martes, 8 de diciembre de 2009

Chomsky y La Jornada, 4 premios de Periodismo

México, DF. En el 39 Certamen Nacional de Periodismo, La Jornada obtuvo cuatro galardones en los rubros de nota económica, aporte a la humanidad y un reconocimiento editorial especial por las portadas del diario.

Roberto González Amador, Noam Chomsky y John Ackerman fueron galardonados por sus trabajos en el rubro de nota económica, el primero; mientras que el ensayista y articulista político recibió el Premio Internacional por su aporte a la humanidad. En tanto, el miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas, por sus artículos de opinión.

En total se entregaron 37 premios nacionales, tres internacionales, siete menciones honoríficas y una mención especial.

La periodista Carmen Aristegui también fue galardonada por la entrevista que le hizo al ex presidente Miguel de la Madrid en donde aseguró que Carlos Salinas de Gortari se había robado la partida secreta.

También fue reconocido el trabajo de Eva Golinger por sus investigaciones sobre las formas de intervención del gobierno estadunidense en el gobierno venezolano, así como el canal Telesur por la visión informativa que dio del golpe de estado en Honduras.

Declara López Obrador que el 2010 será el año de la revolución de las conciencias


* Asegura la situación económica, política y social del país no mejorará sin un cambio real y verdadero.

* Confía en que el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal resolverá “de la mejor manera” el caso Iztapalapa.


En víspera del bicentenario de la Independencia y del centenario de la Revolución, Andrés Manuel López Obrador declaró que el 2010 será el año de la revolución de las conciencias.

En el movimiento que encabeza a nivel nacional “luchamos por una transformación pacífica”, por la vía electoral, con la participación organizada y decidida de millones de mexicanos, subrayó al dejar en claro que una eventual confrontación violenta “no ayudaría en nada”.

Aseguró el presidente legítimo de México, en una entrevista que concedió a su llegada a esta ciudad, que la situación económica, política y social del país no mejorará sin un cambio real y verdadero.

Antes de dirigirse a Monclova, en donde sostuvo una reunión de evaluación con integrantes de los comités municipales del Gobierno Legítimo de México, confió en que el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal resolverá “de la mejor manera” el caso Iztapalapa.

En respuesta a las diversas preguntas que le plantearon los reporteros sobre el tema, explicó que los miembros de la mafia del poder, entre ellos Carlos Salinas, Roberto Hernández, Claudio X. González, Elba Esther Gordillo, Diego Fernández y Felipe Calderón, entre otros, son los principales responsables del problema generado en la mencionada demarcación, con la deliberada intención de distraer la atención de los problemas nacionales y de destruirlo políticamente.

Todos aquellos asuntos que están relacionados con su lucha se exacerban, como ocurre en estos momentos con el caso Iztapalapa, enfatizó al recordar que 15 días antes de la elección de julio pasado, los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que están al servicio de la mafia del poder, cancelaron a Clara Brugada su derecho a competir por la jefatura delegacional, cuando ya estaban impresas las boletas con su nombre.

Luego los comunicadores le pidieron su opinión sobre los tres años de gobierno de Felipe Calderón. Expresó que los mismos miembros de la mafia de la política han hecho a un lado al presidente espurio, ahora lo culpan de la tragedia nacional y hasta lo han convertido en chivo expiatorio.

“Ya se convirtió en deporte nacional pegarle a Calderón, porque la mafia del poder puso en marcha una operación de recambio, para tratar de engañar como siempre a la gente”, manifestó.

Ahora –expuso— toda la apuesta es al PRI y a su precandidato presidencial Enrique Peña, porque a Calderón ya lo hicieron a un lado, inclusive hasta los medios de comunicación que basta hace poco le quemaban incienso.

Tanto la mafia del poder, del dinero y de la política, como Televisa están empeñados en introducir a Peña Nieto al mercado como si se tratara de un producto chatarra, estimó.

Aún más, se tiene la impresión que se trata de una nueva telenovela, con el siguiente reparto: Lucerito, La Gaviota, La Paloma y El Copetón, ironizó en una segunda entrevista que concedió al término de su encuentro con los representantes de los comités municipales del Gobierno Legítimo en Monclova, Saltillo, Piedras Negras, Sabinas, Parras, Frontera, Castaños y San Buenaventura.

También expresó a los reporteros que los mexicanos no vivimos en un estado de Derecho, tampoco que haya una división y un equilibrio entre los Poderes de la Unión, mucho menos que México sea una nación democrática y que las instituciones públicas estén al servicio del pueblo.

