



Recomienda jefe de la CIA a su hijo no ir a México por narcoinseguridad