viernes, 4 de septiembre de 2009

"Al pícher de México le robaron el jom”: López Obrador


Ya hay un relevo: uno que sale en una telenovela de Televisa, donde sale La Paloma, La Gaviota y Lucerito…es uno que le dicen La Barby…que tiene como único merito que en la gorra tiene un copete, es su única virtud.

Por Oscar Castro y Felipe Larios / Dossier Político

Dia de publicación: 2009-09-04


Entrevista Exclusiva

Hermosillo.- Andrés Manuel López Obrador estuvo ayer en Hermosillo, él venía de Mexicali y con rumbo a Culiacán. En esta capital el “presidente legítimo” obsequió a Dossier Político una sui generis entrevista exclusiva donde, aunque el amable lector no lo crea, se habló poco de política y mucho, pero mucho de beisbol.

Bueno, pero como dicen que el rey de los deportes tiene muchas similitudes con el ejercicio de la política, el tabasqueño no quiso evadir las “rectas”, “las bolas de tenedor” y hasta una que otra pelota “ensalivada” que los reporteros de esta casa editorial le enviaron a este “caballo” de la política nacional.

“El beisbol es mi pasión como otras pocas, primero, desde luego, el pueblo, mi otra pasión son mis hijos, mi familia, mis amigos, y la tercera es el beisbol”, dice en la apertura de la primera entrada.

--Cuando yo estaba más joven que ahora jugaba centro filder y luego me lastimé el brazo… me viene a jugar tercera y ahora soy primera base, ya más cómodo, el beis me gusta, me relaja y a veces veo en la pelota la carita de Salinas y le pego más duro--.

Ahora se le lanza una recta pegada que el bateador resuelve con solvencia:

¿Sería usted un caballón como en la política?

--Bueno, no pero si bateo arriba de los 300 y todavía juego beisbol, me gusta mucho---

¿Y el país en que inning va?

A este cambió de velocidad López Obrador lo pesca y le pega a la bola en la pura nariz.

-- Si se trata de hacer esa comparación, el equipo de México está de muy fea forma y sobre todo no hay entusiasmo, no hay espíritu, eso está mal…está mal el equipo, no hay manager, no tiene estrategia, al manager le agarran todas las señas y le roban el jom, al equipo de Mexico le están robando el jom seguidito, el cuadro es una coladera…está muy mal…no hay picheo, puro bolita boba, le están pegando mucho--.

Ya con el brazo en forma, el pícher de Dossier se anima a pasarle una recta arriba de 90 millas, de esas que rompen el plato; el tabasqueño aprieta la majagua:

¿Qué hay de los dueños de los equipos?

--Ah claro ese es el otro asunto, los dueños de la franquicia no quieren invertir para que haya buenos peloteros, nada más les gusta estarse llenando las bolsas…son malos magnates del beisbol…no hay buenas contrataciones, hay mucho ambición y avaricia, no piensan en los aficionados--.

El juego se pone más interesante y es el momento de solar el “tirabuzón”:
¿Es inminente el cambio de pícher?

--No… están pidiendo un relevista…la verdad es que ya hay un relevista…ya el pícher abridor no aguantó ni tres entradas, le pegaron…en Grandes Ligas antes el abridor tenía que terminar el juego, bueno pues el abridor no terminó…ahora se acostumbra que el abridor llega a la sexta y ya empiezan dos o tres relevos…hay un relevo largo y otro corto, pero el abridor no llegó ni a la tercera entrada y ya está ahí el nuevo relevo para que se pueda llegar a la sexta entrada, es un pícher innombrable y lo pusieron ahí los directivos, se habla mucho que los directivos son mafiosos, no de estos que escuchamos en la nota roja, sino capos grandes--.

¿Como los que arreglaron la serie mundial?

Más que eso…entonces ellos son lo que pusieron a este y lo que quieren ellos que llegue a la sexta entrada, porque creen que pueden ganar el juego si llega a la sexta y entra otro pícher, uno que sale en una telenovela de Televisa, donde sale La Paloma, La Gaviota y Lucerito…eso uno que le dicen La Barby…que tiene como único merito que en la gorra tiene un copete, es su única virtud--.

Ahora viene una recta cortada:

¿Y el otro equipo?

--Este va a ganar porque el pícher que tiene tira una recta de 94 millas, tira el escrubol, el slider, tiene un cambio que le quiebra la espalda al bateador…vamos a ganar, a ese equipo le voy, no tiene la nómina como los otros y está integrado por puros jugadores llaneros, como Valenzuela, que tienen no solo buena forma de jugar al beis, sino que tienen mucha pasión--.

Con una curva flojita el bateador de arriba de trescientos así responde:

¿Y el equipo amarillo?

--Van a reforzar al equipo integrado con puros peloteros llaneros, con el pícher de recta de 95 millas no va a haber relevo, va a las nueve entradas, le vamos a caer a palos al equipo de La Barby, me han querido ponchar pero tengo porcentaje de 340 de bateo en el último campeonato--.

Entonces viene el momento de sacar los recursos, es el último lanzamiento y pues, como los cerradores de Grandes Ligas, es obligatorio fajarse y viene la recta de humo:

¿Para la Liga de 2012 se habla de un “extranjero”, no entrara López Obrador ponchado?

--No, porque estamos sacando bien el bat, chocando bien la pelota, vamos a seguir con buen porcentaje--.