sábado, 7 de noviembre de 2009

Ciro, Corral, la ingratitud y la práctica de la hipocresía

El pasado jueves por la noche trabajadores del SME continuaron con sus visitas a los medios para reclamarles que digan la verdad sobre lo que está pasando en realidad en el conflicto desatado por la liquidación de Luz y Fuerza del Centro.

A Carlos Marín en persona le exigieron objetividad. Marín les dijo que no existe la objetividad en los medios. Y luego dijo que Milenio solamente repite lo dicen las autoridades.

Dijo la verdad… a medias. Milenio NO es un medio objetivo que sólo repite lo que dijo el gobierno. Y lo demostró Ciro Gómez Leyva, quien mostró una declaración de Javier Lozano Alarcón en la que dice que no han dado a conocer quienes son los supuestos miles de trabajadores del SME a los que les han dado liquidaciones porque supuestamente nadie quiere que se sepa cuanto dinero le dieron—algo que el SME ha retado al gobierno a hacer.

Ciro fue más allá. Él personalmente dio una segunda explicación de lo que dijo Lozano diciendo que era cierto que en México nadie quiere que se sepa cuanto gana o cuanto le dan de indemnización.

Es decir, no sólo repitió lo que dijo el gobierno panista, sino que hasta le echó la mano para que se entendiera.

Afuera de las oficinas de Milenio, las decenas de trabajadores del SME que protestaban gritaban “Acuérdate Ciro, nosotros te apoyamos” en obvia referencia a lo que ocurrió cuando TV Azteca, con el apoyo del gobierno de Fox, tomó las instalaciones de CNI 40, donde Ciro laboraba.

¿Es eso ingratitud?

Mientras tanto el panista Javier Corral, quien se queja de que le hayan dado a Televisa el privilegio de no pagar impuestos por dos años por entrarle al negocio de la telefonía celular (mientras la clase media pagará casi la mitad de su sueldo por los nuevos impuestos).

Si Corral sabe que fue su partido el que ha aprobado esa y muchas otras cochinadas para beneficio de las televisoras y de otros privilegiados ¿Por qué sigue en el PAN? ¿Por qué sigue en un partido en donde se hacen canalladas?

Peor: ¿Por qué se ofende de que le digan “usurpador” a Calderón si su partido se niega a abrir los paquetes electorales de 2006?

Ayer Gerardo Fernández Noroña retó a Corral y a todos los panistas a abrir esos paquetes electorales. Si Corral no apoya esa propuesta, quedará comprobado que lo de Corral es la práctica de la hipocresía.