martes, 8 de septiembre de 2009

En Cajeme los priistas dicen que no van a reconocer al Despota que hizo fraude Manolo Barro del pan


Cuestionan legitimidad de Barro

Si el Tribunal Federal Electoral ratifica el triunfo de Manuel Barro Borgaro, el nuevo alcalde se sentará en una silla de dos patas porque le faltará legitimidad.

Gabriel Parra Gil y Atalo de la Vega de la Rocha, abogados del PRI en el juicio de revisión constitucional contra las elecciones del 5 de julio en Cajeme, indicaron que el jueves de esta semana podría decidirse.

En su dictamen, indicaron, los magistrados de la Sala Regional del Trife tendrán que demostrar que en verdad son un tribunal y no que dependen del presidente de la República.

Acompañados de los dirigentes del PRI municipal, José María Parada Almada y Carmen Alicia Camacho, anunciaron que cuando se realice la sesión del tribunal, se transmitirá en vivo en las oficinas del partido.

Están convencidos de que las pruebas aportadas al tribunal son suficientes para demostrar las circunstancias que privaron el día de la elección y anularla, aseguraron.

No solamente se anularán sino que el acta de mayoría se le entregará a Ernesto Vargas Gaytán, indicaron, quien ya está listo para asumir la alcaldía de Cajeme.

Si el tribunal ratifica el triunfo de Barro Borgaro, expusieron, acatarán el resultado, pero definitivamente sería como usar una silla de dos patas para sentarse porque le faltará legitimidad.