jueves, 22 de abril de 2010

El Movimiento por la Transformación es una organización fuerte y plural que se construye mas halla de cualquier fuerza politica :Amlo



El Movimiento por la transformación es una organización fuerte y plural, que se construye más allá de la cualquier fuerza política nacional, en donde participan militantes del PRD, PT y Convergencia, así como ciudadanos sin filiación partidista e integrantes de agrupaciones civiles, sociales y sindicales, informó Andrés Manuel López Obrador.

Aclaró que la lucha por el cambio auténtico transita por la vía pacífica y electoral, sin violencia, pero con una revolución de las conciencias de millones de mexicanos libres y conscientes de la necesidad de transformar al país y sus instituciones de abajo hacia arriba.

En las reuniones de evaluación con representantes de los comités delegacionales y territoriales del Gobierno Legítimo en Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Cuajimalpa y Magdalena Contreras, expresó que el movimiento que encabeza se consolidará este año como un proyecto alternativo de nación.

De esta manera y de cara a la elección presidencial del 2012, los electores podrán optar por el sistema que mantiene en la postración y en la pobreza a millones de familias u optar por un proyecto que propone un cambio, en donde la prioridad la tendrán los pobres, explicó.

Acompañado por el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Agustín Torres, el presidente legítimo de México afirmó que sí se puede sacar adelante a México y su pueblo, por considerar que el territorio nacional cuenta con los recursos naturales suficientes para retomar la senda del progreso y realizar un reparto equitativo de la riqueza nacional.

Sin embargo, precisó que un grupo de bandidos, a quienes llamó los 30 barones del dinero, del poder y de la política mantiene secuestradas las instituciones públicas y el estado de Derecho lo han convertido en un estado de chueco y de cohecho, mientras que la supuesta democracia se ha convertido en una oligarquía.

También dio a conocer que desde el sexenio de Carlos Salinas hasta la administración de Vicente Fox se entregaron alrededor de 25 millones de hectáreas, cantidad que representa el 12 por ciento del territorio nacional, a empresas particulares, tanto nacionales como extranjeras, para la explotación de oro, plata, cobre y otros minerales, con el pago de 5 pesos por hectárea por concepto de impuestos.

Los mismos miembros de la mafia son culpables de la crisis económica, política y social y el actual clima de inseguridad y violencia que se expresa en todo el territorio nacional y aseguró que la mejor arma para combatir ambos flagelos son el empleo, el bienestar y oportunidades de estudio para miles de jóvenes, en vez de recurrir a las acciones de fuerza, como el uso de soldados y más policías.

Posteriormente, los integrantes de los comités municipales de las citadas jurisdicciones le hicieron un conjunto de preguntas. En principio les recordó que el movimiento que encabeza es pacífico y que no se ha roto un solo vidrio desde que se consumó el fraude electoral de 2006, porque “se actúa de manera responsable y serena”.

Hubo coincidencia en un cuestionamiento: ¿López Obrador es todavía militante del PRD o ahora pertenece al PT?

El presidente legítimo manifestó que fue fundador del PRD, dirigente estatal y nacional del mismo y que no ha renunciado a su militancia partidista, “aunque no estoy de acuerdo con las decisiones” que toman los dirigentes nacional del partido del sol azteca, aclaró.

Aclaró que provocó una confusión el hecho de que sólo aparece en spots difundidos en radio y televisión bajo el auspicio del PT. Por ejemplo, detalló, los mensajes de televisión se entregaron por igual a las dirigencias nacionales del PRD, PT y Convergencia, pero sólo el Partido del Trabajo cedió sus tiempos oficiales para dar a conocer los mencionados spots, que tienen como finalidad romper el bloqueo informativo.

Otra pregunta recurrente fue la relativa a su futuro político. El candidato de las fuerzas progresistas y de izquierda será postulado por el PRD, PT o Convergencia, aunque lo ideal sería que hubiese la unidad de los tres partidos para contender por la Presidencia de la República en el 2012.

Luego puntualizó que “no me encapricharé” con ser el candidato a la primera magistratura. “El asunto se va a resolver en su momento y el candidato será aquel” compañero o compañera que esté mejor posicionado o posicionada para el 2012.

Pero “si la mafia del poder no me ha destruido políticamente, yo voy, para volverles a ganar” en las urnas al representante de la mafia del poder y del dinero, que podría ser el priista Enrique Peña.

Al final, reiteró a los representantes de los comités municipales: “No voy a encapricharme y no voy a echar por la borda mis principios e ideales”.