lunes, 21 de diciembre de 2009

Angélica Rivera la nueva Martha Sahagún


Enrique Peña Nieto admitió que el asunto de su boda con Angélica Rivera, que anunció al Papa en persona, es de carácter personal luego de decir que su viaje al Vaticano era un viaje oficial. Es decir, se contradijo respecto a la naturaleza de su viaje.

Si era un viaje oficial ¿por qué lo usó para anunciar ante las cámaras un asunto personal?
Además CNN dio a conocer que, según la revista Quién, estando en la Basílica de San Pedro también le entregó el anillo de matrimonio a Angélica Rivera.

Eso también es un asunto personal ¿Por qué usa entonces Peña Nieto recursos del erario para asuntos personales?

Dice Peña Nieto que él no sabía que lo estaban grabando cuando le dijo al Papa lo de su boda.

¿Es esto creible considerando que Peña Nieto sabe que lo siguen las cámaras a todas partes?
Peña Nieto ya mintió una vez respecto a la contratación de a News para su viaje a Turquía.

Dijo no conocer a José María Siles pese a un video donde Peña Nieto lo llama por su nombre.
Con esta serían dos veces que Peña Nieto habría incurrido entonces en uso de dinero del erario para promover su imagen, lo cual es un delito.

La primera, cuando intentó pagarle a aNews por a cobertura que contrató Televisa para cubrir sus actividades en Turquía. La segunda, esta: usando un viaje supuestamente oficial para sacarle raja mediática y promover su imagen.

(Entre paréntesis: ¿Era necesario hacer un viaje al Vaticano para llevar unas artesanías? ¿Qué no pudo mandarlas por paquetería o mandar solamente a los artesanos que las HICIERON? Claro, de haber hecho eso, no se hubiera tomado la foto que quería tomarse.)

Ahora bien, que Peña Nieto fuera un ratero, no tuviera escrúpulos, y usara dinero del erario para promover su candidatura presidencial, pese a que es ilegal, no le sorprendería a nadie.

Priista al fin. Lo que llama la atención es que Angélica Rivera se preste para esto.

¿De ese tamaño es la ambición de Angélica Rivera por ser primera dama?
Esta película ya la vimos antes. Su protagonista se llamaba Martha Sahagún. Y las consecuencias que tuvo fueron desastrozas para el país debido a su ambición vulgar y desmedida.

Una secuela, protagonizada por Martélica Rivera, claramente sería mucho peor para el país. ¿Cuánto se despilfarraría del erario para sus caprichos?
Por eso mejor AMLO 2012.

—PD: Un diario de Tijuana dio a conocer que el departamento donde la Marina mató a Arturo Beltrán Leyva le fue vendido al ahora difundo narcotraficante por la inmobiliaria SARE, de la cual son socios Jorge y Manuel Bribiesca, hijos de Martha Sahagún. Se lo vendieron en dólares y en efectivo. ¿Realmente quieren a otra Martuchis pero priista? Por eso, insisto, mejor AMLO 2012.