viernes, 9 de julio de 2010

AMLO 2012 Federico Arreola

¿Por qué Andrés Manuel López Obrador debe ser candidato en las elecciones presidenciales de 2012?

1- Porque es un hombre decente. En los últimos 20 años, debido a mi trabajo, he tratado a casi todos los políticos importantes de México. De muy pocos de ellos puedo decir que viven de acuerdo a lo que formalmente ganan. Es el caso de AMLO, sin duda. Casi todos los otros poseen casas enormes en México y en el extranjero, obras de arte, coches de lujo, yates, joyas finas, relojes carísimos imposibles de pagar con sus salarios. Andrés Manuel vive con mucha modestia. No viaja en aviones privados y en los vuelos comerciales jamás compra boletos de primera clase. No suele ir a restaurantes caros, excepto si de plano se le compromete a hacerlo. En las giras come en cualquier fonda barata.

No conoce los buenos vinos. Es muy austero porque no puede pagarse ningún exceso. Lo conozco, conozco a su familia, he estado en su casa (un departamento pequeño de clase media), me consta lo que digo. Esta es la verdad, no las calumnias que circulan acerca de su persona.

2- Porque López Obrador en 2006 ganó las elecciones presidenciales. A pesar de las presiones de tantos multimillonarios que financiaron campañas de desprestigio en su contra, a pesar de todo lo que hizo para perjudicarlo el entonces presidente Vicente Fox, y a pesar del papel antidemocrático de los gobernadores del PRI y del PAN. Felipe Calderón llegó al poder gracias al más escandaloso fraude electoral que se recuerde.

3- Porque, con inteligencia, pudo controlar el descontento popular provocado por el fraude de 2006. Andrés Manuel impidió que estallara la violencia organizando la mayor protesta pacífica que se ha dado en México: el plantón de Reforma y el Zócalo. Los que dormimos en aquellos campamentos sabemos lo que ahí ocurrió y estamos orgullosos de haberlo vivido. Sin duda, el plantón molestó a muchos ciudadanos, pero evitó un estallido violento. La gente estaba dispuesta a cualquier cosa para impedir la burla. Después de muchos días y de muchas noches de protestar contra el fraude, nos retiramos sin haber roto un solo cristal.

4- Porque AMLO ha organizado en estos cuatro años a millones de ciudadanos en todo el país en una estructura de participación política que nada tiene que ver con ningún partido. Incansable, López Obrador ha recorrido todos los pueblos de México. Todos. Nadie lo había hecho antes. Los más de 10 mil comités que tiene el gobierno legítimo en todos los rincones del país superan a los de cualquier partido político.

5- Porque el movimiento de AMLO, un líder indudablemente izquierdista, es plural. Yo participo y soy de derecha, incluso de extrema derecha (solo en lo que a política económica se refiere, para nada en temas como el aborto y las adopciones y los matrimonios gay). Me consta que mucha más gente de derecha colabora con el gobierno legítimo. A nosotros, que no somos de izquierda, nos representa más un líder honesto como López Obrador que partidos tan corruptos como el PRI y el PAN.

6- Porque ningún político del PRD, del PT o de Convergencia, los tres partidos que se supone son de izquierda en México, supera a AMLO en popularidad en ninguna encuesta. Ni Marcelo Ebrard, a pesar del buen trabajo que ha hecho en el GDF y del presupuesto que controla.

7- Porque AMLO ha hecho crecer al movimiento de resistencia, a pesar de tantos ataques, tanta calumnia, tanta mentira en su contra. Andrés Manuel, contra lo que él mismo pensaba en 2006 y antes, ha probado que se puede ser exitoso en política sin aparecer en la televisión. Ha demostrado, igualmente, que es posible organizar a millones de mexicanos sin necesidad de contar con enormes recursos.

8- Porque López Obrador corregirá los errores que ha cometido, sobre todo el de no haberse acercado lo suficiente a los empresarios mexicanos (no pienso en Slim, Zambrano, Bailleres y los otros Forbes que andan por acá). Está bien ser de izquierda, pero sin creación de riqueza (que a eso se dedican los hombres y las mujeres de negocios) no hay modo de acabar con la pobreza. Entiendo que muchos colaboradores de AMLO no lo sepan, pero el presidente legítimo de México, mucho más sensato, de ninguna manera lo ignora. Tendrá que ser más enfático en este tema.

9- Porque, de plano, el mal gobierno de Calderón ha probado que estaríamos mejor con López Obrador.

Y porque, pésele a quien le pese, así lo hemos decidido millones de mexicanos que creemos en el gobierno legítimo. Que se jodan, pues, el PRI y el PAN y el PRD chucho. Si el PRD quiere poner otro candidato, que lo haga: quedará en último lugar en las presidenciales. Nosotros vamos con López Obrador.