miércoles, 18 de agosto de 2010

Gira de AMLO por EdoMex prende focos rojos en el salinismo


La gira de Andrés Manuel López Obrador que inicia este viernes en el Estado de México prendió focos rojos en las filas del salinismo.


A pesar de que para el domingo el tema de Fidel Castro ya estaba agotado, de repente aparecieron ataques contra AMLO sin motivo aparente.

Los más patéticos se tuvieron que colgar de la mentira de que se desconocían los costos de los segundos pisos del periférico para tratar de golpear a AMLO, a pesar de que sí se conocían desde el principio.

(Los costos, por cierto, se pueden consultar en internet en http://www.fimevic.df.gob.mx/documentos/transparencia/contratos/obra/ctos_obra_publica.pdf y en http://www.fimevic.df.gob.mx/cc.htm , como dio a conocer Claudia Sheinbaum).

Otros, más cercanos a Televisa, pretendieron usar la táctica del "soy espejo y me reflejo" y dijeron que Fidel no le ayudó a AMLO, sino que más bien lo perjudicó, aunque uno se pregunta: Si realmente es el caso ¿Por qué se ocupan de decirlo?

La versión se cayó, no obstante, cuando desde las filas de los más cercanos al salinismo se corrió la versión de que Fidel Castro no perjudicó a AMLO, sino que, por el contrario, no sólo benefició a López Obrador el revuelo que causó la columna de Fidel, sino que además resultó una balconeada bárbara contra el propio Salinas. Por lo tanto, PAN y PRI, dijeron, tenían que o atacar a Castro con todo, o maicearlo...

La virulencia de los ataques coincidió con las declaraciones de Enrique Peña Nieto, quien no supo ni qué decir cuando le preguntó la prensa su opinión sobre la gira que López Obrador que iniciará este viernes por el EdoMex.

Fueron tan lamentables los balbuceos de Peña Nieto que acabó diciendo que ojalá y que no viole la ley pero que, en todo caso, el no es instancia para sancionarlo si lo hace, y que le corresponderá a los partidos denunciar ante las instancias correspondientes si ocurre.

Cantinflas no lo hubiera revuelto mejor.

En otras palabras, Peña Nieto se puso nervioso y no supo como atacar a AMLO.

El problema es que el factor AMLO bien podría costarle al PRI la pérdida del estado... y la candidatura de Peña Nieto.

No nos extrañe entonces que sigan dando patadas de ahogado contra el Peje en el salinismo esta semena.

Por eso mejor AMLO 2012.