domingo, 4 de octubre de 2009

El PRI estuvo directamente detrás de la matanza de Tlatelolco: documentos


Dirigentes del PRI pagaron a los francotiradores que iniciaron la matanza en Tlatelolco

El mismo grupo derivó en "Los Halcones"

Los dirigentes priistas Alfonso Corona del Rosal y Alfonso Martínez Domínguez fueron quienes crearon desde 1960 al grupo paramilitar que participó en conjunto con el ejército para masacrar a cientos de personas el 2 de Octubre de 1968, revelan documentos del Archivo General de la Nación.

Los dirigentes priistas Alfonso Corona del Rosal y Alfonso Martínez Domínguez fueron quienes crearon desde 1960 al grupo paramilitar que participó en conjunto con el ejército para masacrar a cientos de personas el 2 de Octubre de 1968, revelan documentos del Archivo General de la Nación.

De acuerdo con una nota de La Jornada, la historiadora María de Los Ángeles Magdaleno Cárdenas encontró en estos documentos apenas obtenidos el viernes 2 de octubre pasado que el grupo paramilitar conocido como "De La Lux", actuaron como francotiradores en la Plaza de las Tres Culturas, iniciando la masacre de civiles ordenada por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.

Ese mismo grupo derivó en lo que se conoció como "Los Halcones", el cual participó el 10 de junio de 1971 en represión contra maestros y estudiantes en la Ciudad de México.

“Corona del Rosal mantuvo el comportamiento mostrado desde que fungió como líder del PRI en los años 50; constituyó lo que se conocería como la policía priísta, un cuerpo que vigilaba y espiaba a los militantes destacados y los dirigentes rivales," dice María Cárdenas.

No sólo eso; quien fuera dirigente del PRI y jefe del Departamento del Distrito Federal financiaba a los francotiradores que dispararon contra el ejército, desatando la matanza de estudiantes. Martínez Dominguez tuvo también complicidad en el financiamiento con el que se pagaba a un grupo de unas 20 mil personas.

Documentos desclasificados de la Secretaría de Gobernación señalan los nombres de los involucrados y la cantidad de armas que obtuvieron con permisos del Departamento de la Industria Militar, así como por el consulado de México en Nueva York.

Estos documentos, sostiene la historiadora, establecen “que en la conformación y actividad del grupo que de manera sistemática reprimió los movimientos sociales de 1960 a 1971, principalmente en la capital mexicana, estuvieron involucrados Alfonso Corona del Rosal, Alfonso Martínez Domínguez, Manuel Díaz Escobar, Humberto Bermúdez Dávila (jefe del Estado Mayor Presidencial, EMP, durante el gobierno de José López Portillo); Eliud Ángel Casiano Bello (general brigadier y subjefe administrativo del EMP en 1984, Luis Gutiérrez Oropeza (jefe del EMP durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz y quien otorgaba las licencias para que Díaz Escobar se desempeñara como secretario general de la CNOP –oficialmente desde 1961– y quien también daba autorización para que Bermúdez Dávila fuera secretario particular de Corona del Rosal)”.

Hasta la fecha el PRI se ha negado a admitir la responsabilidad que tuvo en la masacre del 2 de Octubre de 1968, llegando al grado de tratar de comparar esa matanza de centenares de personas con "las ligas de Bejarano", incidente en el que el ex-diputado local del DF, René Bejarano, recibió dinero en efectivo para las campañas electorales del PRD, lo cual no es ilegal.