domingo, 16 de mayo de 2010

Ultima información de Diego de Ceballos

Desmienten que Jefe Diego se encuentre hospitalizado

La PGR desmintió que Diego Fernández de Cevallos estuviera hospitalizado en Querétaro con una herida de bala.

---------------

La última versión sobre la desaparición de Diego Fernández de Cevallos—que luego desmintió la PGR—fue que lo intentaron secuestrar, escapó de los secuestradores y lo hirieron de bala.

¿Cómo se les va a escapar a unos secuestradores una persona de casi 70 años con una herida seria de bala?

Suena más bien a que lo levantaron para ejecutarlo, puesto que no hay demanda de rescate.

No sería extraño. Desde 2004 Martí Batres señaló en el noticiero de Juaquín López Dóriga los presuntos nexos del panista con el narco. Dijo:

“Diego Fernández de Cevallos es, y eso es lo más grave, un personaje incrustado ya en la mafia del narcotráfico. Él recibió cinco millones de pesos del Cártel de Juárez y tengo el expediente Joaquín, lo tengo completito.

“Están los cheques de Jorge Bastida Gallardo, cerebro financiero de “El Señor de los Cielos”, Amado Carrillo Fuentes, apoderado legal de su hijo Vicente Carrillo Leyva y asesor de Cártel de Juárez que está detrás de la quiebra del Banco Anáhuac. Ahí está el cheque del 9 de diciembre de 1996 con el que se le pagó el cheque número 66650, un millón de pesos, depositado en la cuenta 3782615 del Banco Mexicano.

“Está el otro cheque del 4 de marzo de 1997, por un millón 995 mil pesos, con el cheque número 76859 de la misma cantidad en favor de Diego Fernández de Cevallos y también depositaron en la cuenta 3782615 del Banco Mexicano S.A. y el cheque del 1 de abril de 1997 número 76860 por dos millones de pesos también en favor de Diego Fernández de Cevallos que está depositado en la cuenta 51015037827 del mismo Fernández de Cevallos del Banco Mexicano S.A de C.V.”

Pero finalmente se trataba de Diego Fernández de Cevallos. Uno de los políticos más poderosos del país, socio de Carlos Salinas de Gortari y quien litigaba contra el Estado sin mayor vergüenza. Intocable, pues.

Hasta el viernes en la noche cuando desapareció.

Lo grave del caso es que si lograron desaparecer a Fernández de Cevallos por un intento de secuestro, y herirlo de bala, ¿entonces quién puede estar a salvo en México?

Con todo lo lamentable que es que atenten contra la vida de una persona, hay que decirlo: esto es lo que el PAN está cosechando por haber hecho fraude en 2006 y lanzar una guerra idiota para tratar de legitimar a Calderón.

La PGR se niega a admitir que lo de Fernández de Cevallos fue secuestro, pero no nos hagamos tarugos. Si desaparece y su camioneta es encontrada abandonada con señales de violencia, entonces obviamente fue un secuestro. Peor: si no hay demanda de rescate por parte de los secuestradores, entonces fue un levantón. Y los levantones normalmente son el preludio de una ejecución. ¿Por qué le hacen entonces al inocente en la PGR?