sábado, 10 de abril de 2010

“Benedicto XVI debe renunciar”: Protegió a curas pederastas, afirma el abogado Jeff Anderson


El abogado Jeff Anderson lleva 30 años persiguiendo curas pederastas por el mundo. Ha interpuesto más de 500 denuncias y ganado multimillonarias compensaciones para las víctimas de abuso sexual de sacerdotes, pero le faltaba algo que recientemente consiguió: la posibilidad de sentar en el banquillo de los acusados al papa Benedicto XVI.

Joseph Ratzinger “debe renunciar por haber protegido a sacerdotes pederastas”, asegura en entrevista el abogado, que interpuso también una demanda contra el cardenal Norberto Rivera Carrera.

“Junto al Papa también deberían renunciar todos los obispos y cardenales que en el mundo han participado en estos actos criminales de protección a sacerdotes que han abusado sexualmente de niños. Luego, todos tendrían que ser enjuiciados para exhibir lo que hicieron, para que no se repita en el futuro”, agrega.

El Vaticano enfrenta actualmente una de sus peores crisis por la publicación de recientes casos de abusos sexuales de sacerdotes que presuntamente fueron protegidos por Joseph Ratzinger cuando fue prefecto.

John S. Cummins, obispo de Oakland, recibió en 1985 cartas de Joseph Ratzinger en las que el ahora pontífice rechaza que la Iglesia expulse a un sacerdote acusado de abusos sexuales Foto Appara la Congregación de la Doctrina de la Fe, de 1982 a 2005, en el pontificado de Juan Pablo II.

No es la primera vez que Anderson intenta llevar a juicio a la Santa Sede, al Estado vaticano y al papa en turno. Hace ocho años interpuso la primera denuncia en Oregon y luego insistió en Texas, Florida y Kentucky. El sistema de justicia estadunidense finalmente le ha dado la razón