A la reunión de evaluación asistió el presidente municipal electo de Castaños, Marco Antonio Rodríguez Galaz y, por la tarde, López Obrador encabezó una reunión con los representantes de los comités municipales del Gobierno Legítimo en Nuevo León.

En conferencia de prensa que ofreció previo a la reunión de evaluación en Guadalupe, Nuevo León, se refirió a la ola de violencia, inseguridad y criminalidad que azota a todo el territorio del estado.

Calificó de grave el hecho de que el gobierno calderonista tomó la decisión de combatir el crimen organizado sólo con medidas coercitivas, en lugar de aplicar programas de apoyo a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Pero lo peor es que Calderón y la mafia de la política recurren a las mismas medidas que han mostrado un rotundo fracaso, como la ampliación del número de policías, el uso del Ejército en tareas policiacas, las amenazas de mano dura y el endurecimiento de las leyes y la creación de mayores espacios carcelarios.

Sin embargo, el gobierno no ha hecho nada a favor de los miles de jóvenes que reclaman un espacio en los sectores laboral y educativo, con el pretexto de que reprueban el examen de admisión, cuando en realidad es que se redujo el presupuesto destinado a la enseñanza pública.

Dijo a los comunicadores que la prueba fehaciente de la estrategia fallida en el combate a la criminalidad es el caso de Ciudad Juárez. A pesar de la llegada de 10 mil militares a dicha ciudad fronteriza, el número de crímenes aumentó antes de la llegada de los efectivos del Ejército Mexicano, destacó.

“La mejor arma para combatir la inseguridad y la violencia es atendiendo la pobreza y echando a andar programas sociales”, añadió.

Juanito falsifico documentos Brugada Excelsior.flv

Brasil comienza a generar electricidad a partir de etanol, mientras que en México seguimos igual de jodidos


Brasil comenzará a generar electricidad a partir de etanol este mes

09:48 Internacional

“Brasil será el primer país del mundo que producirá energía a partir de etanol”, dijo la directora de Gas y Energía de la estatal brasileña, María das Graças Foster, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

Brasil es el mayor productor y exportador mundial de etanol de caña de azúcar, posee la mayor flota de automóviles adaptada para este combustible y lidera una iniciativa para incentivar su producción y consumo como alternativa para reducir las emisiones contaminantes y para favorecer a los agricultores de países en desarrollo.

A Fecal y a sus amigos
A Fecal y a sus amigos gringos no les conviene implementar el etanol aquí en México, porque ya se apoderaron de la energía eléctrica y de Pemex.

Felipe calderon legitima el golpe de estado en Honduras pues claro si el tambien llego por fraude, Chavez le mete una inga al usurpador



Chávez se dice preocupado por la postura de México sobre Honduras
EFE/EFE 08 de Diciembre, 2009 - 10:30

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy en Uruguay que la referencia de la canciller de México, Patricia Espinoza, en la Cumbre del Mercosur a la situación de Honduras “es muy preocupante” y llamó al gobierno del mexicano Felipe Calderón a que “reflexione”.

“Aparecen quienes quieren justificar el golpe de Estado y las elecciones ilegítimas celebradas en Honduras. Pobre de esos países”, dijo Chávez en la cumbre del Mercosur, que se celebra en Montevideo, tras escuchar el discurso de la canciller mexicana.

En el encuentro participan, además, los presidente de Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Paraguay, Fernando Lugo, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, así como José Mujica, quien sustituirá a éste en el poder el 1 de marzo de 2010.

También asisten ministros de los países asociados al Mercosur, como México.”Hago un llamado a la dignidad y la verdad”, enfatizó el mandatario venezolano. “No voy a polemizar con usted, señora canciller, me encantaría que aquí estuviera el presidente mexicano para hacerlo con él, pero su discurso me deja muy preocupado”, agregó.

“¿Qué tipo de elecciones hubo en Honduras?”, se preguntó. “Yo llamo a la reflexión al Gobierno de México, y dejar claro que las elecciones no son condición suficiente para legitimar las autoridades”, añadió.

Minutos antes, Espinosa insistió en el plenario del Mercosur en que el depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, debe ser restituido en el poder y pidió el “cese del hostigamiento” a la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra desde el 21 de septiembre pasado el mandatario derrocado.

