sábado, 24 de octubre de 2009

Desenmascara Mario Di Costanzo modificaciones del PRI al paquete económico

El diputado federal del PT, Mario Di Costanzo, desenmascaró las modificaciones que el PRI en el Senado propuso para el paquete económico 2010 enviado por la cámara de diputados y las calificó de “atole con el dedo” ya que constituyen un engaño.

“Las propuestas de los senadores del PRI para modificar la Ley de Ingresos aprobada por los diputados del PRIAN, son atole con el dedo y sólo buscan mecanismos alternativos para transferir a los ciudadanos el costo de la crisis y continuar protegiendo a los grandes empresarios al proponer incrementos a la gasolina y al endeudamiento público”, dijo Di Costanzo en un comunicado difundido por email.

Di Costanzo desenmascara primero a la propuesta del PRI de no incrementar el ISR a personas de bajos ingresos cambio de subir el precio de la gasolina 20 centavos.

“De aprobarse la propuesta de los Senadores del PRI, habría que agregar 20 centavos más, con lo que el precio (de la gasolina) seria de 9.24 pesos, lo que implicaría un incremento total de 19.68%.”

En segundo lugar, Di Costanzo desenmascara a la propuesta de dejar el IVA en 15% a cambio de subir el precio del petróleo.

Sin embargo, la propuesta del PRI sobreestima el precio del petróleo para 2010, señala Di Costanzo. Es decir, supone un precio que el mercado no aceptaría para el petróleo.

Por último, Di Costanzo señala que el PRI pretende no tocar la consolidación fiscal a cambio de incrementar la deuda pública.

Esto modificaría la propuesta del PAN de cobrar impuestos de manera retroactiva por consolidación fiscal por los últimos 5 años.

El problema, señala Di Costanzo, es que cobrar impuestos de manera retroactiva es inconstitucional, por lo cual la medida propuesta por Calderón sería echada abajo por la Suprema Corte de Justicia.

“La Cámara de Diputados no corrigió este problema, ya que en lugar de “derogar” este régimen, y buscar que ya no existiera hacia adelante, lo único que hizo fue modificar el porcentaje de impuestos que estas empresas pagarían en el 2010, y reducirlo de 60% a 40% para 2010, pero manteniendo la retroactividad de la disposición y por tanto su inconstitucionalidad. Sin embargo al disminuir el porcentaje de 60% al 40% la recaudación esperada se tuvo que reducir de 27,500 millones de pesos a 18,400 millones de pesos”, dice Di Costanzo.

El PRI, mientras tanto, propone simplemente que la consolidación fiscal, que le permite a las grandes empresas no pagar impuestos, siga tal cual.

En otras palabras, tanto la medida de Calderón como la del PRI tienen el mismo resultado: la no eliminación de este privilegio fiscal.

Concluye Di Costanzo:

“El incremento propuesto para la gasolina tendría un impacto inflacionario mayor el incremento del IVA, ya que este sería del 1% ya que el incremento total del precio de la gasolina sería de 19.68%, cifra que es 2.68% mayor al incremento de 17% propuesto originalmente por la SHCP.

“La sobre- estimación del precio del petróleo, violaría lo dispuesto por la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, al no acatar la fórmula para determinar el precio del petróleo y vuelve a petrolizar a las finanzas públicas.

“La propuesta busca dejar intacto el régimen de consolidación fiscal y y no busca acotar o derogar este régimen hacia adelante, a cambio propone endeudar más al país, al incrementar el déficit público.

“Es claro que la propuesta en general, busca seguir protegiendo a las grandes empresas, y buscar formas indirectas de seguir recargando la recaudación en los ciudadanos ya sea a través de los precios de los precios de los bienes y servicios públicos y del endeudamiento público.”, concluye Di Costanzo