sábado, 7 de agosto de 2010

colocan a nuestro País como el más peligroso -en toda América- para el ejercicio periodístico y el segundo en todo el mundo, después de Iraq.

En diez años, 12 periodistas desaparecidos; 69, asesinados

Del año 2000 a la fecha, en México han desaparecido por lo menos 12 periodistas y han sido asesinados 69, sin que el Gobierno Federal dé alguna respuesta o se pronuncie al respecto; a diferencia de la inmediata intervención que tuvo en el secuestro de cuatro comunicadores --de Televisa y MULTIMEDIOS- hace apenas unos días.

La protesta del gremio, esta tarde frente a la Secretaría de Gobernación. Foto: Lucía Vergara

La protesta del gremio, esta tarde frente a la Secretaría de Gobernación. Foto: Lucía Vergara


SDPNOTICIAS hace un recuento de las desapariciones que, por lo visto, no preocupan tanto pues pasan los meses y no se resuelve nada.

El reportero Valentín Dávila desapareció el 9 de agosto del 2001, en Ciudad Juárez, Chihuahua. No se tiene más información.

A Jesús Mejía Lechuga, conductor de "A primera hora", en Veracruz, se lo tragó la Tierra el 10 de julio del 2003. Se presume que el periodista fue secuestrado por las denuncias que hizo en contra de Guillermo Zorrilla Pérez, diputado del PRI. Curiosamente, su desaparición fue después de entrevistar al dirigente del Comité Municipal del mismo partido, Alfonso Alegretti. Fue hasta cuatro años después de la desaparición del comunicador, cuando la Fiscalía Especializada en Delitos contra Periodistas en Ejercicio de su Profesión de Veracruz, informó que "las investigaciones de Mejía se encuentran aún en la Agencia del Ministerio Público de Martínez de la Torre, bajo la averiguación 641/2003". Cabe señalar que uno de los presuntos sospechosos de la desaparición del periodista, fue ejecutado meses después.

El reportero de "El Imparcial", Alfredo Jiménez Mota, se esfumó el 2 de abril del 2005 en Hermosillo, Sonora. Él era un especialista en temas de seguridad pública y narcotráfico. Por cierto, Jiménez publicó en enero, del mismo año de su desaparición, un reportaje titulado "El poder de Los Tres Caballeros", donde relataba nombres y acciones de tres integrantes del Cártel de Sinaloa, dedicados en Sonora a transportar grandes cantidades de droga, y revelaba sus vínculos con la organización sonorense Los Números.

El caso se encuentra en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEITA/031/05 por los delitos de privación ilegal de la libertad en contra de quien resulte responsable; está en manos de la Subprocuraduría de Investigaciones Especializadas en Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República.

El 8 de julio del 2006, en Monclova, Coahuila, desapareció Rafael Ortiz Martínez, reportero del diario "Zócalo". Las líneas de investigación se han abocado a su vida personal y no así al ejercicio profesional. No obstante, fuentes periodísticas en Coahuila han señalado como posible móvil de la desaparición de Rafael al crimen organizado del que días antes había recibido amenazas.

José Antonio García Apac, editor de "Ecos de la Cuenca" (en Tepalcatepec, Michoacán), fue visto hasta el 20 de noviembre del 2006, en un lugar conocido como La Ruana, saliendo de Tepalcatepec, hacía Morelia. Sus hijos recibieron una última llamada desde su celular, cuando escucharon que alguien le ordenó "bájate" y él dijo "voy a colgar".

Apac desapareció junto con su camioneta que tampoco ha sido localizada. Desde aquella fecha dos personas relacionadas con él han sido asesinadas. De Antonio Apac nada se sabe. Su esposa e hijos lo siguen esperando. Rosa Isela va cada ocho días al Ministerio Público para ver si tiene alguna noticia de su esposo y la respuesta es la misma: nada. La PGJE declinó la competencia en abril de 2007 a la PGR, la cual desde julio del mismo año, solicitó la reserva del expediente.

El 20 de enero de 2007, Rodolfo Rincón Taracena, de "Tabasco Hoy", desapareció, curiosamente, el mismo día en que publicara información relacionada con una banda del crimen organizado que se dedicaba al robo de cajeros automáticos. Días antes, el comunicador había realizado una investigación relacionada con el narcotráfico, y un trabajo sobre una banda de ladrones de cajeros automáticos, cuya casa de seguridad fue descubierta por la procuraduría estatal, gracias a la información que les brindó el periodista.

El 28 de febrero de 2010, la PGJE dio a conocer la conclusión de la investigación, argumentando que los restos del periodista habían sido localizados, aunque científicamente no se pudo comprobar que eran de él. Solo se basó en el dicho de personas sujetas a proceso por delitos contra la salud, quienes refirieron el destino final del periodista. Tampoco se ha consignado a los responsables ante un juez.