Además, la canciller apuntó que las recientes elecciones celebradas en Honduras, en las que resultó ganador Porfirio Lobo, del conservador Partido Nacional, “son una condición necesaria, pero no suficiente para la normalización” de ese país, palabras que al parecer molestaron a Chávez.

Por último, Espinosa exhortó a las partes enfrentadas en la crisis política desatada tras el golpe a “dialogar para llegar a una solución pacífica”.

Manuel Zelaya fue expulsado de Honduras el 28 de junio pasado por los militares y destituido horas después por el Congreso, que nombró en su lugar al entonces titular de ese órgano, Roberto Micheletti

Mi derechismo incomprendido por AMLO y Colosio: Federico Arreola


“El coraje para ser utópicos”, dice Friedrich A. Hayek, ha permitido a los izquierdistas ganar el apoyo de tantos intelectuales.

Cuando, al finalizar 1997, yo encabezaba el lanzamiento de la revista Milenio, recordaba ese juicio de Hayek cada vez que charlaba con Ciro Gómez Leyva, entonces un periodista valiente e independiente, y con Rafael Barajas, El Fisgón, uno de los hombres más lúcidos que conozco y sin duda una persona absolutamente honesta.


Los dos elogiaban sin medida a Andrés Manuel López Obrador, un izquierdista con el que nunca había yo charlado y que no me simpatizaba en lo más mínimo porque me cegaba, lo admito, mi ideología neoliberal.

Tres años atrás, otro amigo, Luis Donaldo Colosio, había expresado en mi presencia juicios muy favorables hacia López Obrador: “Parece radical, y tal vez lo sea, pero es un hombre de principios al que no hay que perder de vista; busca lo mismo que nosotros, el mejor México posible”.

Ya en el año 2003, cuando el periódico Milenio vivía sus mejores momentos, en una cafetería del hotel Presidente, en Polanco, desayunando Carlos Marín, Antonio Helguera, José Hernández y yo, Marín pidió a los moneros: “Critiquen a López Obrador, ustedes son durísimos con todos, menos con López Obrador”.

Helguera le preguntó a Marín: “¿Y por qué chingados quieres que critiquemos al Peje si no se nos pega la gana hacerlo, si lo consideramos de lo más decente que hay en la política?”.

Marín insistió y Hernández, más mesurado que Helgeura, terminó la conversación con estas palabras: “No lo vamos a hacer, Marín, creo que no hay más que hablar. Si no vemos criticable al Peje no lo vamos a criticar”.

Al retirarnos del restaurante, ya a solas, Carlos Marín me dijo: “Pinches moneros insolentes, tienen que empezar a partirle la madre al Peje para que ganen credibilidad”.

Le dije a Marín que se olvidara de eso: los moneros, que nunca han recibido un solo favor de AMLO, no iban a caer en la trampa de la credibilidad: criticar por criticar a un personaje, aunque no se le vean defectos mayores, solo para exhibir “objetividad”.


Soy como los moneros. Si no veo criticable a alguien, no lo critico, y me importa poco lo que se diga de mí.


Mientras estuvo vivo, no encontré razones para hablar mal de Luis Donaldo Colosio, con quien me unió una, para mí, extraordinaria amistad, a pesar de que Donaldo invariablemente me reprochaba mi neoliberalismo extremo.


En 2003 yo no era todavía amigo de López Obrador, pero a partir de ese año, debido a los ataques desleales que le lanzaba el gobierno de Vicente Fox apoyado por Carlos Salinas de Gortari, empecé a dejar de verlo criticable.

Los videoescándalos y el desafuero, que combatí abiertamente como director de Milenio, poco a poco me acercaron a Andrés Manuel, de quien con el paso del tiempo me he hecho amigo, a pesar de que este invariablemente me reprocha mi neoliberalismo extremo.

¿Por qué soy neoliberal?

Porque creo en la lilbre empresa.

Porque pienso que es mejor universidad el Tecnológico de Monterrey que la UNAM.

Porque estoy convencido de que las innovaciones verdaderamente revolucionarias son obra de empresarios privados enfermos de afán de lucro.

Porque opino que la historia ha demostrado que solo la creación de riqueza puede acabar con la pobreza.

Porque soy partidario de las privatizaciones.

Porque las empresas de Monterrey, antes del nacimiento del Seguro Social, ofrecían excelentes servicios de salud a sus trabajadores.

Porque las empresas regiomontamas, antes de que empezara a operar el Infonavit, entregaban viviendas realmente dignas a sus empleados.

Porque rechazo los monopolios, sobre todo el que ha pretendido establecer en México la iglesia católica.

