miércoles, 19 de mayo de 2010

Pide López Obrador a la Corte que resuelva a favor de los trabajadores electricistas

PhotoPhoto Photo Photo Photo Photo Photo Photo

Detrás de la extinción de Luz y Fuerza está la entrega de 22 mil km de fibra óptica a Televisa y a Telefónica, asegura

Desde el Zócalo capitalino, desde el corazón político, económico, social y religioso de México, Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que resuelvan a favor de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) el recurso de controversia constitucional contra el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro.

Precisó que está en manos de los integrantes del máximo tribunal de la nación “restablecer el estado de Derecho, reivindicar a la justicia, desmentirnos a quienes sostenemos que todos los poderes de México están confiscados y que el poder de los poderes es la mafia que domina en el país”.

Los ministros, añadió, “pueden tomar una decisión que los dignifique y que nos haga sentir a todos los mexicanos que hay un faro de la legalidad en nuestro país. Tienen que resolver pronto, este es un asunto urgente, entre otras cosas por la situación de quienes están en huelga de hambre, mujeres y hombres que ya no tienen por qué seguir sufriendo”.

Durante un acto de apoyo a los trabajadores del SME en huelga de hambre en la plancha del Zócalo, el presidente legítimo de México expresó que los ministros deben entender que “no se puede mantener un estado de ilegalidad, de injusticia y de atropello” y en el caso de la desaparición de Luz y Fuerza del Centro “es clara la violación a la Constitución, a la Ley Federal de Trabajo y al contrato colectivo de trabajo”.

Ante más de un centenar de integrantes smeitas en huelga de hambre, entre ellos 18 mujeres, reiteró su apoyo y solidaridad a los trabajadores del SME. “Desde que supimos de este golpe a la empresa pública y al sindicato –el 23 de octubre de 2009— nos manifestamos, nos expresamos en contra de ese atropello”, recordó.

Hizo énfasis en que el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro representa una decisión arbitraria e injusta, porque dejó sin fuente de trabajo a 44 mil empleados.

El gobierno espurio de Felipe Calderón –subrayó— tomó la mencionada decisión “porque quiere continuar con el proceso de privatización de la industria eléctrica y hacer negocio a costa del sufrimiento de la gente”.

Se trata de un grupo, de una camarilla funesta, que no se detiene ante nada, aunque terminen de arruinar a México y de desgraciar a todo el pueblo, aseguró al destacar que la mafia del poder, al parecer, no tiene llenadera.

Luego calificó como lamentable que el gobierno usurpador esté por completo al servicio de la mafia del poder, de una minoría rapaz. Sustentó su dicho en que Calderón alegó un problema de eficiencia y que los trabajadores no permitían el desarrollo de la empresa Luz y Fuerza del Centro.

Al respecto recordó que durante su gestión como jefe de gobierno del Distrito Federal “nunca un empresario o un inversionista presentó una queja por falta de servicio de energía eléctrica. Nadie fue a decirme que no podía invertir en la ciudad porque no se garantizaba el abasto de energía eléctrica”.

Por el contrario, aclaró, no hubo fallas en el suministro de energía eléctrica, por el trabajo responsable y ejemplar de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas.

El decreto de disolución de Luz y Fuerza del Centro representó un pretexto para entregar al capital privado el tendido de fibra óptica, señaló.

“Antier –explicó— se dio a conocer que van a entregar 22 mil kilómetros de fibra óptica a Televisa y a Telefónica, una empresa española de telecomunicaciones de España, que dirige Francisco Gil Díaz, el secretario de Hacienda de Vicente Fox”.

Continuó: “Lo que está detrás son los negocios que se hacen al amparo del poder público. Costó instalar la fibra óptica 30 mil millones de pesos, cantidad que se financió con presupuesto público, con dinero de todos los mexicanos.”

Ahora, transfieren dicha infraestructura a esas dos empresas. “Han llegado, en el gobierno espurio de Calderón, al cinismo de que cancelaron la posibilidad de la competencia, hicieron a un lado a otros competidores y declaran que sólo hay una postura, la de Televisa y Telefónica”, detalló.

En las bases de licitación, agregó, se estableció un piso de 850 millones de pesos por la concesión de 20 años, pero si no hay competencia se quedará en esa cantidad, porque no habrá puja ni otras propuestas.

Con ese mismo proceder mafioso, es como se han quedado con los bienes de nación y del pueblo, afirmó al expresar que los mexicanos “no podemos aceptar estas infamias y atropellos”.

Con relación a supuestos actos de sabotaje cometidos por integrantes del SME que provocaron fallas eléctricas en calles del Centro Histórico, López Obrador dijo que se trata de una tontera, de una mentira, y aclaró que no utilizaba la expresión correcta, “porque entonces sí salgo en todos los medios, hasta en Televisa me sacarían”.

Los auténticos saboteadores son Felipe Calderón y su secretario del Trabajo, Javier Lozano. “

Al final de su mensaje, López Obrador insistió en que la razón asiste a los trabajadores del SME. “Venimos a expresar nuestra solidaridad, a decirles que dondequiera que vamos, estamos hablamos de ustedes y de lo justo de su lucha”.

En el periódico del movimiento por la transformación de México y sus instituciones, que se llama Regeneración y que se distribuye casa por casa en todo el país, siempre se aborda el caso del Sindicato Mexicano de Electricistas, puntualizó.

Antes, uno de los dirigentes de los trabajadores del SME, Fernando Amezcua, pidió el apoyo de los ciudadanos. Basta con colocar en las ventanas de las casas un letrero en apoyo y solidaridad al SME.

Antes y a nombre de los huelguistas, Celestino ovando, pidió a López Obrador que “nos apoye con el ejército que tiene usted allá afuera, que está convencido que necesitamos un cambio en el país”.

Precisó: “Necesitamos que la sociedad nos apoye, que la sociedad levante el brazo y diga: Ya estamos cansados de este mal gobierno, ya estamos hartos de que se trate mal a los trabajadores”.

Posteriormente, otra integrante del SME, Guadalupe Vázquez, informó sobre la incorporación de 13 mujeres a la huelga de hambre y aseguró que no se puede conmemorar el bicentenario de la Independencia “si no hay libertad, si los medios están encadenados al gobierno ilegítimo de Calderón”.

Luego hizo un “atento Llamado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que aplique un real estado de Derecho, como lo marca la Constitución. Como mujeres combatientes hemos decidido no levantarnos de la huelga de hambre hasta obtener una respuesta favorable”.