jueves, 3 de diciembre de 2009

Las fechas—y los silencios—de los sobornos a CFE

Nuestro colaborador Pomponio revela el día de hoy en su columna un dato muy importante sobre el caso de sobornos a funcionarios de CFE.

ABB, la empresa Suiza cuya subsidiaria en Estados Unidos se encarga del negocio de software para empresas como CFE, dio a conocer publicamente el 19 de abril de 2005 que había notificado a las autoridades de Estados Unidos de un caso de sobornos en América Latina por el cual despidió a un ejecutivo.

En 2004 ABB despidió a dos ejecutivos; uno de una subsidiaria en Italia por haber hecho “pagos inapropiados”, y otro más en la subsidiaria de Estados Unidos.


En agosto de 2004, ABB despidió de su subsidiaria en Texas a su ejecutivo John O’Shea por haber sobornado a cuatro funcionarios de la CFE, con casi un millón de dólares, para la renovación del contrato del SITRACEN, en 2003, en términos favorables para ABB.
De acuerdo con documentos de Estados Unidos, ABB no sólo alertó al Departamento de Justicia de Estados Unidos y a la Securities and Echange Comission, sino también a las autoridades mexicanas.

Es decir, si fue a principios de 2005 cuando las autoridades mexicanas supieron de estos sobornos ¿por qué dijo entonces Alfredo Elías Ayub, director de CFE dese 1999, que no sabía nada hasta el 23 de noviembre pasado, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió un boletín al respecto?

¿No sabían o se hicieron tarugos porque en esas fechas, abril de 2005, el PAN y el PRI estaban desaforando al Peje?

Diversas instancias federales deberían dar una explicación ante lo contundente de la evidencia. Sin embargo, para vergüenza del periodismo mexicano, NADIE en los medios, nisiquiera los que se supone que son de izquierda o disque muy super-ultra-profesionales, se han ocupado de señalar la mención en el documento de la corte de Estados Unidos de que las autoridades mexicanas sabían de estos sobornos para exigir una explicación.

Han mencionado los sobornos a grandes razgos, pero no los detalles más incriminantes contra el gobierno panista.

Nisiquiera han querido tocar el tema cuando algún invitado lo hace en algún programa de radio.