viernes, 5 de marzo de 2010

Una estupidez firmar un acuerdo para blindar a Peña Nieto, afirma López Obrador





La condición que impuso el panismo al priismo fue aprobar los aumentos a impuestos, señala

* Considera increíble que Nava y Gómez Mont firmaran un acuerdo para no atacar a Peña Nieto

El pacto que suscribieron los dirigentes del PRI, Beatriz Paredes, y del PAN, César Nava, para no ir en alianza en el Estado de México, fue “sólo para proteger a Enrique Peña, quien es el candidato presidencial de la mafia del poder y del dinero para el 2012”, afirmó Andrés Manuel López Obrador.

“Peña Nieto es el candidato del PAN y del PRI y el convenio se suscribió para proteger la imagen” del mandatario mexiquense, expresó al mencionar que es increíble que César Nava y el secretario de Gobernación del gobierno usurpador, Fernando Gómez Mont, firmen un convenio para no atacar a Peña, a cambio de que el PRI apoyaran la iniciativa de aumentar los impuestos y los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica.

Al conceder una entrevista a los medios de comunicación antes de encabezar una reunión de evaluación con los integrantes de los comités municipales del Gobierno Legítimo de México en este municipio, comentó que el ex presidente Carlos Salinas es el jefe de campaña de Peña y Televisa se encarga de la propaganda, con el deliberado propósito de introducir al gobernador mexiquense como un alimento chatarra.

“Firmaron un convenio para proteger a Peña Nieto que es el candidato de la mafia, todo lo demás es pura simulación, no estemos pensando que el PRI el PAN son distintos”, subrayó.

reiteró su decisión de estar en contra de las alianzas entre el PRD, PT y Convergencia con los partidos de la mafia, PRI y PAN, porque “es un error de los dirigentes de las tres fuerzas de izquierda”.

A pregunta expresa de los reporteros sobre qué opinaba sobre que los legisladores analizan la posibilidad de desaparecer los sindicatos en el país, como parte de la reforma laboral, el presidente legítimo de México afirmó que dicha decisión “es parte de la misma embestida” que llevan a cabo los gobiernos neoliberales, desde hace 27 años, “porque quieren acabar con las prestaciones sociales” de la mayoría de los mexicanos.

El gobierno espurio, prosiguió, tiene un plan para someter a todo el pueblo, quiere aplastar a la mayoría de los mexicanos y actualmente el régimen calderonista sólo beneficia a unos cuantos, a una minoría encabezada por Carlos Salinas, Germán Larrea, Roberto Hernández, Emilio Azcárraga, Carlos Slim, Claudio X. González y Diego Fernández de Cevallos.