Se supo de Gamaliel López, reportero de Tv Azteca Noreste, hasta el 10 de mayo de 2007, en Monterrey, Nuevo León. El 13 de mayo, familiares denunciaron la desaparición y la policía ministerial inició las investigaciones. Durante seis meses cubrió la presencia del Ejército en la entidad a causa de la violencia desatada en la región, realizó los retratos de presuntos homicidas, hizo públicos dos mensajes de un narcotraficante y acababa de empezar una crónica para denunciar prácticas de algunos funcionarios públicos.

Pero Gamaliel no desapareció solo. Otro desaparecido: Gerardo Paredes Pérez, también de Tv Azteca Noreste. Camarógrafo. El 10 de julio de 2008 Alfonso Tejada, director editorial de la redacción de TV Azteca Noreste, manifestó: "no hemos recibido ningún mensaje de los periodistas y la policía ha dicho que no tiene indicios de su paradero". Además, la procuraduría estatal les informó que el Grupo Antisecuestros había abandonado el caso. Debido a las severas dilaciones y omisiones en la integración de la investigación ministerial, la CNDH emitió la recomendación 059/2008, el 28 de noviembre de 2008.
A su vez, Mauricio Estrada Zamora se esfumó el 12 de febrero del 2008, en Apatzingan, Michoacán. La principal línea de investigación apunta hacia un servidor público del ámbito federal, aunque se ha hecho muy poco para su localización y comparecencia.

A María Esther Aguilar Camsibe, de "Cambio de Michoacán", se la tragó la Tierra el 11 de noviembre de 2009, en Zamora, Michoacán. Esther publicó antes de su desaparición un artículo sobre un caso de abuso de autoridad que implicaba al director de Policía y Tránsito de Zamora, el teniente Jorge Arturo Cambroni Torres, quien poco después fue destituido de sus funciones.

Y este 2010, el reportero Ramón Ángeles Zalpa, también de "Cambio de Michoacán", desapareció en Paracho, Michoacán. Cabe señalar que recientemente había cubierto el ataque de un grupo armado contra una familia indígena.

También este año, Evaristo Ortega Zárate, director del "Semanario Espacio", se esfumó. Se encuentra desaparecido desde el pasado 20 de abril, luego de enviar varios mensajes de texto a su familia, desde la ciudad de Xalapa, en los cuales aseguraba haber sido "detenido" y subido aparentemente a un vehículo policiaco. Ortega, quien también era precandidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la alcaldía de Colipa, se trasladó el martes a Xalapa, donde seguía de cerca el proceso de designación de candidatos de ese instituto político. Alrededor de las 13:00 horas, Irene Ortega, hermana del periodista, recibió en su celular tres mensajes en los que Evaristo le decía: "Avísale a todos", "Nos llevan en patrulla hacia Veracruz", "Nos llevan detenidos". Irene marcó al número de su hermano. De manera muy breve y antes de que se cortara la comunicación, éste alcanzó a pedirle que diera aviso a las autoridades y a los medios; "hagan lo que tengan que hacer", le dijo. Las hermanas del reportero se movilizaron de inmediato, pidieron ayuda a periodistas de medios locales, se trasladaron al puerto de Veracruz y acudieron en persona a las instalaciones de diferentes corporaciones policiacas municipales, estatales y federales.

La búsqueda fue inútil.

A propósito, este sábado 7 de agosto, aproximadamente quinientos comunicadores marcharon del Ángel de la Independencia a la Secretaría de Gobernación.

A su llegada, frente a la puerta de la dependencia se colocaron mantas y fotografías manchadas de rojo, en protesta por las agresiones que ha sufrido el gremio, como lo son secuestros, desapariciones y asesinatos.

A PERO LOS PANISTAS DICEN QUE EN VENEZUELA SE VIVE EN PELIGRO !!

Desde que llego el panismo han asesinado a periodistas como nunca eso si es un país con miedo

Las tonterias que dice el presidente pirata YA SABEMOS QUE A USTED LE VALe LAS MAS DE 22 MIL MUERTES EN TODO EL PAIS


Me quita el sueño el café, no el narco: Calderón

En una entrevista con CARACOL RADIO, Calderón se atrevió a bromear sobre la situación que enfrenta el País y dijo que lo que "básicamente" le quita el sueño, es el café.

Lo dijo de visita a Colombia, donde es muy popular el café.

Lo dijo de visita a Colombia, donde es muy popular el café

ASI LA SANGRE FRIA DE ESTE TIPO