miércoles, 2 de junio de 2010

GUARDERIA ABC 1ER ANIVERSARIO

El Movimiento 5 de Junio

Luchan incansables impulsados por el dolor y un inconmensurable vacío. Antes de la tragedia en ABC, los integrantes del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio eran ciudadanos comunes y corrientes. Julio César Márquez, papá de Yeyé, criticaba a los luchadores sociales y no se involucraba en política. Roberto Zavala, papá de Santiago de Jesús, era priista. Pero el peor accidente infantil en la historia de México los transformó, de la noche a la mañana, en activistas de tiempo completo.

Conforme transcurrieron los meses y los recuerdos de la tragedia empezaron a desvanecerse en la mente de muchos hermosillenses, las marchas redujeron su tamaño. Algunas voces, aún de los mismos simpatizantes de los padres, empezaron a criticarlos:

Que el movimiento se ha había politizado; que no sabían otra cosa más que salir a las calles; que debían resignarse pues no habría justicia; que eran inútiles los reclamos a las autoridades. Pero los familiares y los amigos de los papás y mamás no los abandonaron. Han insistido, semana a semana, mes a mes, para que la sociedad no olvide.

La necedad y la constancia han sido efectivas para evitar la amnesia de la opinión pública. Si el poder apostaba al paso del tiempo y al hartazgo, no tuvieron éxito. Los reclamos de justicia se mantienen constantes y el Movimiento, fortalecido, llega al primer año de su existencia. ¡No están solos! ¡No están solos! ¡No están solos!