domingo, 6 de junio de 2010

Notas ABC / Erich Moncada

Procurador sonorense dice estar dispuesto a ser investigado

Abel Murrieta Gutiérrez, el cuestionado procurador de Justicia de Sonora en el gobierno de Guillermo Padrés Elías y de Eduardo Bours Castelo, se mostró abierto a ser investigado por la supuesta obstrucción de justicia en las investigaciones preliminares que llevó a cabo sobre el incendio en la guardería ABC.

"Lo digo con sinceridad, como siempre lo he dicho, cuando hay un cuestionamiento hacia nosotros, para mi es mejor que investigue cualquier otra persona, que yo lo diga no tiene ningún valor ni surte ningún efecto", dijo Murrieta, quien defendió las pesquisas de la PJGES ya que no fueron impugnadas por la PGR o por la CNDH.

Si el procurador está tan dispuesto a sujetarse a la acción de la justicia, que renuncie, porque como bien lo dijo sus palabras carecerán de cualquier valor o efecto.

Padrés hipócrita

El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, lamentó que no se ha hecho "lo suficiente para poder ayudar a mitigar el dolor y la tragedia por la que pasamos todos los sonorenses y los mexicanos el 5 de junio del año pasado". Refrendó que su gobierno seguirá apoyando a los familiares de los niños fallecidos y lesionados para hacer justicia.

Así es, su administración hará todo lo que esté a su alcance... menos despedir al procurador Murrieta, como lo han exigido los papás de los niños.

Actualización, 17:50pm.- La Jornada publica que Padrés está estudiando la posibilidad de destituir Don Abel. "Platicamos el tema y eso obviamente lo estamos analizando detenidamente", comentó el gobernador.

La reunión de Calderón con papás ABC

Es reprobable que la Presidencia de la República espuria se haya reunido en privado con 65 padres de familia afectados por la tragedia de ABC. La decisión es injustificada, pues un suceso tan terrible como el ocurrido el 5 de junio de 2009 es de sumo interés público. El ciudadano Felipe Calderón no deseaba repetir escenas como las que tuvo que enfrentar en Ciudad Juárez y en Monterrey, cuando fue increpado por los familiares de los caídos a causa de su fallida guerra contra el narco. La reunión duró cerca de cuatro horas y media. Ya me imagino los aireados reclamos, las frentes sudorosas de Calderón y su esposa y sus rostros con marcados con gestos como de perritos regañados. No fue un día de campo.

Lo más jodido es que, según las versiones periodísticas, poco ha hecho el Ejecutivo usurpador para satisfacer los reclamos de justicia. Un año después, el procurador Chávez Chávez dijo que las investigaciones siguen su curso, sin dar una fecha precisa sobre cuándo revelará las indagatorias. Un año después, Calderón instruyó a Daniel Karam a llevar a cabo una evaluación integral de las necesidades de los niños afectados para que reciban de forma vitalicia apoyos de parte del Gobierno Federal. Un año después, Calderón dijo que se evaluarán los caminos legales necesarios para establecer una pensión vitalicia a favor de las madres de los hijos fallecidos o lesionados y que no pueden trabajar. Un año después, Calderón le ofreció becas a los menores heridos para que puedan estudiar en escuelas privadas. Un año después se comprometió a que el IMSS abra un área de especialidades que atienda a los pacientes con quemaduras.

¡Chingada madre, Felipe! ¡Eso debiste hacerlo el primer mes de la tragedia!

SCJN: Karam, Molinar y Bours culpables

El ministro de la Corte encargado de investigar el incendio en la guardería ABC, Arturo Zaldívar, presentó el proyecto de resolución en el que concluye que el director del IMSS, Daniel Karam, el ex director del Instituto, Juan Molinar, el ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours, y el ex presidente municipal de Hermosillo, Ernesto Gándara, entre otros funcionarios públicos, son responsables por la violación grave de garantías individuales. Bien por la Corte. ¿Pero tendrá la autoridad federal la voluntad política para castigar a los culpables?