lunes, 21 de diciembre de 2009

Califica Cuba de "farsa" la cumbre climática de Copenhague

La Habana, 21 Dic (Notimex).- El canciller cubano Bruno Rodríguez calificó hoy como una "farsa antidemocrática" la cumbre climática de Copenhague, Dinamarca, y acusó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de haber mantenido una actitud arrogante.

En rueda de prensa, Rodríguez descalificó a la cumbre de Copenhague y opinó que fue un fracaso ante lo que llamó "sucios manejos" de Estados Unidos y otras naciones industrializadas para evitar asumir compromisos respecto al tema.

Señaló que después que Obama se reunió en privado y a espaldas de la mayoría de los jefes de las delegaciones asistentes, 16 naciones citadas aparte por el mandatario estadunidense adoptaron "un documento apócrifo" de compromisos insuficientes con las necesidades del planeta.

De acuerdo con el canciller cubano, los países desarrollados se niegan a compromisos vinculantes que los comprometan a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 40 por ciento hasta el 2020 y a transferir tecnologías a los Estados pobres.

Por otra parte, Rodríguez elogió los discursos de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Bolivia, Evo Morales, quienes atacaron la posición de la delegación estadunidense y en particular al jefe de la Casa Blanca.

"El planeta está en peligro, la Cumbre de Copenhague pretendió ser la sepultura del Protocolo de Kyoto y fue un paso atrás en los esfuerzos por salvar al planeta", aseveró el ministro cubano de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, Rodríguez reconoció que la postura de Obama es diferente a la de su antecesor George W. Bush, porque "al menos" admite la existencia del cambio climático, su gravedad y la evidencia científica