Porque pienso que las empresas excesivamente grandes deben ser partidas por el estado en varias compañías de menor tamaño.

Luis Donaldo no coincidía conmigo. Éste pensaba que el gobierno debía jugar un rol mucho más activo como regulador de la economía que el que a mí me parecía prudente.

López Obrador, evidentemente, tampoco piensa lo mismo que yo. Desde luego, Andrés Manuel está muy cerca del socialismo, que en lo personal detesto.

¿Por qué lo apoyo, entonces?

Porque es un político honesto.
Porque, para bajarlo al nivel de inmoralidad de otros políticos, se le calumnia en exceso.
Porque busca acabar con la corrupción.
Porque pretende que paguen impuestos todos los grandes empresarios que los evaden.
Porque si bien no va a privatizar, tampoco va a nacionalizar.
Porque está a favor de mucha más competencia económica de la que actualmente existe.

Porque si bien no está convencido de que la generación de riqueza es la única forma de acabar con la pobreza, sabe que en un país como México, lleno de gente desheredada, lo más urgente que el gobierno debe hacer es tender una mano a los que menos tienen. No por ideología, y ni siquiera por justicia, sino por elemental conveniencia para todos, en particular para los ricos que han perdido la seguridad por vivir en medio de la miseria.

Creo que Andrés, a pesar de su izquierdismo, es el líder que México necesita en este momento.

En 1994 pensaba que el gobernante que México necesitaba era Donaldo Colosio. Lo mataron, y se nos vino la peor crisis encima.
En 2006 Andrés Manuel sobrevivió, pero no lo dejaron llegar a la Presidencia, y nos arrasó otra enorme crisis.

Si en 2012 AMLO no gana, va a ser terrible para el país. Porque un nuevo gobierno panista o, todavía peor, el regreso de la mafia del PRI será sencillamente catastrófico.

Bien, voy a responder aquí, con sinceridad, una pregunta que durante todos estos años me ha hecho mucha gente:

¿A quién prefiero, a AMLO o a Colosio?

A Colosio, por supuesto.

Por eso, en su campaña presidencial, Andrés Manuel me invitó a acompañarlo a hacer una guardia de honor en la tumba de Luis Donaldo.

Por eso, sí, porque voy a ser siempre leal a mi amigo asesinado hace ya tantos años.

Y es por lealtad con aquel personaje que luchaba por el mejor de los Méxicos posibles y que murió víctima de las balas de la traición, que ahora me la juego con el izquierdista que persigue la misma o incluso una mayor utopía.

Evo Morales celebra su victoria

Chávez cuestiona a Perú y Colombia por reconocer el gobierno electo hondureño

“Estamos muy preocupados. Hay países aquí sentados que reconocen al nuevo gobierno”, dijo Chávez al intervenir en el plenario de los presidentes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con Venezuela en proceso de adhesión), que se celebra hoy en Montevideo

"¿Esto significa que si hay un golpe en Venezuela, por un caso, y Chávez tiene que meterse en la Embajada de Brasil, y nos rodean y matan gente y a los tres meses hacen elecciones solo con candidatos de la derecha, los gobiernos de Perú y Colombia van a reconocer ese gobierno?", se preguntó el mandatario venezolano.

Chávez señaló que "hay que jurar claro y transparente para estar en una mesa como esta", a la que también acuden representantes de Colombia y Perú.

"Estados Unidos, ni corto ni perezoso, dijo que quería hablar del futuro, pero está apoyando el pasado sin ningún tipo de vergüenza y, detrás de él, un grupo de países de esta América nuestra", dijo.

Chávez dijo que estos países pusieron en marcha acciones diplomáticas y "presiones" "para que poco a poco" se "olvide" la situación de Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de Estado el 28 de junio pasado.

"Pido que apretemos, en vez de aflojar, no podemos reconocer ese gobierno", afirmó Chávez, en referencia a Porfirio Lobo, del conservador Partido Nacional, recientemente elegido presidente de Honduras.

Chávez dijo que esos comicios son "ilegítimos" y calificó a Lobo como "Pepe el malo", en contraposición al izquierdista José "Pepe" Mujica, electo presidente de Uruguay, a quien felicitó por su triunfo electoral.

"Ojalá la derecha entienda que los hombres y mujeres de izquierda con ideas renovadoras traemos garantías de estabilidad. La izquierda trae estabilidad. No hay retorno en este continente", dijo Chávez.