viernes, 29 de enero de 2010

Los perredistas arrestados en Michoacán se convirtieron en presos políticos del PAN

En mayo pasado se hizo un sainete debido a que la PGR ordenó arrestar a diversos funcionarios municipales perredistas, incluyendo alcaldes, de Michoacán supuestamente por delitos relacionados con el narco.

La única evidencia con la que contaba la PGR para arrestarlos era una lista no de nombres, sino de APODOS que supuestamente le encontraron a un narco y que, dijo la PGR, señalaba inequívocamente a los funcionarios del PRD.

Ayer, luego de 8 meses, la PGR tuvo que liberar a los funcionarios debido a que ¡no había una sola prueba que demostrara que los funcionarios tenían algo que ver con el narco!

Con toda justificación, ahora el PRD exige que el gobierno panista ofrezca una disculpa pública por haber hecho lo que hizo y que además le de el mismo despliegue publicitario que le dio al arresto de los perredistas.

Y es que, mire usted qué coincidencia, el arresto se hizo faltando como mes y medio para las elecciones intermedias.

Es decir, el PAN arrestó a políticos de la oposición SIN pruebas y los tuvo que liberar después de meses porque nunca les pudo encontrar prueba alguna.

Los perredistas arrestados en Michoacán, por lo tanto, se convirtieron en presos políticos del PAN. Sus arrestos no tuvieron otro fin que tratar de golpear a la oposición en el estado natal de Felipe Calderón faltando practicamente nada para las elecciones. Es decir, el PAN demostró ser igual que el PRI, sólo que ahora usando la excusa del narco en vez de la excusa del comunismo—al que tanto repudiaba y sigue repudiando Echeverría—como el PRI en los 60’s, para agredir a la oposición.

Ahora bien: si el PRD está tan indignado por esta cochinada que hizo el PAN ¿por qué carajos quiere ir en alianza con ese partido en diversas elecciones en 2010?

¿Qué clase de incongruencia y de masoquismo es ese?

PD: En lo moral la PGR y la Suprema Corte de Justicia no tienen autoridad para alegar que el matrimonio gay pone a los niños en peligro. Les valen los niños. Por eso nunca pisaron la cárcel los parientes de Felipe Calderón y Margarita Zavala que son dueños de la guardería ABC, de Sonora, donde murieron 49 infantes. En lo filosófico tampoco tienen argumentos. Si una persona tiene un hijo biológico y luego tiene una pareja del mismo sexo ¿le piensan quitar a su hijo sólo por eso? Eso se llama fascismo, señores de la PGR y de la SCJN. Una doctrina muy del PAN y muy del PRI.