jueves, 18 de marzo de 2010

Entiende la administración Obama que es necesario cambiar la política económica para acabar con la violencia e inseguridad: AMLO

Pero el gobierno de Washington aprueba el régimen neoliberal que mantiene en la pobreza a millones de mexicanos, aclara

* Sin empleo, mínimos de bienestar y posibilidades de estudio para los jóvenes no se podrá enfrentar ambos flagelos, considera

* El problema no se resolverá con más policías y soldados patrullando las calles ni con más cárceles ni amenazas de mano dura, precisa


El gobierno norteamericano sabe que para acabar con la inseguridad y la violencia en México es necesario cambiar la actual política económica neoliberal de pillaje que se impuso a los mexicanos hace 27 años, aseguró Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, aclaró, las propias autoridades del vecino país del norte avalan la política económica que los gobiernos priiistas y panistas mantienen en beneficio de aquellos que se creen amos y señores de nuestro país.

El gobierno de Washington, prosiguió, “debe entender que si no hay crecimiento de la economía, si no hay empleos ni bienestar social, va a ser muy difícil enfrentar en flagelo de la violencia” en el territorio nacional.

En entrevista, habló sobre el asesinato de tres ciudadanos norteamericanos en Ciudad Juárez. El presidente legítimo de México confió en que la Casa Blanca entenderá que México atraviesa por una grave crisis económica, política, social, de seguridad y de violencia, que tiene su origen en la aplicación de un modelo económico de corte neoliberal que tiene en el olvido a millones de mexicanos.

Desde hace más de dos décadas, explicó, México reporta cero crecimiento económico, un cierre de fuentes, y por si fuera poco, se abandonó a los jóvenes que no tienen posibilidades de empleo ni de estudio para salir adelante, “lo que ha producido que haya un ambiente de inseguridad y violencia”, en toda la geografía nacional.

Además de la debacle económica que sufren los mexicanos, el gobierno espurio de Felipe Calderón fracasó en las estrategias para combatir la delincuencia en el país, destacó.

El gobierno calderonista quiere resolver un problema de origen económico y social con medidas coercitivas; “nosotros hemos sostenido que la inseguridad y la violencia no se pueden enfrentar nada más con militares, con policías, con amenazas de mano dura, sino que es necesario cambiar la política económica y generar empleos”.

En México, explicó, ya se registró un estallido social y el ejemplo son los altos niveles de delincuencia e inseguridad que se registran a diario en el país. “Se vive en un ambiente de temor en distintas regiones de México, basta ver la cifra de 18 mil asesinatos en los tres años que Felipe Calderón mal gobierna al país”, puntualizó.

Los responsables –señaló— de la crisis económica, política y social que se padece en México son Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Roberto Hernández, Diego Fernández de Cevallos, Felipe Calderón y otros.

A pregunta expresa, aseguró que la propuesta de reforma política que presentó Calderón a consideración del Congreso de la Unión “no servirá para garantizar elecciones libres y limpias, sino para que el grupo que produjo el fraude del 2006 siga mangoneando en el país”.