domingo, 11 de octubre de 2009

Pierde la clase media con la liquidación de LyFC

Pierde la clase media

Dijo Fernando “pedropicapiedra” Gómez Mont que la liquidación de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) “es una decisión que se basa en una situación económica”. Que porque en la paraestatal se había generado un boquete que se hacía impagable en el futuro.

Mintió.

Como también mintió Felipe Calderón cuando dijo en su decreto para liquidar a LyFC que la razón era que LyFC ya no aportaba un beneficio al público y se estaba gastando mucho en la empresa.

Para empezar los costos de luz no disminuyen con la liquidación. Va a seguir costando mucho dinero que CFE le siga comprando electricidad generada con gas natural a empresa extranjeras mientras que, al mismo tiempo, no opera las plantas hidroeléctricas a toda su capacidad. Fue precisamente el hacer esto lo que causó la inundación de Tabasco en 2007. Y no han cambiado las cosas.

En segundo lugar de cualquier manera se tendrá que usar a más personal para operar el suministro eléctrico en el centro del país. La única diferencia real es que al eliminar a LyFC se elimina al SME, uno de los pocos sindicatos que no se alínean ni con el PAN ni con el PRI, como sí lo hacen los caciques Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps (ambos, por cierto, acusados de corruptos y asesinos).

En tercero, si realmente había un problema grave en LyFC ¿Por qué no buscaron una solución en la reforma energética de 2008? ¿Por qué nunca tocaron el tema hasta ahora que vieron que no podrían tener un pelele en el SME?

El SME buscó y logró que le otorgaran a LyFC permisos para comercializar triple-play a un costo más barato a los consumidores, con lo cual LyFC hubiera podido tener más ingresos para solventar la falta de recursos que el gobierno federal de manera deliberada dejó que LyFC acumulara.

Pero no: en vez de ofrecerle triple-play más barato a los consumidores y lograr mayor ingreso para LyFC el gobierno panista optó por desaparecerla. ¿El beneficiado de esto? La empresa de Fernando Canales Clariond y Ernesto Martens que también quiso usar la red de fibra óptica de LyFC para comercializar triple-play.

Usted, consumidor de clase media, es el que pierde con la liquidación de LyFC, ya que ya no tendrá precios más bajos en cable, teléfono e internet, y encima su recibo de luz seguirá igual de caro con CFE operando LyFC—que es peor que LyFC.

PD2: Dice el PRI que Felipe Calderón deberá asumir el costo político, económico y social por la liquidación de Luz y Fuerza del Centro. Pero en realidad quien tendrá que pagar el costo político será quien no haga nada para revertir esa liquidación. Si el PRI simplemente se queda cruzado de brazos en el congreso y no busca la manera de revertir la liquidación, también será responsable y tendrá que pagar el costo político. Hasta el momento, los únicos que se han pronunciado por buscar revertir la liquidación por medio de una controversia constitucional son los partidos del FAP.

PD3: Diversos ciudadanos han enviado mensajes de texto e emails pidiendo que hoy a las 20:30 horas, hora del centro de México, se prendan luces y aparatos eléctricos. Algunos especulan lo que se busca es causar una sobrecarga y con esta sobrecarga un apagón.

Para los que van a salir con la idiotez de que es mejor que la electricidad sea privada les recuerdo el caso de Estados Unidos con ENRON: gracias a que la electricidad es privada en Estados Unidos, todo lo que tuvo que hacer ENRON fue apagar sus plantas elctricas sin justificación para que la luz en California y otros estados subiera hasta 500%. Todo con tal de inflar sus acciones en Wall Street. Al final ENRON quebró, revelando que había incurrido en uno de los fraudes más grandes de la historia de Estados Unidos. Ese es el resultado de permitir que la IP opere un recurso estratégico como la electricidad.

Con la liquidación de LyFC se quedan sin empleo 40 mil trabajadores. ¿”Presidente del empleo para que vivamos mejor”?