sábado, 4 de abril de 2009

Violó la Constitución el gobierno espurio de Calderón al contratar deuda externa sin autorización del Congreso: AMLO




Exhorta a diputados y senadores del FAP para que pidan cuentas a Calderón
Sábado 04 de abril de 2009, México, Distrito Federal

Exhorta a diputados y senadores del FAP para que pidan cuentas a Calderón * Dice que dará seguimiento al uso y destino de la línea crediticia por 77 mmdd

Llama a no permitir que la derecha gobierne el DF, porque implicaría un retroceso Por tratarse de un asunto que viola flagrantemente el texto de la Constitución, Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los legisladores del PRD, PT y Convergencia para que actúen y pidan cuentas al gobierno espurio sobre los términos y condiciones en que solicitó una línea crediticia por 77 mil millones de dólares y en qué áreas se van a utilizar los recursos, porque significa “un problema económico grave”.

Dejó en claro que el Congreso de la Unión es la única instancia que autoriza si las autoridades pueden contratar endeudamiento externo, de acuerdo a la letra de la Carta Magna. Con el antecedente que representa el Fobaproa, que implicó un quebranto a la Nación por 100 mil millones de dólares, dio a conocer que el Banco de México, de manera descarada, informó este día que dicho empréstito se usará para rescatar a los grandes empresarios y banqueros, que precisamente apoyaron al presidente pelele, Felipe Calderón, en el fraude electoral.

“No queremos que las deudas privadas de unos cuantos se conviertan en deuda pública”, como ocurrió en 1995 con el rescate bancario, del cual se pagan anualmente alrededor de 3 mil millones de dólares tan sólo por concepto de intereses, enfatizó al aclarar que dará seguimiento al uso y destino de los 77 mil millones de dólares.

En la asamblea informativa con los habitantes de las delegaciones Miguel Hidalgo y Coyoacán, el presidente legítimo de México acusó al gobierno usurpador de Calderón de proteger en el actual periodo de crisis a quienes lo impusieron en el cargo.

En ambas demarcaciones señaló que la deuda externa mexicana ascendía a 86 mil millones de dólares, pero ahora de “un plumazo” se contratará un nuevo crédito que duplicará de un día a otro el monto total del endeudamiento, para ubicarse en 163 mil millones de dólares y “lo peor de todo es que el dinero no se va a utilizar para apoyar las actividades productivas ni para frenar el desempleo, tampoco para apoyar a las pequeñas y medianas empresas y comercios”. Fue entonces cuando convocó a los diputados y senadores del PRD, PT y Convergencia, que forman el Frente Amplio Progresista, a actuar en consecuencia y exigir que el presidente pelele explique los motivos que lo llevaron a pedir un préstamo a la banca internacional. Acompañado por miembros del movimiento en defensa de la economía y dirigentes del PRD y Convergencia en el Distrito Federal, consideró patético que la mayoría de los medios de comunicación hayan aplaudido la decisión de contratar nueva deuda, pero lo peor fue que tanto diputados como senadores calificaron de buena la medida.
“Estoy seguro que no sabían ellos que, de acuerdo a la Constitución, es el Congreso el único órgano facultado para autorizar la contratación de créditos”, añadió. Ante miles de vecinos de la delegación Coyoacán, López Obrador celebró que en la capital de la República Mexicana se apliquen un conjunto de programas sociales dirigidos a la población de menores recursos económicos, como los de apoyo a los adultos mayores, a las madres solteras, a las personas con discapacidad y a los jóvenes que cursos estudios de preparatoria. Y llamó a los habitantes de dicha demarcación a no permitir que la derecha llegue a gobernar la Ciudad de México, sería implicaría un retroceso.

La derecha –explicó— tiene una mentalidad retrógrada, de hacendados, son los herederos del pensamiento del Porfiriato y, aunque no lo manifieste públicamente, desprecia al pueblo.

También habló sobre la aprobación de la Ley de Salarios Máximos para todos los integrantes de los poderes Ejecutivo Legislativo y Judicial y que fue fruto de la presión que ejerció el movimiento en defensa de la economía popular.

Para la mayoría del pueblo de México representa un insulto que los servidores públicos, como los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tengan un sueldo de 600 mil pesos mensuales y que tengan como beneficios adicionales una partida presupuestal, por cinco mil millones de pesos anuales, para atención médica privada, subrayó. El presidente legítimo de los mexicanos mañana sostendrá reuniones con los vecinos de las delegaciones Gustavo A. Madero, Azcapotzalco, Venustiano Carranza y Cuauhtémoc.